LO MEJOR DEL 2014

 photo maxresdefault_zps47d6684b.jpg

Llegamos al fin de año y toca hacer recuento de lo que más me ha gustado del año cinéfilo, abriendo la veda a que Ana, Paco, Carlos y demás fauna festivalera me critiquen, abucheen y hasta me abofeteen, llegado el caso. Para empezar, una vez más, dos cintas de Marvel entre mi decálogo. También es curioso echar de menos otro año a Pixar. Esperemos que vuelvan a remontar el vuelo en breve.

Sin más dilación, ahí va mi lista 2014.

1 – GUARDIANES DE LA GALAXIA

El primer puesto, con claridad y más de una cabeza de adelanto, para la cinta que nos ha devuelto los 80, la ilusión infantil de ver una gran peli de aventuras, los héroes clásicos, las pandillas con encanto, el humor desenfadado y el inicio de una franquicia que podría ser imparable, si la tratan bien. Y lo ha hecho, como no, Marvel, en una jugada que nadie vio venir: dar el control absoluto a un director gamberro, con tres cintas independientes a sus espaldas y haciéndose cargo de unos personajes que no nos sonaban a la gran mayoría del público. Ole ahí, toma ya.

2 – HER

Spike Jonze nos trajo el amor más raruno de este año cinéfilo. Un romance entre un apocado escritor de dedicatorias ajenas y el sistema operativo con la voz más sensual del mundo. Y nos sonó más real que la enorme mayoría de los besuqueos de comedias románticas de la cartelera. Joaquin Phoenix demuestra que puede meterse en cualquier papel imaginable y Scarlett Johansson que se ha convertido en uno de los animales más sensuales del planeta, tanto que ya ni necesita enseñar cacho para enamorar.

3 – COHERENCE

Todo aquel que afirma que “Interstellar” es la peli de ciencia ficción del año, debería ver antes esta película. Sin presupuestos chipimillonarios, sin discursos interminables, sin estrellas rutilantes, sin agujeros negro, ni de gusano, ni explicaciones matemáticas con el amor como incógnita a despejar. Tan sólo una propuesta tan bien construida, tan bien planteada, desarrollada e interpretada que te mantiene en vilo durante una duración comedida. La ciencia ficción, amigos, es esto.

4 – ALABAMA MONROE

Sin con “Her” teníamos el amor platónico, con esta película belga tenemos el amor pasional, roto y destructivo, todo acompañado con música bluegrass. Una pareja destinada a estar siempre juntos condenada a vivir una de las mayores desgracias. Para una de esas tardes tontas en las que uno quiere pasar debajo de la manta y con el paquete de cleenex bien cerca. Sí, sabemos que es un dramón de padre y muy señor mío pero, oiga, menudo dramón tan bien contado y cantado.

5 – CAPITÁN AMERICA: EL SOLDADO DE INVIERNO

Cada pasito de Marvel es un movimiento perfectamente calculado, encaminado hacia la construcción de un universo como no ha visto el mundo del cine. La segunda aventura del Capi no es una excepción. Dejaron la dirección en manos de unos jóvenes hermanos Russo que hasta la fecha habían realizado capítulos de diversas series. Y, una vez más, acertaron, lo cual hace aún más misteriosa la salida de Edgar Wright de “Ant Man”. El caso es que, lo que en papel parecía un superhéroe soso y remilgadamente patriota, en el cine tiene muchas más aristas y un sentido del espectáculo brutal.

6 – BOYHOOD

El experimento del año. Richard Linklater decide hacer una peli sobre el paso del tiempo y la familia y para ello filma el crecimiento de un chaval desde su infancia a su adolescencia utilizando al mismo actor, rodando un ratito cada año durante un porrón de años. Y la jugada le sale emocionante y plagada de grandísimos momentos, dándoles además dos papeles de excepción a Ethan Hawke y Patricia Arquette y el descubrimiento de Ellar Coltrane, un chaval tímido y tranquilo que dota de alma a la película.

7 – ENEMY

Ahora que al pobre David Lynch le cuesta un mundo conseguir financiación para seguir haciendo películas, siempre hay quien continúe por la senda onírica y simbólica del director. Este año, nos dio buena muestra de ella Denis Villeneuve, un canadiense con ganas de dejar al respetable confundido y preguntándose de qué va la historia de este hombre que encuentra un tipo exactamente igual a él, mientras el argumento se mezcla con sesiones de sadomaso y arañas gigantes. Un rompecabezas que o te cabrea o te deja con la mandíbula desencajada y dando vueltas a la solución, si es que la hay. A mí, me pasó lo segundo.

8 – AL FILO DEL MAÑANA

Tom Cruise es un tipo muy listo. Ha aprendido los entresijos del séptimo arte y ya no necesita ser el centro de atención absoluto. Acepta papeles secundarios en películas de grandes elencos e incluso cameos descacharrantes. Y cuando es el principal, sabe rodearse de un puñado de personajes que enriquecen su actuación. Esta peli, que por alguna razón pasó más desapercibida de lo que merecía, es una señora aventura, repleta de humor y con un componente de saltos en el tiempo al que se le saca muchísimo partido. Un entretenimiento de primer orden.

9 – MUSARAÑAS

Lo dije en su momento y lo repito, “Musarañas” es la peli de terror del año. Y para mí, la peli española del año, pero claro, hablamos con un friki al que una buena historia de demencia y fantasmas, al más puro estilo Stephen King, le suliveya a lo loco. No ganará el Goya a la mejor película, pero ojo a ese tremendo papel de Macarena Gómez que puede llevarse el cabezón. Una historia claustrofóbica y muy bien rematada que nos asombró en Sitges y ahora trata de hacerse un hueco en el corazoncito de los amantes del género.

10 – ORÍGENES

Mark Cahill y Brit Marling ya nos trajeron en su día la hipnótica “Another Earth” y el dúo nos brinda esta historia que mezcla, de forma mágica, la ciencia y la espiritualidad, algo muy difícil, pues con frecuencia acaba en un revoltijo vergonzante. Pero en este caso no es así. En este caso emociona la búsqueda de este investigador que trata de negar la existencia de dios por medio de la evolución de los ojos y comienza a salir con una chica que cree en el misticismo y algo más allá de la ciencia. La escena post-créditos es una de las ideas más bonitas del cine.

Bonus: 10.000 KM

Y como bonus, no entrando en la lista de las diez mejores por muy poco, otra película española pequeñita, con una gran dosis de teatro, que construye una ventanita hacia la vida de una pareja que debe vivir separada por un océano durante un tiempo. Sus dos protagonistas están enormes. Él, David Verdaguer, es un cómico catalán que supura verdad por todos sus poros y ella, Natalia Tena, a la que podemos ver en “Juego de Tronos” es una bestia de la naturaleza, en cuanto a a actuación se refiere. Es muy difícil no sentirse identificado con alguno de los momentos de esta pareja repleta de bondades y defectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.