LOS SEIS SIGNOS DE LA LUZ

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

A veces sucede. Hay veces en las que una película sobresale en prácticamente todos sus apartados técnicos y sin embargo el resultado total es de una mediocridad aplastante. Este es el caso de la nueva adaptación de literatura infantil que pasa por nuestras carteleras después de “Un puente hacia Terabithia” o la primera entrega de “Las crónicas de Narnia”. “Los seis signos de la luz” (otra traducción libre del original “The dark is rising”) es una historia plana, demasiado inocente y con un guión sin chispa, que avanza erráticamente, sin intentar sembrar en el espectador ni una pizca de emoción ni de intriga.

La historia gira alrededor de Will Staunton, el séptimo hijo de un séptimo hijo, un chaval que acaba de cumplir 14 años y que empieza a ver y sentir cosas extrañas a su alrededor. La aventura comienza cuando un misterioso hombre le comunica que es parte de una raza llamada “los ancestrales”, guardianes de la luz. Will será capaz de viajar a través del tiempo, contará con una fuerza descomunal y será capaz de invocar fuego (poderes que desperdicia o ignora constantemente a lo largo de la película).

Como he empezado diciendo, la factura de la película es poco menos que impecable. Los efectos especiales no llaman la atención, ni para bien ni para mal, la fotografía consigue recrear los ambientes fantásticos que la trama requiere a pesar de que David L. Cunningham, el director, intente ser original demasiado tiempo seguido, con planos deformados, movimientos de cámara extraños y continuos picados y contrapicados que no vienen a nada. La música encaja perfectamente, los actores están todos bastante bien… pero nada de esto consigue salvar el guión. Los diálogos son, la mayor parte del tiempo, de risa, los personajes sobrenaturales que pueblan la historia están desaprovechados y la misión del protagonista se va consiguiendo sin ninguna emoción, como por casualidad.

Los productores de películas infantiles siguen olvidando, con demasiada facilidad, que los chavales no son tontos. Detrás de mi, dos niños de unos 10 años iban adivinando sin ningún problema que era lo que iba a pasar a continuación. Una buena película debe empezar por un buen guión que sustente las imágenes y ni el mejor director ni los mejores actores, pueden salvar el film si la escritura del mismo es el punto flojo.

En definitiva, esta es una película que hubiera ido a poblar directamente las estanterías de los videoclubs si no hubiesen invertido tanto dinero en ella.

6 thoughts on “LOS SEIS SIGNOS DE LA LUZ

  1. Yo lo veo un poco como un quiero y no puedo. Busca hacer una historia de aventuras pero la trama es, por momentos, ridiculamente simple, los efectos especiales son muy básicos, hay demasiados personajes muy poco perfilados. Incluso a nivel técnico parece que ser quiere dar de la imagen de que es una peli de aventuras “fuera de Hollywood” y se queda en cuatro efectos raros…No es que sea mala, es que simplemente es muy pobre.

  2. Hola, es cierto lo que dices al final que si no hubiesen invertido tanto esto seguro que no se estrenaba. Pensar que los niños son tontos es no conocerlos y más aún los niños de ahora. Los productores siguen sin comprender eso. Muy bueno y saludos!

  3. El tipo del caballo parece Pocholo, ¬¬. Esta es una de esas películas a rebufo de Harry Potter y Los Anillos (da pereza escribir el título entero), y como siempre lo más probable es que salga mal. ¿Cuántos libros infantiles quedan por adaptar?, deben ser pocos ya.

  4. jferreiroc: hombre, pobre en cuanto a nivel técnico no la he visto… pero el guión es para poner a alguien en la lista negra. Yo tampoco iba con grandes espectativas, pero semejante truño no me lo esperaba.

    Xabres: a tí te voy a recomendar en breve una que seguro que te gusta. Atento a las próximas novedades.

    Budokan: hay bastante propensión a pensar que los niños se tragan todo lo que les pongan delante, cuando en realidad son bastante más selectivos de lo que creemos.

    Anónimo: gracias desconocido. Supongo que por la noticia eres de la pandi de Vigo, pero no atino a saber quien. Tendré que buscar su corto por ahí.

    Otro de Sanci: Buf, libros infantiles deben quedar como comics de Superlopez, un trillón. Yo espero que algún día hagan mi preferido: “Jim Botón y Lucas el maquinista”. Aunque visto parte del percal, igual prefiero quedarme con lo que tengo en el cerebro.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.