VACACIONES DE VERANO PARA MÍ…

Photobucket

Público, lectores, amigos, familiares, coleguitas, allegados… en definitiva, las cuatro personas que me leéis, con este post, doy por comenzadas mis vacaciones de verano.

¿Por qué hoy? Pues porque se produce la primera excursión de playita + musiquita hacia el festival Low Cost en Benidorm. Después vuelvo a trabajar pero, asumámoslo, con la neurona al 70% en plena cocción urbanita y con los ojitos puestos en el grueso de las vacaciones. Así que, desde hoy hasta septiembre, pienso descansar a lo bruto, poner los pies en alto, echarme siestas faraónicas y rellenarme de nuevo de energía, chascarrillos, historias, anécdotas e información, para afrontar la nueva etapa bloguera con velocidad de crucero elevada.

A partir de Septiembre, más. Volveré con los estrenos y mis retrasos, con las críticas de mercadillo y con algún reportaje de esos kilométricos e ilegibles que estoy preparando con mucha calma. Comprobaremos juntos si la industria del cine patria cae a niveles medievales o resurge de sus cenizas, si las salas de exhibición nos cargan la subida del IVA o se la tienen que comer con patatas, si James Cameron inventa el 4D con Odorama y si Rajoy responde una pregunta de periodista. Grandes incógnitas.

Como sé que ya vengo retrasándome con los pre-puntos de estrenos, os voy a dejar una pequeña lista de lo que no pienso perderme en veranito. Unas cuantas películas que, a modo de cuaderno Santillana, son obligatorias para todo cinéfago blockbustero atemporal que se precie. Un puñado de diversiones aptas para combinar con mojito, sombrilla y moreneo.

Los jitazos heitorianos son.

EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE

20 de Julio.

Cita obligada el remate de la trilogía sobre la figura del murciélago a cargo de Christopher Nolan. Ésta ya la he visto y no descarto (ni confirmo) que a pesar de mis pretensiones de descanso mental, me arranque con una crítica.

A modo de resumen, os cuento que no me ha gustado tanto como la segunda pero eso, hasta cierto punto, era previsible, ya que “El caballero oscuro” es una jodida obra maestra. El cruce perfecto entre el universo heróico de DC y el thriller policial. Una cinta magistral cuyos méritos no consigue alcanzar del todo este broche final.

De todas formas, tiene un montón de buenos argumentos, como no podía ser menos en un film de los Nolan brothers. Un villano consistente, una Catwoman sensual y adaptada al universo creado en las dos películas anteriores (quizá demasiado), gadgets, persecuciones, intriga y un conseguido punto y seguido.

Los puntos negativos, en la crítica, si es que llega.

PROMETHEUS

3 de Agosto.

Riddley Scott se atreve a meterle mano a uno de los pilares de la ciencia ficción y el terror espacial moderno, que él mismo comenzó hace ya 33 años. Un personaje icónico de la historia del cine, como es el Alien surgido de la imaginación de H. R. Giger que dio lugar a una cuadrilogía que continuaron directores de renombre como James Cameron, David Fincher y Jean-Pierre Jeunet.

Después haber agotado la mítica confrontación entre la raza alienígena letal y la teniente Ripley, Scott se sumerge en los orígenes del mito, contándonos cómo empezó todo y resolviendo misterios como el del “Navegante”, aquel enorme fósil que encontraban los tripulantes de la Nostromo antes de empezar a caer como moscas.

Michael Fassbender, que está metido en todos los fregaos, Noomi Rapace, que después de hacerse famosa con su Lisbeth Salander comienza a abrirse un importante hueco en Jolibú y la siempre espectacular Charlize Theron, encabezan el plantel actoral de esta esperada secuela que  contará, seguro, con tantos admiradores como detractores. Es lo que tiene acercarse a los iconos del cine.

¿La próxima aventura de Ridley Scott será construir la precuela de “Blade runner”? Habrá que verlo.

BRAVE

10 de Agosto.

La próxima aventura de Pixar. Una historia, por fin, original, después de que nos hubieran regalado “Toy story 3” y “Cars 2” y antes de abordar la precuela de “Monstruos S.A.” y “Buscando a Nemo 2”. ¿Se quedan los reyes de la animación actual sin ideas o, de nuevo, los jerifaltes están interfiriendo en la independencia creativa de la casa?

Pese a todo, pocas veces fallan estos genios del pixel y las grandes historias y ahora llaman a la puerta con una historia feminista y épica, con una pelirroja guerrera de las Highlands dispuesta a todo por conseguir un trato igualitario por parte de la tribu y de su padre, el mandamás del poblado.

Fantasía, espada, brujería y, como ya he dicho, mucha épica, en una nueva cita con la animación de calidad.

ROCK OF AGES

10 de Agosto.

Para esta cita, no tira tanto mi vena cinéfaga como la melómana. ¿Un musical con clásicos del Rock and Roll y un Tom Cruise desmelenado emulando a un divo del Metal, desgañitando agudos lascivos junto a Catherine Zeta-Jones, Russell Brand, Alec Baldwin y Mary J. Blidge? Dónde está la taquilla que me la compro ya.

Seamos serios, la peli tiene un público definido. Te tienen que gustar los musicales, te tiene que gustar el rock y metal clásico, te tienen que gustar los argumentos sencillitos y la comedia romántica… vamos, un montón de supuestos que, de no cumplirlos, te pueden sacar de la película en un santiamen.

Por mi parte, suscribo todos esos y alguno más, así que no perderé la oportunidad de acercarme con mis mallas de leopardo y las uñas pintadas de negro a esta adaptación a la pantalla grande de un musical que se ha recorrido medio mundo.

Long life to Rock and Roll.

EL LEGADO DE BOURNE

15 de Agosto.

Otra continuación de saga que podríamos etiquetar como prescindible. Las tres aventuras anteriores del desmemoriado agente especial, a cargo de Doug Liman, la primera y Paul Greengrass las fantásticas secuelas, construyeron una gran historia de espionaje, proyectos secretos gubernamentales y venganzas. En ese punto, tanto Greengrass como Matt Damon dieron por concluido el personaje y ahora, hacen un Bourne sin Bourne.

Pues, quien lo iba a decir, el resultado tiene muy buena pinta. Las ramificaciones del proyecto Treadstone pueden resultar interesantes y hay nuevos agentes con el mismo tipo de amnesia dispuestos a dar por el ojete al estamento gubernamental usamericano. Esta vez, con la jeta de Jeremy Renner, que se está especializando en personajes de acción después de aparecer en la nueva de “Misión imposible” y de dar vida a Ojo de Halcón en “Los Vengadores”.

Habrá que ver si mantiene la acción desenfrenada de las anteriores y consiguen avanzar en la historia sin caer en la gilipollez. Dura tarea.

EL ALUCINANTE MUNDO DE NORMAN

24 de Agosto.

En el mundo del cine, en general, en el de la animación, en particular y en el del “stop motion”, en tiquismiquis, hay una pregunta que pululará de taberna en taberna por los siglos de los siglos: ¿”Pesadilla antes de navidad” es más de Tim Burton o más de Henry Selick”?

Si tu respuesta es quién carajo es Henry Selick, quizá no estés metido en la discusión. Para los demás, siempre nos quedará la duda. Es verdad que “La novia cadáver” se parece mucho a la primera y que el mundo de Pesadilla es profundamente burtoniano, pero también es cierto que películas como “James y el melocotón gigante” o “Coraline” son una delicia.

El caso es que nos llega la nueva creación de Selick, con ese mundo fantasmagórico pero divertido, esta vez con Norman como protagonista, un chaval con capacidad para ver a los espíritus que tendrá, cómo no, que salvar al mundo. Otra muestra del talento creativo de este director con mundo propio.

LOS MERCENARIOS 2

Si en la primera parte nos sobrevenía el subidón subidón al ver juntos en pantalla a cachitas como Sylvester Stallone, Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger, en esta nueva entrega de bíceps y testosterona, tenemos el aliciente de papeles extendidos para tito Willis y el Chuache y las flamantes incorporaciones de Jean Claude Van Damme y el tipo duro por excelencia, el mismísimo Chuck Norris.

¿Qué más se puede pedir? Está claro que es difícil que encontremos otra película con más rijostios, explosiones y luxaciones por centrímetro de celuloide y es un bonito regreso al pasado, cuando estábamos en el instituto o en el colegio y nos escapábamos a ver las últimas fantasmadas de los grandes de la acción. Aquí están, con más botox, achaques y arrugas pero la misma espectacularidad. Puro palomiteo.

Fenomenal para desconectar aún más el cerebro y disfrutar del aire acondicionado de una sala oscura, para luego discutir los mejores pimpampúm con una birra en la mano. Eso es el verano, amigos.

Y esto es todo, amigos. Que disfrutéis del verano, la playa, el solete, las carnes al aire y las vacaciones. Yo, pienso hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.