SAW 3

Uala! Mi primera crítica… que nervios. Venga, hay que reponerse… como dijo Jimenez Losantos el primer dia que salió en antena: empecemos en plan destroyer.

Y como él, voy a empezar hablando de rojos. En este caso de roja, toda la sangre que sale en esta saga del asesino del Puzzle.

Cuando entré al cine, la verdad es que intentaba no esperarme demasiado. La primera me pareció inconmensurable. Con una estética increiblemente asfixiante, poquitos escenarios pero muy bien elegidos, un desarrollo que te mantiene atornillado a la butaca, la mitad de la sala sin poder despegar los ojos de la pantalla, y la otra mitad sacando la cabeza de debajo de la chaqueta muy de vez en cuando. Aunque la verdad es que, si leyendo el guión nos pudieramos imaginar que las imágenes van a estar plagadas de visceras y guarrerías varias, es más lo que se insinúa que lo que se muestra. Lo cual no se que es peor.

En fin, que si solo fuera eso saldríamos del cine pensando en que hemos visto una buena peli… hasta que vemos el final. Entonces lo que provoca es que salgamos del cine y no podamos parar de hablar, de retroceder hacia distintos puntos de la película y a ensalzar al guionista y director Malasio James Wan como nuestro último héroe.

Al año siguiente estrenan la segunda. Así que te lías la manta a la cabeza y vas a verla, por una parte esperanzado porque has visto algunas buenas segundas partes (tres o cuatro en toda tu vida) y por otro lado convencido de que la van a cagar. Pero no, tremenda sorpresa! Alejándose lo suficiente de la primera como para no ser una copia, y de nuevo con un final que hace que tu mandíbula golpee contra el suelo piensas que si acabasen aquí con la saga, sería la mejor del cine de terror.

Así que cuando transcurrido otro año, sacan la tercera, pues irremediablemente vas a verla, aunque sabes que esta vez no puede salir bien. Y esta vez tu lado pesimista tiene razón. Esta vez al guionista se le olvida algo bastante importante: el guión. La película se convierte en una sucesión de mini-videoclips en los que lo único que importa es ver si conseguimos una muerte más retorcida. Esta vez pasamos de insinuar, que eso es para nenas, y pasamos a los primeros planos de huesos triturándose o de líquidos viscosos. Y cuando intentamos elevar un poco la sensación con un nuevo final sorprendente… nos sale un churro que se ve venir de lejos. Se acabó la magia, se acabó la saga.

Pues bien, el tal James Wan no debe de pensar lo mismo, porque ya está escribiendo la cuarta. Así que solo me queda esperar que cambie de rumbo. Señor Wan, no se convierta usted en el nuevo Shyamalan.

Para finalizar, os dejo aquí la semilla. Como comenzo todo. El corto del que salió la idea. Una maravilla de 8 minutitos en el que está la esencia de Puzzle. Que solo lo vea el que tenga la sangre fría… aunque se cumple la gran máxima del terror: no mostrar, solo insinuar.

 

alt : undefined

2 thoughts on “SAW 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.