SITGES 6 – THE WARD

Photobucket

Tras dormir un número de horas necesario para garantizar un mínimo de salud mental y de criterio, nos levantamos al día siguiente con la esperanza de que nuestra selección de títulos festivalero fuera mejorando con respecto al día anterior. Como ya habéis ido leyendo, tampoco tenían que ser películones, ni mucho menos, para que esto sucediera. Así que, cuando vimos que la primera de la lista, era el regreso tras las cámaras del insigne John Carpenter, tras cinco años de inactividad (exceptuando alguna incursión en la televisión), la barra de moral subió por lo menos hasta ¾ del total.

No tardaría en bajar de nuevo.

Posiblemente, junto con “Insidious”, “The ward” era la película más comercial que habíamos escogido de todo el festival, la menos arriesgada, con pasta suficiente como para que la factura fuera buena y un tipo tras las cámaras que nos había regalado joyas como “Halloween”, “La niebla”, “La cosa”, “Starman” o “Golpe en la pequeña China”. Pero chico, ni por esas. Estaba visto que nuestro criterio escogiendo era pésimo, ya que en nuestra lista previa había estado “Rare exports: a Christmas tale”, la ganadora del festival y la habíamos quitado por incompatibilidades horarias. Unos cracks, vamos.

Nos acomodamos entonces en la butaca y la pantalla nos empieza a contar la historia de una chica joven a la que le da por quemar una especie de granero y borrar el por qué de su memoria. Como piensan que está como una regadera, la internan en un pabellón psiquiátrico bastante particular, en donde se encuentra con un catálogo de chicas jóvenes que parecen salidas de un número de “Hustler”, pero con más ropa. Un puñado de clichés compuesto por la rebelde, la aplicada, la infantil, la pelota… si aún fuera una peli X, hubiera tenido su gracia. Pero no íbamos a tener esa suerte.

Así que, allí están las modelos locuelas, rodeadas y vigiladas por un personal sanitario con muy malos humos y un psiquiatra en jefe un tanto misterioso, cuando, oh cielos Leoncio, empiezan a ser acosadas y asesinadas por un espíritu que, tras alguna indagación rápida, parece pertenecer a una antigua paciente muy tocapelotas que recibió un escarmiento por parte del resto (los clichés que antes decíamos), que se salió un poco de madre.

El resto de la película, es un no parar de situaciones tan típicas que uno se pregunta si el guionista quiso optar a un Guiness (el premio, no la cerveza) por la hazaña de incluir en una sola película todas las escenas del manual de la película de terror comercial usamericana. Un no parar de persecuciones, sustos acompañados de aumento de volumen musical, diálogos absurdos, aspirantes a “scream queens” mostrando encantos (y no muchos, aunque salgan hasta en la ducha) y ese giro de guión final que podría haber firmado un niño de siete años con un poquito de imaginación.

Pero Carpi, ¿qué te ha pasado? ¿Es ya el desgaste propio de la edad, o había que llenar la despensa de latas de habichuelas y has aceptado lo único que te han propuesto? ¿Ha sido un bache momentáneo, como cuando uno lleva todo el verano sin jugar a basket y el primer tiro se le va a Cuenca? ¿Realmente dirigías tú o lo hacía un becario de la ECAM? ¿Te molesta que te llame Carpi?

Ahora sí que no teníamos escapatoria. Si hasta un artesano del género nos fallaba, el resto del festival había que plantearlo de otra forma. Desconexión del cerebelo, integración en el medio y a aplaudir las muertes como si fuésemos quinceañeros con exceso de red bull.

Pero, un momento. Puede que aún hubiera esperanza para estos pobres cronistas en proceso de zombificación. La siguiente cita era una película manga y, con lágrimas en los ojos, recordábamos aquel festival SyFy en el que una tremenda joya escondida llamada “Summer Wars” y dirigida por un japo loco, había salvado el día con una inusitada lección de cine. ¿Se repetiría la historia?

In japos we trust.

3 thoughts on “SITGES 6 – THE WARD

  1. Hola!!

    Permiteme presentarme soy Adriana, administradora de un sitio web, visité tu blog y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Adriana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.