RATATOUILLE

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Vayamos con una película que vi durante las vacaciones y que me ha demostrado dos cosas. La primera, que Disney ahora mismo se sustenta gracias a Pixar y que con John Lasseter pululando por los estudios de animación tradicional de la Fábrica de sueños se puede confiar en que ésta recupere parte del brillo de antaño. La segunda es que ahora mismo hay un rey que observa desde su trono el mundo de la animación por ordenador en particular, y el amplio mundo de los dibujos animados (aquel que aparecía en “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”, donde Bob Hoskins tenía que vérselas con un montón de dibus locos) en general y que por el momento es muy difícil que sea destronado, aunque Dreamworks intente restarle protagonismo en una guerra sucia, realizando productos con la misma temática antes de que lo haga Pixar. Lo intentó sacando “Hormigaz” justo antes de que saliera “Bichos”, con “El espantatiburones” antes que “Buscando a Nemo” y lo ha intentado ahora con “Ratónpolis” antes de que se estrenara esta maravilla titulada “Ratatouille”.

La estrategia llevada a cabo por Dreamworks tiene que ver con la personalidad de Katzemberg (recordemos, cabeza pensante de Dreamworks), radicalmente diferente que la de Lasseter (el genio de Pixar). Mientras que Lasseter se guía por un amor incondicional hacia la animación y las películas infantiles, las intenciones de Katzemberg se resumen en esta frase: “Yo no entré en este negocio como artista. Contemplo el negocio de la animación con ojos de empresario”. Con esta carta de presentación, además del hecho de que antes Lasseter consideraba a Katzemberg su amigo (hasta que tras conversaciones sobre futuros proyectos del primero, empezaron a surgir las coincidencias en la temática por parte de Dreamworks), es de suponer que Katzemberg no goza de demasiada popularidad entre los artistas de Pixar que le han bautizado como Copy Katzemberg.

Pero dejémonos de rollos barriobajeros entre productoras y vayamos al meollo del asunto, a lo que realmente importa y hablemos de esta nueva joya de Pixar que encadena su segundo éxito con el director Brad Bird tras “Los increíbles” (también director de esa perla de la animación tradicional titulada “El gigante de hierro”) y su enésimo éxito desde que comenzara su andadura con aquel genial cortometraje llamado “Luxo Jr.”.

“Ratatouille” es una historia de superación, de los beneficios de creer en uno mismo y de la importancia de sentirse orgulloso de aquello que nos hace únicos entre los que nos rodean, algo visto un millón de veces en películas de animación pero pasado por el mágico tamiz de Pixar. El protagonista es Remy, una rata con un don para apreciar y cocinar la buena comida, algo que no es demasiado bien visto por su padre, el lider de la colonia que debe preocuparse de encontrar basura suficiente para alimenta a su clan. Por avatares del destino Remy acaba capturado por Linguini, un aspirante a cocinero con una torpeza innata propia del Inspector Closeau y una negación absoluta hacia el arte de la gastronomía. Juntos intentarán colaborar para conseguir sus sueños, dejar de ser inadaptados cada uno en su mundo y aceptarse el uno al otro.

La película es casi perfecta en todos y cada uno de sus apartados. Con respecto a los gráficos mejoran película a película y en “Ratatouille” llega a extremos increíbles. El pelo de los personajes roedores, todos y cada uno de los decorados, que cuentan con el más ínfimo detalle (impresionante ver las vistas aéreas de París), los personajes genialmente caracterizados, desde el malvado Skinner, pasando por el duro crítico gastronómico Anton Ego, o el chef Gusteau. Además quien vaya a verla en versión original (no fue mi caso) podrá disfrutar de las voces de Ian Holm, Janeane Garofalo o Peter O’Toole.

Con respecto a la historia sigue desmarcándose de otros productos orientados tan solo hacia el público infantil (que muchas veces es tomado por imbécil) con un guión que pueden disfrutar a partes iguales tanto pequeñajos como adultos. Una preciosa historia con una equilibrada parte cómica y unos personajes con los que uno se encariña al poco de empezar la peli.

Para terminar, os dejo con el nuevo corto de Pixar, que se exhibe antes de la película (y que amablemente me había enseñado Celi, para que mis glándulas salivares fueran trabajando antes del estreno), para todo aquel que aún no se haya decidido a ir a verla. Para no romper la racha, otro tesoro de los genios.

alt : http://www.youtube.com/v/Qs3FfayHBM8

P.D. Con respecto a “Ratonpolis”, la creación de Copy Katzemberg y su Dreamworks que intentaba restarle público a “Ratatouille” estrenándose unos meses antes, ni siquiera pude acabar de verla de lo soporífera que era.

7 thoughts on “RATATOUILLE

  1. Pues poco puedo añadir a tu post. La pelicula tiene todo, buenos, malos, momentos trepidantes, risas, grandes personajes secundarios (esa familia de Remy…). Y a nivel técnico es espectacular (como tu has dicho, el pelo deja con la boca abierta).

    Pixar ha demostrado con imaginación y ganas que la animación no está reñida con la calidad y no es solo cosa de niños. Algo que, en mi opinión, Dreamworks solo ha conseguido con Sherk (y aun así, me resultan más irregulares)

  2. Normal q te resulten más irregulares, pq han explotado el personaje hasta la saciedad. Tengo Shrek III en el ordenador dsd hace unos meses y aún no me he animado a verla x si acaso… En cambio, Ratatouille no la he visto pq no he encontrado a nadie q venga conmigo!!!
    Vivan las pelis de dibujos!!!!!
    Masé

  3. Reparito: la ambientación de la cocina es mejor que la de Arguiñano… son unos cracks.

    jferreiroc: tienes razón, Dreamworks solo ha funcionado cuando se han olvidado de Pixar y han intentado hacer otras cosas. Deberían dejar de perseguir a su competidor y centrarse en sus cosas.

    Masé: jejeje, que vivan!! Hombre, Shrek 3 no es mala… lo que pasa es que llega un momento en que ya no sorprende ni lo más mínimo. Pero tiene algunos puntos que merecen mucho la pena.

    Saludos a todos.

  4. Pues como niña de 8 años (bueno, ahora con el aparato parezco de 13) metida en un cuerpo de 25, debo decir que me encantó la película y que los personajes me parecieron tan reales, que hubo momentos en los que creía que olía la comida que estaban cocinando!!!(para cuando llegarán las películas con olor??)
    En cuanto a lo de la competencia tan desleal que realiza Dreamworks, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que habeis dicho y queda más que patente que sus prestrenos de temática similar a la de Pixar han sido unos verdaderos fiascos. La verdad es que trabajar para esta compañía no me gustaría nada, por que en verdad no crean si no que roban una idea y de ahí comienzan su trabajo para estrenar antes que la otra compañía. Es una pena, por que eso en el mundo de la animación no es nada bonito, no crean la magia que nos ha regalado desde bien peques el “tito Walt”….

  5. Budokan: cierto lo de la visión sobre los críticos. Muchas veces, los importantes, los que influyen realmente en la gente, no valoran que pueden echar por tierra un trabajo que ha llevado mucho tiempo.

    Celi: Con ese espíritu se sale de las pelis de Pixar, con el de un niño. Bueno, en mi caso yo ya entro con él, pero eso no viene al caso…

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.