LENGUAS HERIDAS

Photobucket

En estos días ha saltado a la palestra una iniciativa tomada por una serie personalidades reconocidas de la cultura que han firmado un manifiesto a favor de la defensa del castellano, que ha sido seguida por una curiosa campaña de las juventudes del PP con algunos carteles llamativos.

Aunque parece que algunos de los que vieron como una buena iniciativa el sugerir algunas medidas para defender (no tengo muy claro de quién, pero bueno) la lengua castellana, se han bajado del carro aduciendo a que todo empieza a tener tintes demasiado políticos, extremistas y malintencionados, como el poeta Antonio Gamoneda que expone su malestar en este artículo.

Y es que lo que empezó siendo un texto en defensa de un idioma (sigo buscando, pero no encuentro a los que lo atacan), ha acabado por ser un eslogan en detrimento del resto de lenguas que enriquecen nuestro país, gracias a los que se han puesto en la cabeza visible del manifiesto. Son los que ven peligros tanto en los que tenemos la suerte de haber mamado más de una lengua en nuestra infancia, como en los que no adoptan su modelo de familia, como en los que no comparten su defensa de que los nacidos en una determinada familia cobren de las arcas del estado de por vida, como en los que prefieren tener el derecho a finalizar su trayecto en este mundo si las condiciones de vida traen más dolor que beneficios. Es duro vivir rodeado de tanto miedo, girando la cabeza, temerosos, a cada paso, por si alguien viene a pisotearles su burbuja impermeable.

El caso es que los que han ideado estos carteles que ponen en imágenes su visión de la sagrada lucha castellanoparlante, aducen que los niños gallegos, catalanes o vascos, corren el peligro de no poder comunicarse con el resto de compañeros de la geografía si en el colegio les enseñan matemáticas, filosofía o educación para la ciudadanía (uy no, esto tampoco) en una lengua co-oficial. Esto lo piensan aunque vivamos en un mundo tan globalizado y tan unido por la red de redes en el que los niños de 7 años chapurrean inglés y absorben información como gigantescas esponjas. Probablemente, los mismos que defienden el castellano como única lengua obligatoria en la enseñanza sean los que mandan a sus hijos a colegios bilingües para que se relacionen sin problemas en las altas esferas europeas sin temer que el uso continuado del francés o del inglés merme su capacidad para comunicarse en castellano.

Si estos cruzados lingüísticos se pasearan por los colegios de las comunidades autónomas que tienen la suerte de contar con una cultura tan rica que incluye un idioma más, se darían cuenta de que los niños no han perdido la capacidad de expresarse en la lengua de Cervantes y es que no es el todopoderoso castellano el que tiene que ser defendido, pues nadie le ataca, sino las lenguas minoritarias las que tendrían que ser cuidadas y mimadas para no perder un rasgo tan propio y tan rico de nuestro país, como es el presumir de un gran número de culturas ricas y ancestrales a lo largo y ancho de nuestra tierra. Como leí alguna vez en algún sitio, es igual de injusto tratar de forma diferente cosas iguales, como tratar de igual forma cosas distintas.

También se aferran a las dificultades que tienen los funcionarios para buscar trabajo en estas comunidades babelianas, teniendo que aprender unas lenguas tan innecesarias y anecdóticas para estar frente a una ventanilla tratando con parroquianos que prefieren expresarse con el idioma con el que han crecido (desconsiderados) o para rellenar formularios ininteligibles. Y es que es bastante curioso que los mismos que se empeñan en defender la cultura vean la riqueza lingüística como una afrenta a la misma y no como una posibilidad de aprender de nuestros propios vecinos.

En medio de estas opiniones con cierto fundamento (no compartido por mí, pero con cierto fundamento al fin y al cabo) también nos topamos con los hooligans idiomáticos, aquellos que no sólo defienden el castellano sino que estarían encantados de la erradicación de los que denominan dialectos del idioma único del país o aberraciones de un castellano mal pronunciado. En este grupo se deben situar los relaciones públicas de la cadena Springfield, que tras felicitar a un gallego el día de su cumpleaños con una postal en portugués, cuando fueron puestos en conocimiento de su error, respondieron que tal despiste respondía a que “ellos no sabían gallego, pues estaban en España”. Eso sí, debían tener algún primo portugués, ya que éste sí lo conocían y dominaban. No contentos con eso, en una segunda carta, respondiendo al apunte en el que el que suponemos ya ex consumidor de la cadena les recordaba que el gallego, el catalán y el euskera son reconocidos en nuestro país, le contestaban que ya sabían perfectamente que “eran dialectos del castellano”. Y es que a veces la gente es mala y malmete para hacer daño, ¿eh?

Que pronto se ha olvidado la unión sin discrepancias y repleta de entendimiento que nos trajo la victoria en la Eurocopa.

13 thoughts on “LENGUAS HERIDAS

  1. Juicioso y bien modulado, compa Heitor, el comentario que haces a propósito del tema de las lenguas en nuestro país (y con el que coincido en su práctica totalidad, desde una tierra donde no contamos con bilingüismo natural, pero tanto da…). A ver si en esto, como en tantas y tantas cosas, termina por imperar esa (tan complicada como necesaria) cordura, que bien nos vendrá.

    Un abrazo.

  2. De vez en cuando a uno le entran ganas de firmar articulos de otros, y enfadarse consigo mismo por no saber hacerlo tan bien. Es lo que me pasa a mi ahora.
    Hay en este santo pais gente “pa to”, y desgraciadamente que solo entiende su “cosa”.
    Siempre estan en el mismo sitio, aunque ocupan todo el espacio.
    Mi frima está al lado de la tuya.
    Un abrazo

  3. Me gustó tu artículo, en el que coincido en lo básico, salvo algunos matices poco relevantes que no comentaré. Me gustaríía añadir algo, que refuerza tu opinión: Vivo en la Comunidad Valenciana, comunidad como sabeis gobernada hace muuucho por el PP. Bie, pues aquí, el gobierno autonómico ha decidido que la asignatura de Educacion para la Ciudadanía se de en INGLES. Sí, sí, en ingles. Los docentes que deben impartirla son los de humanidades y ciencias sociales, a los que se les ha exigido ya su competencia bilingue para acceder a su plaza (castellano más valenciano). Y ahora qué? Cómo vamos a dar esa asignatura en inglés si nuestra competencia en dicha lengua se reduce a los conocimientos recibidos cuando estudiábamos?. Quiero decir con esto, que a esta gente le importa poco el asunto de la lengua. Lo que en realidad le importa es su uso como arma arrojadiza políticamente hablando. Y si hace falta abanderar que se de la asignatura en chino para cargarse una ley gubernamental, pues se hace y punto.
    El último plante de docentes contra esta resolucion autonómica se resolvió con la amenaza del señor conseller de despedir a todos. Lo peor, que la cruz la van a tener que soportar los alumnos, los que siempre acaban pagando en realidad.

  4. Uno, que es andaluz, está un poco lejos de esa polémica tan en voga últimamente como son los idiomas co-oficiales (y los nacionalismos, que curiosamente suelen coincidir). Pero sea como sea estoy totalmente de acuerdo con Hector en que esos idiomas hacen a España más rica en lo que ha cultura y valores se refiere, y como tal hay que mimarlos tanto o más que al castellano. Eso sí, considero que los habitantes de dichas comunidades deben ser educados y hablar en castellano a aquellos que les hablen en dicho idioma, al igual que los funcionarios que no sepan gallego, catalán o vasco también deben de esforzarse por aprenderlo (y más si trabajan donde se hablan dichos idiomas, que no dialectos, desde luego).

    Saludos.

  5. Las lenguas sirven para darnos variados y exquisitos placeres y uno de los mejores y mas necesarios, es la comunicación.
    Cualquier lengua que se pierde en el mundo, y no son pocas, es un patrimonio cultural de la humanidad que desaparece.
    La globalización, el pensamiento único y determinadas manera de pensar y actuar ponen en peligro de extinción, ecosistemas,culturas, lenguas y lo que les pongan por delante, si pueden o le dejan.
    Pasar a la acción en defensa de todo ello, cada dia es mas necesario, desde el plano teórico al practico.
    Comparto la linea argumental por ti expuesta y la ponemos en practica dando el primer curso de lengua portuguesa en España, desde un medio poco habitual y minoritario, la radio, pero además una radio comunitaria, libre y no comercial.
    Sabemos que es un pequeño granito de arena , un proyecto ,que este mes cumple su primer año de andadura, y que gracias a internet, deja el reducido margen de audiencia de una radio ,para convertirse en un medio global al alcance de cualquiera, en cualquier parte del mundo.
    Desde el blog del programa, se pueden bajar los podcast del curso de portugues, y gracias al _RSS, te llegan al instante todas las clases, incluso al perdido Valle del Tuela o Val do Marcos (Xabres Dixit).
    Para muestra, un botón: http://lusofonias-radioenlace.blogspot.com
    Salud

    PD: Te hemos linkado en nuestra humilde bitácora, seria factible la reprocidad?

  6. el fundamentalismo perjudica seriamente la salud.

    A mi lo del manifiesto me la trae livin la vida loca!!!

    surgió por parte de UPD, ese partido fundado por Rosa Diez y unos cuantos mas que tratan de buscar votantes y gente hasta debajo de las piedras… y se les ocurrió iniciativas tan “estupendas” como esta.

    Aquí luego se ha apuntado todo el mundo… y ha firmado to kiski, hasta Casillas creo… lo que pasa es que lo que este manifiesto denuncia no pasa por ser del todo cierto.
    Pero lo cierto es que el tema es populista un rato, y se trata de buscar votos hasta debajo de la spiedras como digo…
    Por cierto si hay dos lenguas cooficiales, la obligación de atención y de enseñanza será para las dos lenguas por igual no?? Porque si bien es cierto que a veces puede brillar el uso del castellano por su ausencia, tambien es cierto que a veces por ejemplo tambien el uso del euskera por ejemplo (tan oficial en Euskadi como el castellano) a veces brilla por su ausencia.

    Asi que leyes… vale!!! pero siempre buscando la igualdad, no los votos miserables.

    Reparito 2.08

  7. Por cierto, repasemos algunos nombres de la selección española de fútbol: Iker, Puyol, Capdevila, Xavi, Cesc, Xabi Alonso, Senna… ¡Qué castellanos! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.