INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL

Photobucket

En esas enciclopedias que están llenas de esquemas, dibujos y demás, al lado de la definición de la palabra espectáculo, deberían poner la foto de Steven Spielberg. No hay nadie que domine como él el tempo de una película de aventuras, la forma de conectar con el público con tan sólo los cuatro primeros planos iniciales y que el sentido del humor engarce tan bien con la acción. Los de mi generación estamos viviendo su época dorada desde sus principios. Disfrutémosla, porque cuando Spielberg desaparezca (aún falta mucho para eso, espero), lo echaremos mucho de menos.

Casi veinte años hacía que los más afortunados habíamos visto en el cine la última de las aventuras de Indiana Jones. Aquello parecía una despedida y hasta ahora, a pesar de algunos intentos, nunca había vuelto a disfrutar de aquella manera con una película de este estilo.

Hubo varios intentos de conseguir ese toque entre la leyenda y la pura diversión desde que Henry Jones Jr., Henry Jones Sr., Sallah y Marcus Brody cabalgaran hacia la puesta de sol saliendo de las ruinas de Petra, algunas más afortunadas que otras. A bote pronto, me vienen a la cabeza películas como “Sky Captain y el mundo de mañana”, “La momia” o “La búsqueda”, pero ninguna había conseguido una legión tan grande de admiradores. Será por algo.

Retomar este icono tras una ausencia tan larga era peligroso. No somos los mismos que en la época de “La última cruzada” y Spielberg corría el riesgo de cargarse el mito (de hecho, a alguno seguro que le ha pasado), pero yo he salido del cine tan emocionado, eufórico y satisfecho como la primera vez que vi a Indy usar su látigo.

La película tiene todos y cada uno de los elementos que han otorgado a su director los calificativos de “rey midas de Hollywood” o “creador de sueños”. Los puñetazos vuelven a sonar como nunca han sonado, el humor irónico de Indy sigue intacto, lo imposible se vuelve factible y no podemos evitar asistir con los ojos como platos a las locuras del guión, el “grito Wilhelm” vuelve a sonar en los momentos clave, los guiños a anteriores entregas de la saga son deliciosos, los mapas de los viajes vuelven a guiarnos a través de la aventura, Harrison Ford vuelve a clavar todos y cada uno de los gestos, la sonrisa limpia de Karen Allen vuelve a llenar la pantalla mientras que Cate Blanchett compone un nuevo malo antológico.

Los comentarios en contra que he leído o escuchado giran en torno a dos puntos en concreto: el desenlace de la película y el excesivo uso de CGI, que para los habitantes no frikis de este planeta, es lo que vulgarmente se conoce por efectos especiales.

El primero de los argumentos esgrimidos, el del desenlace, reconozco que choca un poco con el Indy que todos conocemos. Aún así, el contexto histórico es el adecuado para el tema y, si esto aún no os consigue convencer, el caso es que 10 minutos de locura argumental no pueden emborronar totalmente la hora y 50 minutos perfectos restantes, donde el espíritu del arqueólogo sí es absolutamente continuista y no hay ni un solo momento para pestañear.

El tema de los efectos especiales ya sí que me parece protestar en plan gruñón. No son la parte fundamental de la historia, ni son demasiado espectaculares sino más bien necesarios para el desarrollo (si quitamos algún momento de esos 10 controvertidos minutos finales). Vale que el estilo de Indiana Jones siempre ha recordado al rollo “atrezado” de los seriales usamericanos de la época de Maricastaña, pero la técnica va mejorando y no me parece ningún pecado usarla para plasmar las ideas que un guionista creativo se saca de la cabeza.

Se echa un poco de menos a la gran pareja Connery-Ford que nos asombró en el capítulo anterior, pero para paliar la pérdida, el fichaje de Shia LaBeouf nos brinda nuevos e impagables momentos, mostrando una química con sus compañeros y un talento natural para el género fuera de serie, como ya había demostrado en “Transformers”, siendo él mismo de lo mejor de la película.

Vamos, que seré apedreado por gran parte de los escasos lectores de mi blog, pero para mí este nuevo episodio está al nivel de los anteriores (y ahora hago las maletas y huyo del país por la herejía).

Leer critica Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal en Muchocine.net

18 thoughts on “INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL

  1. Yo la iré a ver el miércoles, pero ya me estaban asustando las críticas negativas (se que no debería leerlas, pero es que es imposible vencer la tentación). Pero si tu crítica ha sido positiva ya tengo la plena confianza de que me va a encantar.
    La verdad es que ya me olía que los que la ponen a parir tienen algo de gruñón, pero también de desmemoriado. ¿Qué diferencia hay entre un fondo digital y un fondo mate?, porque las anteriores estaban plagadas de ellos (por no hablar de otros efectos cantarines). También he oído que tiene muchas fantasmadas, pero… ¿saltar de un avión en una lancha hinchable no lo es?.
    Tendré que esperar al miércoles, pero creo que si te expulsan del país por hereje avísame, que creo que compartiremos el viaje.

  2. Compañero, espero con ansia tu visión de la peli después del miércoles. No dudo que te emocionarás como yo en los mismos puntos, golpearás tu puño al aire en las mismas peleas o te partirás de risa en los mismos gags. Indy es una institución y tito Spielberg lo ha vuelto a conseguir.

  3. Creo que la veremos, pués me has convencido.
    No hace mucho en algún foro de arqueología, alguien habló de lo poco científico, de Indiana como arqueólogo. Creo que eran profesionales del medio, excesivamente cartesianos.
    Tú sabes mi interés por la arqueologia, y te juro que si alguna vez, localizo algún tesoro de esos que los “mouros” han dejado enterrados por los castros del noroeste, serás el primero en saberlo, y te regalaré el guión.
    Abrazos de los dos arque…… vigueses.

  4. Pues no seré yo el que tire la primera piedra. A pesar de mis miedos previos, he de reconocer que la peli es fracamente entretenida. Grandes gags y acción a raudales. ¿Si está a la altura de la demás? Pues supongo que el tiempo lo dirá pero me veo matando con ella una tarde de domingo como lo hice ayer con el templo maldito.
    Mis únicos peros son el doblaje de Cate Blanchett (aunque uno acaba por acostumbrarse) y Shia Labeouf. No le acabo de ver la gracia a este chico, me resulta algo sosete. Manías que tiene uno…

  5. Pues no seré yo el que tire la primera piedra. A pesar de mis miedos previos, he de reconocer que la peli es fracamente entretenida. Grandes gags y acción a raudales. ¿Si está a la altura de la demás? Pues supongo que el tiempo lo dirá pero me veo matando con ella una tarde de domingo como lo hice ayer con el templo maldito.
    Mis únicos peros son el doblaje de Cate Blanchett (aunque uno acaba por acostumbrarse) y Shia Labeouf. No le acabo de ver la gracia a este chico, me resulta algo sosete. Manías que tiene uno…

  6. Yo estoy totalmente asombrada de la magnífica descripción que has hecho de las sensaciones que se viven al ver de nuevo al señor Jones. Estoy super identificada con lo que has dicho, porque yo la disfruté como una enana, desde ese sombrero en la sombra hasta la sonrisa picarona de Marion.

    La película con sus pequeños detalles me recuperó la ilusión de cuando las ví por primera vez y cuando te sientes así, ni escuchas ni quieres escuchar las posibles críticas de tal y cual, que las tiene, pero prima más ese tiempo de espera hasta que nuestro Indy ha reaparecido que todo lo malo que puedas sacar de esta última entrega.

    Y de todas formas, si nosotros salimos con buen sabor de boca, tampoco ha tenido que ser tan mala ¿no?. Lo único que yo le quitaría es esa mezcla con ese universo de ciencia ficción de Lucas, que en esta ocasión no me pegaba con el contexto general, aunque me guste en otras ocasiones. Y los efectos especiales, pues bueno se esperaban y punto, pero ya digo que me parecieron insignificantes en relación a las emociones de ver de nuevo en pantalla al señor Jones y la nueva troupe.

    Me alegro que la disfrutaras como yo y te felicito por haber descrito con las palabras exactas como nos sentimos muchos al ver esta película. Un saludo arconero

  7. Vigueses: desde luego, Indy tiene tanto de arqueólogo real como yo de Ranger de Texas. Es una peli de aventuras destinada a que el espectador pase un buen rato sin tener que pensar demasiado y sólo así puede funcionar. Si nos ponemos a buscarle fallos temporales o de lógica, podemos encontrar un montón, igual que si le pedimos a James Bond que cumpla las leyes de la física. Seguro que os gusta.

    jferreiroc: bueno, veo que has conseguido retrotraerte un poco a tu yo infantil, aunque este esté tan escondido y agazapado que sea jodido encontrarle!!
    A mí al final no me resultó extraño el doblaje de la Blanchett, lo cogí bien desde el principio y en cuanto a Shia, ahí diferimos un montón. Me parece un actor como la copa de un pino, con una vena cómica contenida que le hacen perfecto para este tipo de papeles. Veamos por donde va la carrera de este chaval.

    Natalia: bienvenida por estos lares!!
    Pues básicamente pensamos lo mismo!! (algo complicado según suelo leer en tu blog, jeje) lo que quiere decir que nuestro enamoramiento del personaje es tal que somos capaces de perdonar ciertos fallos. De todas formas, quitando ese final Lucasiano, el resto de la película sigue siendo el del aventurero que nos asombró de enanos, así que con estos mimbres es muy fácil meterse en la película. A ver si la cosa acaba aquí o nos sorprenden en unos años con otra entrega!!

    Saludos a todos.

  8. Me ha gustado bastante, pero no he dejado de pensar durante toda la película a Sean Connery(más, evidentemente, cuando se nombraba a su personaje, al cual hacen un gran homenaje). Me parece una auténtica lástima que no haya aparecido, estoy seguro que habría sido una mejor película, aunque Shia LaBeuf me ha sorprendido bastante haciendo un gran papel (mucho mejor que en “Transformers” a mi parecer). Perooooo… pero la peli falla en el final, quizás no tanto como muchos afirman, de hecho la escena final me parece genial técnicamente hablando al menos, pero creo que a Indiana Jones le pegaba más otro tipo de final, más cercano a la fantasía que a la ciencia ficción.

    De todos modos yo al menos me he emocionado en muchos momentos del filme, merece la pena verla en pantalla grande, desde luego.

    Saludos.

  9. Sin duda es una de esas ocasiones… en las que me trae bastante al pairo las criticas cinematograficas… sobre la pelicual en cuestion. Yo ire al cine a verla si o si…. Y nos dejaremos nuestros 12 euskos en la materia.
    Luego me comprare el Dvd, y el dia de mañana se las pondre a la pequelña Uxue para que las disfrutemos juntos.

    Reparito 2.08 Back Again!!!

  10. Bueno, veo que no se me apedrea tanto por los visitantes habituales, sino que todos opinamos de forma bastante similar, jeje.
    Reparito, ve al cine, gástate los euskos, disfruta con las aventuras del doctor Jones y luego ven a destriparnos qué te pareció la cosa. Espero que disfrutes tanto como yo.

  11. Por fin he conseguido rascar unos minutillos para comentarte, pero después de ver todos los comentarios tan expertos… no sé si me atrevo!!!

    Aún así, diré que lo pasé genial en el cine y que como comentamos al salir, fue como un episodio más que me encantó y en el que no eché nada en falta comparada con las otras películas de la saga. Y creo que la espera desde “La última cruzada” ha merecido la pena, por que me ha dejado muy buen sabor de boca.

    Así que… que me apedreen a mi también!!!!

  12. Parece ser que seré un poco más critico con tus lectores habituales. Lo primero, ¿no has visto una buena peli de aventuras en 20 años?Se que no hay ninguna con tantos admiradores como Indiana pero de ahi a lo que dices al principio…No sé, yo creo que hay alguna interesante.
    En cuanto a la pelicula tengo que estar de acuerdo en que el hijo de Indiana es lo mejor de la pelicula, asi como digo que la interpretación de su “novia” es un poco blanda.
    No entiendo porque la gente critica los efectos especiales, ver la “seta” de la bomba atómica es impresionante.
    Por último, en cuanto a que está el nivel de las anteriores tampoco estoy de acuerdo. Es más fantasiosa, más pretenciosa y se echa de menos un punto más de ironía.
    En resumen, esta bien para verla una vez en el cine y punto.

  13. Celi: se notaba que ambos salíamos emocionados y probablemente fuimos los que más disfrutamos hasta con el final. Aquí se ve quien se digna a crecer y quien no…. jeje

    Visitante anónimo: Concretemos, he visto pelis buenas de aventuras en 20 años, pero no las he visto tan buenas y mucho menos de un tiempo a esta parte entre Tombs Raiders, Búsquedas, Sky Captains y Momias varias. Pueden engancharme más o menos (la saga de la momia me gusta) pero nada comparado con las sensaciones de ésta. ¿Nostalgia? Puede, pero soy incapaz de separarla.
    En cuanto al nivel de los anteriores, pues sí la considero así. De hecho, tampoco creo que la segunda esté a un nivel más bajo que las otras dos, como es la opinión generalizada, aunque sea más oscura, tétrica y sádica. No me parece pretenciosa, sino que Spielberg y Lucas han regresado al personaje con respeto, ni más fantasiosa, pues las otras tres tenían fantasmadas sobrenaturales tan enormes como ésta y me parece que Indy sigue teniendo ese punto de ironía (por no hablar de Marion).
    Vaya parrafada, jeje, pero estas son mis impresiones.

    Saludos.

  14. Tengo muchas ganas de ver esta película. Antes tenía que saber que opinabas de esta producción por me imaginaba que la esperarías con ansias. Siempre un placer leerte. Saludos!

  15. Budokan: jeje, es evidente que este era uno de mis estrenos más esperados. Ahora a esperar con ansia el regreso del caballero oscuro, de nuevo con Christopher Nolan tras las cámaras. Ya nos contarás qué te pareció esta.

    Babel: Pues lo mismo te digo, ya nos contarás tus impresiones cuando la veas.

    Saludos.

  16. Ya dejé claro en La Linterna que soy uno de los pocos bichos raros que no tiene ninguna ligazón sentimental con esta saga, cuyas entregas he ido visionando por sentido del deber cinéfilo más que otra cosa. Reconozco que el género aventurero de este tipo no me tira demasiado; me entretiene sin entusiasmo ni jerigonza. Esto me permite ser objetivo y no dejarme llevar por las bajas pasiones, ni en un sentido ni en otro. Lo que está claro es que es una película de Spielberg: ritmo perfecto, sentido del espectáculo, siempre el mejor encuadre… y sin necesidad de ralentís, desfragmentaciones y moderneces varias. Harrison Ford, por su parte, supera el reto y consigue que el personaje mantenga todo el carisma que le precede, a pesar de la edad, e incluso diría que se crece, y se rejuvenece, a medida que transcurre la acción. Sin él, esto podría ser otra entrega de “La momia”. Pero algo falla. Si no es tito Steven, ni es tito Harrison, ¿qué es? el guión de Koepp. Le sobra una nevera antinuclear, unas lianas de deje tarzanesco, unos aliens que parecen salidos de los sueños más humedos de Fox Mulder, alguna que otra referencia patriótica, alguna que otra ceremonia… y le falta una villana más sádica, más villana. Y quizás, un Indiana más investigador y menos a remolque de los descubrimientos del pirado de John Hurt. A mí, Shia, ni fu ni fa; prefiero con mucho la excelente química con Karen Allen.

    Conclusión: un film entretenido, que sabe jugar con la nostalgia y sumergirse en ella, sin parecer retro, y con más agujeros de guión de los que, de por sí, se pueden esperar en un film de este género. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.