SWEENEY TODD

Photobucket

Me cuesta horrores hacer esta crítica. Llevaba esperando “Sweeney Todd” desde la primera vez que oí el rumor de que mi director fetiche iba a llevar la historia del sangriento barbero al cine, así que las expectativas por mi parte eran muy altas. En toda la carrera de Burton tan sólo había considerado que había metido el zueco en dos ocasiones. La primera con la insoportable “La gran aventura de Pee-Wee”, su primer largometraje al servicio de un excesivo personaje de la TV usamericana. La segunda, con “El planeta de los simios”, una producción de encargo que intentaba rematar de forma distinta una película con uno de los finales más redondos de la historia del cine. Ambos, filmes poco tenían que ver con la imaginería propia del director.

Esta vez, el tema le iba al pelo. Un inocente barbero es encarcelado injustamente por un despiadado juez para poder arrebatarle a su mujer y a su hija. Cuando el protagonista regresa a Londres al cabo de los años, descubre que su mujer ha muerto y su hija se halla prisionera del magistrado. A partir de ahí tramará una venganza contra el juez, y por extensión, contra el género humano, junto con una repostera que está enamorada de él y le ayudará a deshacerse de los cadáveres elaborando unas sanguinarias empanadas.

La historia se narra a través de las canciones del musical, en un Londres oscuro, donde sólo los flashbacks que muestran la alegría de Sweeney Todd antes de ser encarcelado y la cuantiosa sangre que mana de sus víctimas, ponen la nota de color en una fotografía estupenda. Esta oscuridad, unida a un excelente diseño de producción y de vestuario otorgan a la película un ambiente muy logrado, sin embargo, prácticamente es ahí donde acaban las bonanzas de la cinta.

La historia apenas cuenta nada, es lenta y repetitiva, como si fuera una sola idea general la que Burton tuviera en la cabeza y no fuese capaz de desarrollarla. No conozco el musical original, aunque he leído que permanece bastante fiel al mismo, sin embargo, el teatro y el cine transmiten sensaciones de forma muy diferente y, desde luego, tal como está contada la película, no logra transmitir ni una sola emoción.

Por si la historia central no bastase para ralentizar el tempo de la narración, asistimos a la historia romántica más sosa del universo, que protagonizan los dos personajes adolescentes, de los que acabó dándome exactamente igual si acababan juntos o no, pues exhibían la misma química entre ellos que una pareja de toallas a juego.

Los papeles de Sacha Baron Cohen y Alan Rickman están bien, pero son meramente testimoniales pues no están demasiado tiempo en pantalla. Por su parte, Helena Bonham Carter está correcta, pero quizá no está a la altura en cuanto a capacidad vocal se refiere, llevando sus canciones como buenamente puede, aunque sin llegar a destacar negativamente.

El que sí está inconmensurable, como casi siempre, es Johnny Depp, que a estas alturas ha demostrado que es uno de los mejores actores de su generación y compone una nueva joya con cada nuevo personaje que interpreta. Su creación del barbero es una muestra del equilibrio perfecto entre histrionismo y contención. A ratos paródico, otros triste, otros de una furia incontenible y otros de una teatralidad prodigiosa. Es el maestro Depp el que hace ganar a “Sweeney Todd” varios enteros y la salva de un posible desastre.

En fin, todos somos humanos y en algún momento tenía que pasar. De todas formas confío en que Burton consiga hacerme soñar de nuevo con su próxima película.

Leer critica de Sweeney Todd en Muchocine.net

14 thoughts on “SWEENEY TODD

  1. Yo la verdad es que los musicales en plan soberbios no me van demasiado y este tenia mucha pinta de serlo…. por otro lado me cansa la fotografia de burto. Ok es excelente pero de repetitiva al final cansa… podra hacer algo este hombre un dia sin usar el negro? Incluso hubiera sido curioso ver como se lo montaba con Superman en su dia….

    De todos modos sigo admirando Sleepy hollow hasta el punto de que teniamos un cuchillo de cocina que se llamaba asi…. jejejeje….

    Reparito 2.08

  2. Menos mal que Tim no te visita en el blog o le darías un gran disgusto.

    No voy a ser el abogado del diablo pero te informo que se han cargado algun número del musical original así que encima le tienes que dar las gracias. Pero claro, no cuento, soy fan de los musicales (esto no se lo cuentes a nadie) así que era fácil de convencer…

  3. Reparito: jeje, venga, de acuerdo que Burton usa la fotografía negra en las pelis como un arma fundamental, pero no en todas! Ahí están Charlie y la fábrica de chocolate o, mi preferida, Big fish, donde todo es más luminoso.
    Y después de decir lo del negro me cuentas que eres fan de Sleepy Hollow??? Hayquevé…

    Balel: OK, Stop.

    Ana: ¿Que Tim no visita mi blog? Ahora el disgusto me lo llevo yo.
    Si ese es el problema, yo también disfruto con los musicales un montón. Pero es que este no tiene casi ni historia… Estoy seguro que si se lo dan a Baz Luhrmann monta una juerga del quince.

    Saludos.

  4. Baz Luhrmann puede ser peligroso… ¿has vsito el montaje que hizo de La Boheme? Buscalo en internet, es una pasada pero todo es extrañamente familiar…

    Veo al barbero con el cartel de Love sobre su tienda…

  5. Con lo que a mi me gustan los musicales y viendo la crítica que has hecho estoy deseando verla… ¡uy! me he dejado activado el modo irónico.
    Pues a mi me gusta más el planeta de los simios que Mars Attacks. Y Big Fish también es mi favorita, me hizo descubrir cosas como que los loros en África hablan de todo menos de religión.

  6. Heitor, hombre, si le hace esto a su director amado, qué no le hará a Uwe Boll XD.

    Con lo bonita que es la peli si le quitas un par o tres de números musicales y la pareja coprotagonista…

    …Aunque a lo mejor, “bonita” tampoco es la palabra.

    ¡Saludos!

  7. Ana: puede ser, puede ser… a veces es demasiado excesivo. Veremos que tal su nueva peli australiana.

    Otro de Sanci: buf, si encima no te molan los musicales entonces olvídate… imagina que Burton no ha sacado nunca esta película.

    Masé: eso, lo mejor es que cada uno juzgue. A lo mejor a ti te encanta y entonces nos tiraremos una noche discutiendo sin parar. Ganaré yo, por supuesto… jeje.

    Plissken: Le quitas dos o tres números musicales, la pareja coprotagonista, le cambias la historia, le das más atención a otros puntos… y sí, tendríamos una peli completamente distinta, jeje.

    Saludos.

  8. Miedo me da ver la película…. Si un especialista en Tim Burton dice lo que dice……
    Es broma, no puedo leer tu crítica hasta que vea la peli, haga la mía, saque mis propias conclusiones, pero mi marido (el de la verborreo inagotable) me ha dicho que la pones mu malamente.

    Un besito, amigo Pan.

    Scarlett

  9. Vaya, compa Heitor, y yo que había leido por ahí que le había quedado la mar de maja al amigo Tim. En fin, ya se sabe, aquello de los gustos y los colores, con que tanto me repito (pero es que es así, desde luego que sí).

    Un fuerte abrazo (y buen fin de semana).

  10. Scarlett: Esta crítica tuya sí que la espero con curiosidad. Ten por seguro que me la leeré de cabo a rabo y opinaré al respecto. Y dile al verborréico que se deje caer por aquí y me deje sus conclusiones!!

    Manuel Marquez: Desde luego, lo de los gustos y los colores es la norma básica del cine. Habrá quien disfrute tanto con la puesta en escena y las canciones que se deje llevar de buen agrado, pero a mí no me sucedió.

    Saludos.

  11. Q horror de pelicula, superdeacuerdo con la definicion de idea enclaustrada que no a ningun lado… Gran decepcion, mi critica? nadie deberia perder dos horas en el cine viendo eso… ni siquiera en casa…

    Lo unico bueno Sacha Baron Cohen, y lo pierde todo en el doblaje…

    En fin, como dice Heitor, espero q Tim se recupere…

  12. Je je, desde luego eres mucho menos benevolente que yo con la película. Yo creo que dos horas en el cine se pueden perder, pues hay cosas mucho peores… lo que duele mucho más es perder los 7 euros de la entrada.
    Por cierto, Sacha en versión original sí que está muy gracioso. A ver si le dan el personaje de Freddie Mercury al fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.