LISTA DE LO MEJOR DEL 2016

Y rematamos las tareas pendientes del año con la lista de lo mejor que he visto en 2016.

Este año se nota que he tenido menos tiempo para acudir a las salas. Pocas películas de animación en la lista, sólo una española y con elenco extranjero (estoy seguro de que esto es culpa mía por haber visto tan pocas), ninguna de festivales especializados y tres de superhéroes, que son las que no me pierdo.

Bueno, aquí está la cuenta atrás. Queda abierta la veda de críticas furibundas.

10 – KUBO Y LAS DOS CUERDAS MÁGICAS

Entrando en el decálogo de cintas preferidas del año por la parte baja, una preciosa película de animación en stop motion que podría haber subido puestos en la lista de haber contado con un argumento más redondo.

Aún así, el preciosismo de las imágenes y la historia de este pequeño samurai armado con un instrumento de cuerda, acompañado por un mono y un escarabajo, es una delicia y supera las candidatas de Pixar y Disney de este año, lo cual no es moco de pavo.

Tenéis su crítica aquí.

9 – DOCTOR STRANGE

El nuevo personaje de Marvel que llega a las pantallas también se asoma por la selección, gracias al carisma brutal que desprende ese animal escénico de voz cavernosa llamado Benedict Cumberbatch y unos efectos especiales que la mitad del universo ha comparado con el “Origen” de Christopher Nolan.

El Doctor Stephen Strange parece el relevo natural de un Tony Stark que ya no podrá soportar mucho más la armadura de hierro sobre la piel de Robert Downey Jr. y la puerta a un universo mágico con infinitas posibilidades.

Tenéis su crítica aquí.

8 – DEADPOOL

De nuevo un superhéroe, aunque mucho más súper que héroe, de nuevo salido de las páginas de Marvel aunque bajo la tutela del estudio 20th Century Fox y esta vez alejada del porrón de millones de las superproducciones más potentes del año, tirando mucho más de ingenio que de efectos especiales.

La gamberrada del año que ha conseguido que los estudios se vuelvan locos tratando de imitar el estilo de este mercenario bocazas y ha traído la calificación para adultos a las aventuras de tipos en mallas.

Tenéis su crítica aquí.

7 – DOS BUENOS TIPOS

El retorno del Shane Black más noventero y juguetón ha dado lugar a la buddy movie de la temporada. Una disparatada investigación con diálogos afilados, dos interpretaciones brutales a cargo de Russell Crowe y el guapete de moda Ryan Gosling y toneladas de mala leche y humor negro.

Se echaban mucho de menos producciones de este tipo, que recuerdan a aquellas películas de acción que amábamos de pequeños, algunas de ellas a cargo del mismo director. Una joya que quizá ha pasado más desapercibida de lo que debería.

Tenéis la crítica aquí.

6 – ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS

La primera de las películas del universo de Star Wars que no suponen un nuevo capítulo de la saga principal, supone un soplo de aire fresco que venía siendo muy necesario. Un nuevo paso a la hora de renovar las intrigas políticas y místicas imaginadas por George Lucas y alejarse poco a poco del desproporcionado peso de la trilogía original.

No es perfecta, lo sabemos, pero parece que los tejemanejes entre jedis y siths se han instalado en una mejora continua que promete alegrías en un futuro, tanto en su médula espinal como en los spin offs y películas satelitales que están por venir.

Tenéis la crítica aquí.

5 – UN MONSTRUO VIENE A VERME

Se va a comer los premios Goya de este año y lo sabemos. El nuevo salto mortal con triple tirabuzón y doble Axel de Juan Antonio Bayona, repleto de sentimientos a flor de piel y basado en un estupendo libro que se ha convertido en un superventas tiene muy pocos peros.

Jota confirma que es uno de los realizadores más potentes de la historia de nuestro cine y consigue encandilar a estrellas de todo el mundo, que están deseando trabajar con él. La pena es que no le queda otra que hacerlo fuera de nuestro país.

Tenéis la crítica aquí.

4 – SING STREET

La nueva partitura cinematográfica del director de “Once” y “Begin Again” es una oda a la paleta musical multicolor de los ochenta, al amor romántico adolescente y a su amada Irlanda. Un ramalazo pop con uñas pintadas que lucha contra una sociedad gris y encorsetada a golpe de riff.

La película más luminosa del director es de esas que provocan que salgas del cine con una sonrisa y con ganas de montar un guateque y mover el esqueleto mientras miras a tu chica a los ojos y la besas apasionadamente.

Tenéis la crítica aquí.

3 – LA HABITACIÓN

El mayor logro de Lenny Abrahmson, otro dublinés, es conseguir que un drama tan descarnado como el de una muchacha secuestrada y violada durante años que vive en un zulo con el hijo engendrado por su secuestrador, no sea un mar de lágrimas que pretende drenar al espectador.

La habilidad del realizador a la hora de convertir el escondido cuartucho en un universo para el chaval y el retrato sentido y calmado de los acontecimientos posteriores a su liberación son una verdadera proeza.

Tenéis la crítica aquí.

2 – CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR

El nuevo capítulo del Capi era casi una nueva aventura de los propios Vengadores y contaba con uno de los guiones más acertados de la historia de Marvel Studios, alejándose apropiadamente del conflicto que ideó Brian Michael Bendis para la guerra civil de los comics.

En este punto, la Casa de las Ideas sabe explotar a la perfección el carácter que tan bien ha perfilado de cada uno de sus protagonistas para crear aventuras conjuntas en las que casi nada sobra y casi nada falta. Y aún nos queda por delante la Guerra del Infinito.

Tenéis la crítica aquí.

1 – LA LLEGADA

Mi película preferida de este 2016 que ya se ha ido es una historia de ciencia ficción clásica, de esas que te deja con preguntas y teorías en el cerebelo mucho después de haber dejado la sala. De esas que no necesitan capas y capas de efectos especiales y basan su fortaleza en un guión potente y original.

Denis Villeneuve se confirma como un brutal director sin miedo a los desafíos, con un sentido del ritmo asombroso y una capacidad para dotar de alma a sus personajes principales que se echa muy en falta en el cine de hoy en día. Y como ejemplo de su falta de temores, ahí está su participación en la secuela de la mítica “Blade runner”.

Tenéis la crítica aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.