TÚ LA LETRA Y YO LA MÚSICA

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Hay géneros, tanto en el cine como en la música, que están totalmente devaluados, aunque cumplan su cometido. La función de una película de terror es asustar, la de un thiller de suspense, mantener en vilo al espectador y la de un drama conmover. En general, si vemos uno de estos géneros y nos provoca lo que hemos ido a buscar, nos sentimos satisfechos. Pero con una comedia romántica, aunque cumpla la función de hacer reír y conmover a partes iguales, siempre pensaremos que estamos ante una película menor.

Pasa tres cuartos de lo mismo con el género pop en la música. En general, los grandes entendidos consideran a este género como fútil, simple y sin empaque, a pesar de que The Beatles sean considerados como uno de los mayores grupos de la historia y a su vez sean padres de la música pop, con canciones simples y fáciles de escuchar (¿o me diréis que “she loves you yeh yeh yeh” tiene un mensaje profundo?).

Pues esta película trata fundamentalmente de eso. Es una comedia romántica, consciente de sus limitaciones pero bien desarrollada. Con un actor (Hugh Grant haciendo de Hugh Grant) en un papel que le viene como anillo al dedo, con un papel autoparódico pero muchas veces desternillante, con momentos muy divertidos (atención a los títulos de crédito, con un videoclip que consiguió arrancarme unas cuantas carcajadas) y con canciones pop pegadizas, muchas de ellas compuestas por Adam Schlesinger, uno de los compositores del grupo “Fountains of Wayne” y de la conocida canción “That thing you do!” de la película de Tom Hanks “The wonders”.

Un antiguo ídolo de masas de un grupo pop (llamado Pop, y con una estética muy similar a los Wham de George Michael) de los 80, llamado Alex Fletcher, se encuentra hoy en día medio olvidado por el gran público (¿Quién se acuerda de cómo se llamaba el otro miembro de Wham?), paseando su antigua fama por festivales de tres al cuarto y actuaciones para antiguas fans, ahora cuarentonas. Pero tiene la oportunidad de volver a lo alto de las listas cuando es seleccionado por la mega estrella adolescente Cora Corman (más grande que Christina Aguilera y Britney Spears juntas según el agente de Alex) para escribirle una canción. El problema es que él siempre se ha encargado de la música, y no tiene ninguna aptitud para llenarla de palabras. Ahí es donde entrará Sophie Fisher (Drew Barrimore), la chica hipocondríaca que le riega las plantas y poseedora de un don para la rima fácil.

Así comienza una carrera contrarreloj por lograr la canción que lance de nuevo al artista al número 1 de las listas, con el consabido flechazo entre los dos protagonistas, los malentendidos, las situaciones hilarantes y el final feliz que el género requiere.

Hugh Grant se mueve como pez en el agua en un personaje que ha ido labrando comedia a comedia, de los que caen simpáticos por el aire torpe y tímido que destila, llenando con facilidad todos los planos en los que sale. Por el contrario, Drew Barrimore se encuentra algo perdida, quizá debido a un personaje menos trabajado y eclipsado por el del cantante, que lleva todo el peso de la trama.

Efectivamente, se dan aquí todos y cada uno de los mandamientos de la comedia romántica y no nos trae nada nuevo… pero funciona, y hace que salgas del cine con una sonrisa en los labios. Y eso ya es todo un triunfo.

 

6 thoughts on “TÚ LA LETRA Y YO LA MÚSICA

  1. Yo suelo huir de todo lo que lleve la palabra “romántico”, pero hay alguna de estas comedias que me han gustado, la de Notting Hill sin ir más lejos, a pesar de que la manera en la que empiezan liándose es muy precipitada.
    El otro de Wham es Andrew Ridgeley, pero yo no lo sabía, solo le he rezado a San Google.
    That thing you do!, lo rayada que tiene mi hermano esa banda sonora.

  2. jOOOO!!! Yo queía verla…. Me encanta Hugh Grant, y en general no me gustan las comedias románticas, pero cuando actúá él, me resulta inevitable no queres verla. LE AMOOOO!!!

  3. Otro de Sanci: jeje, buscar en internet es trampa!! En cuanto al romanticismo en las películas, suele ser diferente si es el único argumento o es un ingrediente más a añadir al guiso. Yo reconozco que soy bastante romántico, y no me cuesta nada ver este tipo de pelis.
    Irene: Pues si te gusta el bueno de Hugh, no te pierdas esta película, porque debe salir en el 90% de las escenas.

  4. Alfredos: Bueno, ya sabeis lo que dicen… para gustos están los colores. La diversidad de opiniones y de gustos es lo que da alas al cine. Ya me dicen mis amigos que a mi me gusta todo, jeje, es algo exagerado, pero sí que no le hago ascos a ningún género.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.