UN CADAVER A LOS POSTRES

 

Tarde-noche de un domingo de noviembre, un momento perfecto para quedarse en casa bajo una manta, viendo una peli antigua, de esas que has visto hace demasiado tiempo y de las que tienes un gran recuerdo. Buscamos y elegimos una comedia de 1976: “Un cadáver a los postres”.

El resultado es que te acabas partiendo de risa mucho más de lo que recordabas. Diálogos ingeniosos, situaciones absurdas, personajes caricaturizados… vamos, que el que como yo sea un amante de las películas de los hermanos Marx, o de Mel Brooks en sus años geniales de “El jovencito Frankenstein” tiene una hora y media desternillante garantizada.

El argumento es una sublime parodia de las novelas y películas de género negro al estilo Agatha Christie. Una serie de personas reunidas en una mansión, un asesinato y un detective sagaz que resuelve el misterio. En este caso un millonario reúne en su mansión a los mejores detectives del mundo y los reta a que descubran al culpable de un asesinato que aún no se ha realizado.

Todo esto es llevado a cabo por un plantel de actores impresionante. David Niven, el elegante inglés que interpretó a Phileas Fogg en “La vuelta al mundo en 80 días” hace del típico detective ricachón que resuelve crímenes por diversión. Peter Sellers, el inspector Closeau de “La pantera rosa” el de un detective chino. Peter Falk, hiperconocido por la serie “Colombo” interpreta a una especie de Bogart de vuelta de todo. Elsa Lanchester, la novia de Frankenstein de la famosa secuela es una parodia de la señorita Marple. James Coco, este menos conocido, parodia al inspector Poirot. Truman Capote, escritor al que dio vida en las pantallas Philip Seymour Hoffman hace bien poco, encarna al extravagante millonario. Alec Guiness, el mítico Obi Wan Kenobi de “Star wars” es el mítico y desternillante mayordomo.

En fin, al margen de una lista de nombres, es una comedia que todo el mundo debería ver al menos una vez, con escenas y diálogos que hacen historia, y giros de guión inesperados.

En algo le tengo que dar la razón a mi padre (y esto es un tremendo sacrificio, jeje)… y es en que este tipo de películas ya no se hacen.

2 thoughts on “UN CADAVER A LOS POSTRES

  1. Que suerte! Otros llegamos al avión con la lengua fuera (media hora larga para facturar) y sin tiempo para comer nada (acabe “comiendo” en casa a las 6). Pero bueno, la semana mereció la pena. Muchas gracias por todo chicos (y chicas). Sois unos grandes anfitriones. Y antes de que digas nada, no! no se cuando voy a estar de vuelta.
    PD: “En estas navidades….” 🙂
    PD II: Ningún cometario de la peli, lo se. Para esto quieres que abra un blog?

  2. Bueno, lo que mas me gusta del comentario anterior es…en estan navidades……nana …nana…nanana…jajaj . Ahora en serio , un placer tenerte en casa . Sobre la peli , pues he de decir que mi intencion era dormirme a los 5 minutos como hago habitualmente , pero esta vez no lo hice …porque es que la peli merecia un sacrificio por mi parte . Muy divertida , dinamica , nada aburrida y …en fin, una parodia genial , todos estan como una cabra ; me sorprendió un monton .
    Firmado , una no-cinéfila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.