SITGES 4 – THE DEAD

Photobucket

Bueno, por fin tenemos la colaboración especial de Iban, aportando calidad (por fin) a Nunca Jamás. Os dejo con su visión del primer film del maratón zombie.


Es de bien nacidos ser agradecidos, por eso tengo que empezar este post dando las gracias a Heitor, compañero de fatigas de Sitges, por prestarme un poquito de espacio en su blog para que de rienda suelta a mi creatividad y escriba sobre la siguiente película que toca comentar en este monográfico sobre el mejor festival de cine fantástico de España. Debo decir, en venganza por el comentario sobre el café que deslizó sibilinamente Heitor en su post anterior, que esto no es un acto de absoluta altruismo ya que el titular legítimo de este blog se acurrucó en los brazos de Morfeo y no dejo de “respirar fuerte” hasta que el último zombie africano apareció en pantalla.

Pero vamos por partes, me toca comentar el film que abría el, inicialmente, prometedor “maratón zombie”. Y digo inicialmente porque lo de prometedor se quedó finalmente en desolador por lo nefasto de los contenidos de esta vergonzante sesión.

Tras un olvidable prólogo en forma de monologo por parte de Berto, a la sazón colaborador de Buenafuente, la primera película que escupió la pantalla era una de zombies del Africa negra. Y el lector se preguntará, ¿qué propósito tiene sacar a los zombies de Londres, de un centro comercial o de un portal del Eixample barcelonés, para llevarlos al Africa subsahariana?, pues eso mismo me preguntaba yo, expectante, cuando apareció el gran letrero (grandísimo) de “THE DEAD” en la pantalla. ¿Crítica a la codicia del mundo moderno, a la explotación de continente negro, a los terribles problemas de desarrollo de Africa….?. La respuesta no tardo en llegar, aquello estaba más cercano a un episodio malo de “El ultimo superviviente” que a una película homenaje, así tuvieron el atrevimiento de presentarla sus directores, de George Romero.

Y es que los zombies en el cine se han caracterizado desde sus inicios por ser una metáfora, una representación de los males y miedos que asolan a las sociedades modernas. El maestro Romero representó las paranoias de la sociedad norteamericana de los 60, provocando que un pequeño universo de personajes se refugiase y defendiese del holocausto zombie en una granja (“Night of the living dead”). Esta fórmula se ha repetido para mostrar los abusos de la sociedad capitalista encerrando a los supervivientes en un centro comercial (“Dawn of the Dead”) o, incluso, la casa de Gran Hermano se ha convertido recientemente en refugio contra zombies en una brillantísima metáfora de la realidad distorsionada de la televisión en la producción británica “Dead Set”. En todos los casos, el contexto en el que se movían los personajes era el idóneo para entender su psicología y su forma de reacción frente al terror colectivo encarnado en el Apocalipsis zombie.

“The Dead” no cumple con ninguna de estas premisas. Es plana, carece de dobles sentidos, no hay interactuación entre los personajes y su contexto social. Se limita a narrar las desventuras de un marine norteamericano que sobrevive a un accidente aéreo en África que resulta que está infestada de muertos vivientes. El hombre, ayudado por un militar local que se encuentra en las mismas dificultades, camina por parajes preciosos escapándose de zombies que aparecen muy de vez en cuando porque, evidentemente, la sabana africana no es que esté muy poblada que digamos, por lo que el suspense y los ataques masivos de hordas de zombies, marca del género, brillan por su total ausencia.

Momentos absolutamente risibles como el rescate del bebe o la ausencia absoluta de química de los protagonistas no hacen más que hundir todavía más a una película absolutamente prescindible. Lo que no sabíamos es que los programadores de Sitges, pensando que los que acuden a un maratón a las 2 de la mañana tienen estómago para cualquier cosa, nos tenían deparada una sorpresa todavía más desagradable que esta película,… y no, no volvió Berto.

7 thoughts on “SITGES 4 – THE DEAD

  1. Leyendo esto, me alegro de haber estado dormidita en la camita en Madrid mientras vosotros “disfrutabais” de estos zombies jejeej

    Iban: puntuación filmaffinity de esta? Iguala a “Amer” (o Amber, como se llamará…)?

  2. Es cierto, yo me dormí de tal forma que lo único que pude ver fue un pequeño corto capicúa. Me sobé cuando por la pantalla se arrastraba un zombie nativo con una rodilla rota y me desperté con la misma imagen. ¿Qué había pasado en medio? Dada la lentitud con la que avanzaba el fulano y el tiempo que estuvo en pantalla, supuse que nada demasiado emocionante.

    Eso sí, en defensa de Berto, debo decir que no me desagradó su monólogo, quitando las horas, la horrible canción zombie que se marcó y el asqueroso trozo de pollo crudo que nos arrojó delante de las narices y que provocaba unas arcadas que no venían nada bien en aquel momento. Al final, salvé mi sueño lanzándole el trozo de carne a un tipo del festival que me miró con cara de pocos amigos.

    Una noche rara, fue.

  3. Hey, yo había escrito una semiparrafada de comentario. ¿A dónde fue?

    Bueno, pues sólo decir que fue una pena no poder dormir esta película como se merecía por culpa del frío que tenía como consecuencia del chaparrón joputa.

    Y que recordaré siempre este cúmulo de despropósitos llamado ciclo zombie por sus pésimos cortos, su pocomásqueaceptable monólogo, sus invitados gilipollas, el frío, la horrorosa selección de películas y la peste a putrefacción. Todo en primera fila, obligándome a girar mi cabeza 41º34’59” cada vez que quería leer los (afortunadamente pocos) subtítulos.

    Al menos fue nuestro primer contacto con “nuestro sitio en la cola” de los cines Retiro.

    En fin, que una puta mierda. Y no fue la peor del festival, y ni siquiera fue la peor del ciclo.

  4. Fue la peor maraton zombie que vi en Sitges.. esta peli de zombies en Africa “bonita fotografia” era lentisima, la 2a pelicula no tenia zombies era de espiritus!!! y la 3a la griega.. al menos te reias

    no entiendo tanto cuesta elegir 3 pelis zombies más o menos decentes para la maratón

    por no comentar lo asquerosos que estaban los baños del Cine Retiro.. sin agua en una maraton de 8 horas.. era los más zombie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.