UN PUENTE HACIA TERABITHIA

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

¿Qué sería ahora mismo de Disney sin Pixar? Pues seguramente una empresa errática, una especie de anciano que se sienta a recordar glorias pasadas pero que es incapaz de volver a dar un brillo pretérito, que se apaga poco a poco. Sus últimas películas de animación no han funcionado en taquilla y la gran mayoría de las de acción real son pasto de la televisión.

Aún así ayer por la noche, nos decidimos a echarle un vistazo a la última producción de la factoría de sueños que ha pasado por la cartelera, “Un puente hacia Terabithia”. El resultado fue más bien malo, la impresión de que estaba viendo un telefilm ligeramente camuflado por actores resultones y algunos efectos especiales pasados de moda. Una peli sosa, con moralina, de esas de las que Disney trata de huir desde hace algunos años.

Quizá parte de esta forma de pensar viene motivada porque lo que vi no era lo que me esperaba. Los trailers que había visto hacían pensar en una aventura tipo “Las crónicas de Narnia” o la aún por estrenar “La brújula dorada”, pero nada más lejos de la realidad. Al final se queda en un subproducto a medio camino entre varios puntos, una trama en tierra de nadie que es difícil que contente a ningún tipo de público. Algo a mitad de camino entre las películas de institutos/colegios, el drama familiar, las aventuras en pandilla y una historia fantástica.

La historia es la de un chaval, de familia numerosa y pocos recursos económicos, que asiste al un colegio donde no tiene demasiados amigos. Todo cambia cuando una chica recién llegada a la ciudad empieza a hacer migas con él, llevándolo, con su gran imaginación, hacia un mundo imaginario de fantasía. Dicho mundo lo van construyendo a partir de las vivencias en el mundo real, pero sin perder jamás de vista que todo es un juego y esto es lo que más separa esta historia de los universos tipo Narnia.

El problema es que hacia el final la película se vuelve absurdamente lacrimógena, sin demasiado sentido, llegando a un final con moraleja bastante pillado con pinzas, de los que tanto adolece Disney.

Lo único que me gustó de la película es la pareja protagonista, dos chavales que, si logran caminar por un sendero coherente, puede que oigamos hablar de ellos de aquí en adelante. Él es Josh Hutcherson y hasta ahora lo habíamos visto en “Polar Express” o “Zathura: una aventura espacial” y ella es Anna Sophia Robb, la repipi mascachicles de “Charlie y la fábrica de chocolate”. Aparte de ellos es curioso ver en una película como esta a Robert Patrick, el Terminator de metal líquido de “Terminator 2”, quizá con el rumbo de su carrera algo perdido.

En fin, espero que John Lasseter, cabeza visible de Pixar y ahora encargado de llevar a buen puerto la sección de animación tradicional de Disney, consiga llevar a esta empresa de vuelta por la senda de los triunfos o dentro de unos años recordaremos a la compañía del tío Walt tan solo por sus parques de atracciones.

5 thoughts on “UN PUENTE HACIA TERABITHIA

  1. Pues la tengo para ver y con esperanzas de que al menos me entretenga… Me gusta la idea de pasar del mundo real y meterse de lleno en el de los sueños…

    Ya os contaré cuando la vea…

    Un abrazo.

  2. Harry Potter destapó la caja de las películas basadas en libros infantiles. Yo ahora me estoy leyendo los libros en los que se basa “La brújula dorada” por recomendación de una amiga. Según se ve en los trailers no tiene mala pinta. Esta y la de Narnia no las he visto.

  3. Una verdadera pena que este film no resulte atractivo ya que creo que éstas películas rescatan muchas veces nuestro vínculo con aquel cine de la infancia.Otra vez será. Saludos!

  4. A dos meses escasos de ser aita, osea… padre, he de confesar que me aterra eso de tener que ver unas cuantas peliculas de disneyq ue siempre me parece muy politicamente correcto y aburrido.

    Reparito 2.07

  5. Tony: ya contarás, pero no se yo si triunfará…

    Otro de Sanci: pues sí, la de la brujula pinta mejor. Esa seguro que cae en el cine.

    Budokan: bueno, salen muchas otras que rescatan el espíritu, y si no siempre está el poder rescatar las que nos gustan en dvd.

    Reparito: espero que tu churumbel nazca con gran gusto por el cine y te exija solo ver las realmente buenas. Tu vete repintiéndole la palabra Pixar en plan subliminal.

    Saludos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.