ONE MAN BAND

En primer lugar, y antes de que me olvide, muchas gracias a todos los que me habéis felicitado. Siempre mola levantar de vez en cuando la cabeza y observar que estás rodeado de amigos. Así que tanto para los que conozco en persona, como para los que no… gracias (nota para kimuko: de entrometida nada, cuantos más comentarios mejor, que el blog es para todo el que quiera leerlo).

Y pasado el tema cleenex, a lo mío. Soy un fan acérrimo de Pixar, la productora que ha sacado a la luz títulos tan geniales como “Toy story”, “Bichos”, “Los increíbles” o la reciente “Cars”. De momento aún no han hecho algo que no me haya gustado. Además son un ejemplo claro de empresa en la que a todos nos gustaría llegar a trabajar. Una empresa en la que no hay horarios, los empleados trabajan en oficinas con forma de tienda india, roulotte, nave espacial o cualquier cosa que elijan, y prima la creatividad por encima de la producción.

Tanto es así, que su creador y presidente John Lasseter creador y director de Pixar, ha sido llamado por Disney para intentar enderezar el rumbo de la sección de animación de la fábrica de sueños, que últimamente había pasado a ser la fábrica de chuminadas, e imprimirle el mismo caracter idealista y de compañerismo que existe en Pixar. De momento aún no ha salido la primera película de animación de Disney desde que Lasseter ha tomado el timón, vamos a ver si el caracter de este tipo afable e infantil nos hace volver a disfrutar de un “Rey León” o un “Aladdin”.

Pero volvamos a Pixar. Es una productora que empezó en el seno de Walt Disney, y que los tenían un poco infravalorados; unos cuantos frikis por los ordenadores que empezaron a hacer cortos de animación basados en la informática. El caso es que corto tras corto, empezaron a llenar sus vitrinas de premios. “Luxo Jr.” (el corto que dio el emblema de la lamparita a la compañía), “Red’s dream”, “Tin toy” y “Knick knack” fueron los primeros cortos antes de llegar el boom con el largometraje “Toy story”. A todo aquel que no los haya visto, se los recomiendo encarecidamente, tanto estos como los que vinieron posteriormente.

Disney les produjo Toy Story basándose en un contrato que les obligaba a que sus tres siguientes películas, si la cosa tenía éxito, también serían propiedad de la compañía. La palabra éxito le viene pequeña a todo lo que generó a partir de entonces. Pixar empezó a ser mucho más rentable que la propia Disney, y ésta se empezó a acojonar con la posibilidad de que Pixar se desgajara de su creadora, dejándoles literalmente en cueros. Tras algunos rifi-rafes, y tonteos con otras compañías, Lasseter decidió quedarse en Disney, y fue entonces cuando pasó a llevar las riendas de la animación de ésta.

Pues bien, a la espera de que llegue Ratatouille, el siguiente largometraje de Pixar, he encontrado en la red su nuevo corto: One man band. Como siempre, una joya.

 

alt : undefined

4 thoughts on “ONE MAN BAND

  1. Una curiosidad: cuando viajé a Francia, mientras me pegaba con el diccionario para poder pedir en francés mi comida, descubrí que RATATOUILLE es un guiso de vegetales originario de la riviera francesa, a base de cebolla, calabacín, tomate, pimentón berenjena y ajo, fritos en aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.