MIS 10 MEJORES PELÍCULAS DEL 2015

 photo gunstar_zpsgoq5rwjj.jpg

Los Gunstars de platino, los galardones más solicitados de la galaxia

Después de unas relajantes vacaciones de navidad, volvemos a la carga con una de las tradiciones más extendidas de la blogosfera: la lista de las mejores películas del año. Una suerte de galardones que vamos a bautizar en estos momentos como los Gunstar de Platino y que dudamos que alguien se acerque a recoger… entre otras cosas porque no hacemos ninguna gala ni regalamos alcohol a nadie.

Algunas se han quedado fuera por muy poquito, en la última recta, como ese tour de force que, una vez más, se marca Ricardo Darín en “Truman” o esa pequeña joya en la que Kavin Bacon parece divertirse a rabiar llamada “Coche policial” o las peripecias repletas de humor en medio de la tragedia que nos narra Fernando León con su “Un día perfecto”.

Y, de forma asombrosa, los colegas de Marvel que vuelan, tampoco consiguen colarse en la lista esta vez. Para que luego me digáis que me repito.

And the winners are:

10 – MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA

Una de las grandes sorpresas de la temporada. Una secuela del mítico personaje australiano, muchos años después, sin Mel Gibson poniendo careto y con un argumento que cabría en una servilleta de bareto de barrio. ¿Quién me iba a decir a mí que algo así podría mantenerme encandilado y con los ojos bien abiertos durante dos señoras horas?

El carisma que desprende Tom Hardy, componiendo un Max diferente al de Gibson, el papelón de Charlize Theron, las brutales persecuciones a través del desierto, una mitología que se extiende y enriquece y un guitarrista loco que marca la furia y la velocidad con solos incendiarios son ingredientes que convierten la peli en un cañonazo.

A sus 70 años, George Miller da lecciones de modernidad a directores treintañeros de todo el planeta y mete su película en mi lista desbancando a totems como los héroes marvelitas.

9 – STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA

La película más esperada de este 2015 se cuela in extremis en la lista y no porque me pareciese una mala película (tenéis una larguísima tesis de lo que me pareció un par de posts más atrás), sino porque no es la mejor película posible y la competencia es muy fuerte.

Sin embargo, la nostalgia del cinéfago ochentero es poderosa y volver a escuchar en un cine la fanfarria del maestro John Williams, volver a ver a Han, Luke y Leia en pantalla grande y descubrir nuevos y maravillosos personajes que, estoy seguro, engrandecerán el universo con el tiempo, ha sido un verdadero gustazo.

J. J. Abrams ha puesto la primera y difícil piedra de estas nuevas aventuras y ahora les toca a otros continuar con el legado. Estaremos esperando.

8 – MARTE

Acaba de ganar el Globo de Oro a la mejor comedia… y aunque tiene algún momento gracioso, es posible que los miembros de la prensa usamericana la viesen con una buena melopea encima.

Matt Damon se las ve y se las desea para sobrevivir en el planeta rojo en una aventura nacida de la mente de un escritor que poco esperaba que un pasatiempo le llevase a ser conocido en todo el mundo, vender millones de ejemplares de su novela, ver cómo un gran estudio le ponía un montón de pasta encima de la mesa por llevarla el cine y comprobar cómo el mítico Ridley Scott se ponía a los mandos para dar un nuevo mandoble al cine espacial.

Escritores aficionados del mundo, aún no es tarde para dar el pelotazo.

7 – REQUISITOS PARA SER UNA PERSONA NORMAL

La única española de la lista es una pequeña gran comedia romántica que ha llegado a nuestras pantallas gracias a la tenacidad y el talento de una menuda actriz, musa de nuestro festival fantástico capitalino más querido. Leticia Dolera, tras tres cortos muy interesantes, se lía la manta a la cabeza y se casca un guión que dirige y protagoniza, exudando frikismo y simpatía por cada poro.

Las andanzas de esta chica que busca las normas para sentirse una persona normal, en una sociedad normal y encajar en un montón de reglas que no llega a entender del todo es una delicia, desde el primero al último fotograma, con actores fantásticos que la acompañan en un divertido viaje que mezcla el romanticismo de Richard Curtis con nuestro espíritu patrio más malaseñero.

Leti, cada día somos más fans.

6 – EX MACHINA

Por delante del espectáculo muy muy lejano de “Star Wars” y de los quebraderos de cabeza de un biólogo sabihondo en “The Martian”, está esta pequeña joya que se sitúa como mi película favorita de ciencia ficción. Una fábula muy meditada sobre la Inteligencia Artificial y las diferencias que separan el alma humana de los entresijos de una máquina.

Una serie de conversaciones entre creador, tester y creación, en un ambiente minimalista, claustrofóbico e hipertecnológico que aúna ciencia, filosofía y suspense con tres actores que se marcan un trabajo impresionante. Oscar Isaac, Domhnall Gleeson (ambos presentes en la saga galáctica) y Alicia Vikander nos regalan algunos de los diálogos más sabrosos de la temporada, con el permiso del maestro Aaron Sorkin, cuyo trabajo sobre el creador de Apple aún no he tenido el gusto de ver.

Sí, amigos, la verdadera ciencia ficción, era esto.

5 – GRANDMA

Es curioso cómo comentábamos antes el premio otorgado en la ceremonia de los Globos de Oro a la mejor comedia para “The Martian”, cuando al alcance de sus narices tenían la que para mí es la película de humor más hilarante de su país de este año, protagonizada por una brutal Lily Tomlin que se marca un papelón de los que hacen época.

Las vicisitudes de esta abuela moderna, lenguaraz, lesbiana y cínica que trata, a toda costa, de ayudar a conseguir a su nieta el dinero necesario para abortar, contiene las líneas de guión más mordaces del año, sin ninguna duda.

Con cuatro perras, en muy pocos días y un gran acierto, el guionista y director Paul Weitz, que pasa de la escatología algo machista de “American Pie” a la elegancia feminista de Grandma y la humorista Lily Tomlin, construyen una película plagada de momentos brutales, de encuentros que suenan como choques de trenes de mercancías a toda velocidad y le dejan a uno con los ojos muy abiertos y la mandíbula desencajada.

4 – VICTORIA

La virguería técnica de la temporada, a la espera de ver lo que ha hecho esta vez el mexicano Alejandro González Iñárritu metiendo a Leo DiCaprio entre ventiscas y osos amorosos. Un acojonante plano secuencia de más de dos horas de duración, por las calles de Berlín, siguiendo a una pandilla de marginados y a una española perdida por una sucesión de malas decisiones seguidas de otras aún peores.

Contemplar lo que ha conseguido Sebastian Schipper con medios muy escasos, a base de talento actoral, planificación brutal y una pizca de fortuna es impresionante, pero no lo es menos que admirar la intensidad dramática y la enorme cantidad de registros de una actriz que debemos tener muy encuenta a partir de ahora: Laia Costa.

Que nos tenga que venir un director germano a enseñarnos el talento que no sabemos encontrar nosotros mismos dentro de nuestras fronteras, tiene bemoles.

3 – THE INVITATION

La ganadora de este año del festival de Sitges es una película hermosa y desasosegante a partes iguales. Una reunión de antiguos amigos en forma de cena raruna en casoplón con una conversación que se va volviendo cada vez más extraña a medida que los invitados se sueltan.

Un mecanismo de relojería que funciona con la precisión de un reloj atómico gracias a un guión que debería ser objeto de estudio en las escuelas de cine. Una historia que va desmigando una idea poderosa en pequeñas raciones, zarandeando al espectador a cada paso, incrementando la presión hasta que la bomba estalla en una última parte grandiosa.

Un escenario, un puñado de actores desconocidos y una dirección milimétrica de un tal Karyn Kusama que venía de dejarnos dos cosillas como “Aeon Flux” y “Jennifer’s Body”.

Cómo cambian las cosas cuando el material de partida es bueno.

2 – THE HALLOW

Segunda película salida de nuestro viaje a Sitges y es que puede que el ambiente favorezca la absorción cinéfila, aunque sólo sea por comparación con los detritus que tenemos que contemplar hasta llegar a la belleza que se esconde entre medias.

Ésta es una opción muy personal, que tan sólo me llegó a mí a la patata de todos los que íbamos juntitos al cine y que no tuvo ningún reconocimiento oficial por parte de los jurados. Sin embargo, esa mezcla entre clasicismo, efecto artesanal y leyendas irlandesas que pululan por sus frondosos y verdes bosques, primos hermanos de los gallegos, que sirven de escenario para que esta pareja que se siente como elemento hostil y discordante y se ve cada vez más acorralada por el entorno, me dejó encantado.

El director y guionista, Corin Hardy, vino a presentarnos la peli y a decirnos que es un gran admirador de tipos como John Carpenter o Stan Winston y de las películas de terror clásicas y ese amor por el género se respira en cada fotograma.

1 – DEL REVÉS

Y como imponente ganadora, de nuevo, la enorme Pixar, que sigue creando obras maestras a un ritmo imparable. No todas, obviamente, que son mortales. Este año nos han llegado dos producciones de la casa y están a una distancia abismal la una de la otra, pero la historia de las emociones de una niña que batalla por pasar sin traumas a la adolescencia, nos ha dejado maravillados a una enorme mayoría.

La cantidad de referencias científicas, psicológicas y humanas que se describen a través de los personajes del cerebro de Riley no quitan para que los más pequeños disfruten de una historia entretenida y colorida. Un montón de capas diferentes que vuelven a consolidar a los cerebros de la casa de Luxo Jr. a la cabeza de los grandes genios cinematográficos.

Una película para ver muchas veces, a la caza de nuevos guiños, de nuevos detalles, de la enorme sensibilidad e inteligencia de una historia que marcará idem.

¿Quién no se ha imaginado a la furibunda Ira echando fuego por la cabeza cuando observa a algún colega cabreado como un mono? Ésta es la manera de entrar en la iconografía universal del cine: pisando con garbo, morenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.