LOS CRÍMENES DE OXFORD

Photobucket

“El crimen perfecto no es aquel que queda sin resolver, sino el que se resuelve con un falso culpable”.

El gran (en varios sentidos) Alex de la Iglesia cambia de registro, de temática y de país para servirnos un producto de puro entretenimiento, al estilo de las novelas de Dan Brown, con un extraño crimen relacionado con las matemáticas, unos cuantos sospechosos bastante freaks y unos diálogos cargados de teorías conspirativas, visiones pseudo-filosóficas y pinceladas de humor marca de la casa.

Martin (Elijah Word) es un brillante estudiante de matemáticas que vuela desde América hasta Londres para que el profesor Seldom (John Hurt), una reconocida eminencia, supervise su doctorado. Aunque en un primer momento, sus diferentes visiones sobre la ciencia y la vida los separarán, el asesinato de la casera de Martin, amiga íntima de Seldom, los unirán en la búsqueda del culpable.

Las sucesivas muertes y unas notas dejadas por el asesino con evidentes connotaciones matemáticas, parecen relacionar al viejo profesor en los crímenes, iniciándose una batalla intelectual entre el perseguido y sus captores.

Las diferentes visiones de la realidad de los dos protagonistas, convierten la trama en un juego dialéctico en el que cada uno intenta convencer al otro de sus ideas. La visión romántica e idealista de Martin, que cree que existen ideas absolutas, verdades universales inmutables a partir de las cuales se puede comprender tanto la naturaleza como el comportamiento humano choca frontalmente contra el cinismo del profesor Seldom, convencido de que al final el azar es una de las bases de la vida, de la que jamás te puedes fiar ni llegar a analizar. ¿Puede el aleteo de una mariposa provocar un huracán en la otra parte del mundo?

La película me mantuvo casi sin pestañear durante toda su duración, unas veces por los rápidos diálogos, con réplicas y contrarréplicas enlazadas, otras por tratar de descubrir con las pistas que de la Iglesia va dejando, quién ha cometido el asesinato y otras pocas, por la contundente belleza de Leonor Watling, que deja para la posteridad una escena en delantal que pasa a mi galería de fetiches de por vida.

Alex de la Iglesia pone un punto de ruptura a su cinematografía, prescindiendo de casi todos sus tics característicos para servir una película más académica, por decirlo de alguna forma. Para mí esto no supone ni mucho menos un paso atrás o una traición hacia su cine, sino una búsqueda de nuevas formas, de nuevos retos, de nuevas imágenes.

Además, “Los crímenes de Oxford” le sirve a de la Iglesia para algunas proezas a nivel técnico, como el falso plano secuencia (usease, un plano largo, en apariencia sin cortes de secuencia) que me recordó a cómo está rodada “La soga”, de Alfred Hitchcock, en la que el director presenta a los personajes relacionados en una maravillosa coreografía.

Quizá el único momento en la que la película chirría es en las relaciones de Martin con los personajes femeninos, demasiado apuradas, quizá en un intento de no distraer la atención sobre la trama central y de no alargar el metraje de forma innecesaria en una obra que es puro entretenimiento, sin más pretensiones.

De todas formas, aquel que vaya a ver “Los crímenes de Oxford” olvidándose de quién es el director, dispuesto tan solo a dejarse llevar por el juego, disfrutará un Cluedo de primera categoría, con giros sorprendentes y personajes deliciosos. ¿Quién se apunta a resolver el misterio?

Leer critica de Los Crímenes de Oxford en Muchocine.net

10 thoughts on “LOS CRÍMENES DE OXFORD

  1. Aunque no comparto tu entusiasmo y me sigan chirriando varias cosas (lo de los personajes femeninos clama al cielo), reconozco que es bastante entretenida y que se sigue con interes. En cuanto al desenlace, seguiremos hablando…

  2. te vas a ganar un capón cinéfilo… Eres benevolo. Aunque quieras olvidarte de que Alex de la iglesia la firma hay cosas que nose deben dejar pasar por alto. Es efectista y está medianamente bien hecha pero reconoce que esperabas un poquito más.

  3. jferreiro: hace tiempo que no compartes mi entusiasmo, eso es que no tienes sangre en las venas… que nooo, que es bromita. Seguro que seguiremos hablando, que esta peli trae cola.

    Ana: ouch!! (capón recibido). Si es que de verdad que en cuanto entro en la sala yo me olvido de quién ha hecho la peli (excepto en casos excepcionales como mi adorado Burton) y en Los crímenes me lo pasé bomba, estuve entretenido, con los ojos como platos y me pareció todo muy coherente, salvo algún detalle personajil. Yo creo que son 4 estrellitas merecidas.
    Además, desde El día de la bestia, de la Iglesia no me volvió a impresionar, así que no esperaba demasiado, lo reconozco.

    Saludos.

  4. A mi Alex de la Iglesia me ha hecho reír mucho con sus películas, creo que las situaciones absurdas y exageradas son su seña de identidad (hasta perdita durango tenía buenos momentos). Pero si le apetecía cambiar de registro, bienvenido sea mientras me tenga un par de horas bien entretenido.

  5. Yo estuve siguiendo el blog que escribía mientras rodaba la película, así que es obligado que la vea. Aunque el que nombres a Dan Brown me asusta, supongo que es para que nos hagamos una idea de lo que es la película ¿verdad?, porque yo el libro del código Da Vinci dejé de creérmelo cuando vi que dos expertos en criptogramas no sabían que Leonardo escribía al revés…
    De La Iglesia es el mejor director que tenemos en España, si le hubiesen propuesto y dejado rodar Alatriste otro gallo habría cantado.

  6. Kwijibo: Entretenido tiene, no te preocupes, pero puede que si eres fan suyo, eches de menos sus peculiaridades, como le ha pasado a mucha gente.

    Otro de Sanci: jeje, lo de la comparación con Dan Brown era simplemente para poner que es muy entretenida pero no pasará a la historia por profunda, precisamente. Si Brown te supera, cambia el escritor por otro de Best Sellers que te guste, King, Crichton…

    Carlos: Uau, segundo comentario por aquí. Sorprendido me hallo.
    Apuntado al sorteo, a ver si tenemos suertecilla.

    Saludos.

  7. Me aPuntoa verla aunque no se cuando podre hacerlo, eso si una pregunta tonta. A la Watling no la han puesto una imagewn ene le cartel de la peli totalmente españolizada? Recuerda a un personaje cualquiera de almodovar y no recuerdo que su personaje fuera asi descrito en la obra literaria original.
    Pregunto luego exito.

  8. Reparito Again!!!! Veamos… resulta que ayer fuimos a verla. Y… sin llegar a tu entusiasmo me gustó bastante.

    Yo parto de que le leí el libro primero, en donde el tal Martin, era un chico argentino por cierto… sino recuerdo mal. Lo delicioso es que como tengo una memoria tan chirriante.. no recordaba como era el final ni la trama ni nada de nada… asi que disfrute del misterio.

    La watling, espectacular en delantal. Luego… la Cox no me convenció en absoluto.. y la verdad hay personajes en otras pelis de Alex que tienen un lado siniestro mucho mas convincente.
    Sobre William Hurt.. de lo mejorcito dela peli

    Y sobre Elijah… Dios le conceda el don de que su cara crezca mas alla de los 20 años. Porque sino empezare a pedirle el carnet para comprar whisky y entrar en las discotecas.

    Sobre el guión, estupendamente adaptado y la fotografia y la banda sonora… bastante bastante buenos…

    Asi que… la dare un 7.

    Por cierto… una secuencia de numeros:

    2, 10,12,16,17,18,19….. Cual es el siguiente y porque?

    Reparito 2.08

  9. jejeje, a un fan de los acertijos y de las pelis de ese estilo se lo preguntas…
    Yo apostaría por el 200.
    Solución en “La habitación de Fermat”.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.