I’M A CYBORG, BUT THAT’S OK

Photobucket

En este caso, para la siguiente película vista en el festival, reconociendo que aproveché unos momentos par descansar la vista y el cerebro, daré paso a mi corresponsal y enviado especial a pelis de alto contenido surrealista. Adelante Carlos:

Es la primera vez que salgo del cine sin poder decir con seguridad si me ha gustado la película o no, lo cual es un punto a favor de la película, por lo que finalmente podría decir que sí me ha gustado, pero eso significaría que pierde el punto a favor que le otorga el hecho de ser la única película que no sé si me ha gustado, por lo que entro en un bucle del que no puedo salir. También es la primera vez que una película hace que entre en un bucle, lo que sería otro punto a favor. Mejor que decida otro si me ha gustado.

El punto de partida de la película es, como poco, original. Una joven que se cree un cyborg, aunque nunca se le ha revelado su función, es ingresada en un manicomio. Allí, se niega a comer y conoce a un chico, tan loco como ella, que intentará ayudarla, tanto en la búsqueda de su cometido en la vida, como en su problema alimenticio.

El director, Park Chan-Wook, famoso por las escenas extremadamente duras y violentas de su trilogía sobre la venganza: “Sympathy for mr. Vengeance” – película sobrevalorada hasta extremos insospechados –, “Oldboy” y “Sympathy for lady Vengeance”, intenta dejar en un segundo plano, que no eliminar, este tipo de escenas. A cambio, ofrece algunos planos con alta carga poética – como cuando él le ofrece a ella unos calcetines que al frotarlos le permiten volar hacia mundos imaginarios – y otros con un peculiar sentido del humor – como las escenas en los que ella recarga su batería y se refleja en las uñas de sus pies, o cuando él consigue robar la habilidad “pin-ponil” de otro de los internados –.

Los actores están bien – al protagonista, Rain, lo podremos ver en el esperado regreso a la dirección de los hermanos Wachowski, con “Speed racer” –, la fotografía es bonita y de tonos cálidos, sobra algún secundario algo cansino y unos cuantos (bastantes) minutos de metraje y los efectos especiales están muy conseguidos, para redondear esas escenas oníricas en los que ella se ve a sí misma como cyborg. No sabría decir nada del resto de aspectos técnicos (sonido, montaje y esas cosas), y el que se encargó del vestuario tampoco se comió mucho la cabeza: pijama blanco para enfermos y enfermeros.

En definitiva, la película es demasiado lenta para ser graciosa y demasiado absurda para ser conmovedora. Se queda en una especie de limbo (genérico y formal) en el que reina el aburrimiento, y del que sólo te sacan algunas escenas especialmente líricas, o especialmente impactantes, o una pequeña siesta en el caso de los débiles de espíritu.

 

Leer critica de I’m a cyborg, but that’s ok en Muchocine.net

8 thoughts on “I’M A CYBORG, BUT THAT’S OK

  1. I Luv U Carlos!

    PD. Me parece refuerte que nofirme la crítica Carlos en Muchocine… Vago!

    PD2. Yo decido por tí, no nos gustó, era demasiado larga y tenía subtítulos naranjas.

  2. Gracias, por fin puedo decir qué me pareció. Te debo una, eh!

    PD: ¿Esta no tenía subtítulos en inglés? Como para acordarse, con tanta mezcla de pelis…

  3. Pues Carlos, aunque no la vi, yo creo que te gustó, jejejjeje

    Creo que esta peli tiene el aspecto de ser una de esos films orientales tan extraños como fascinantes, aunque el tono que suelen darle a sus películas es lento y eso restará algunos puntos.

    Cambiando de tema un poco, ahora que me fijo sí que me suena haber visto la cara del prota en algún trailer de SPEED RACER, la nueva MARAVILLA de los hermanos Wachonski. Por cierto, creo que me voy a unir al grupo cinéfilo sólo para haceros ver esa pelí, jejejejejejje

  4. Neovallense: uf, a mí “Speed racer” me da un poco de miedito. Ya veremos qué es lo que hacen, pero por supuesto que tienes una invitación vip para unirte a nuestro selecto club cinéfilo (previo pago de la cantidad correspondiente).

    Kwijibo: jeje, hay que tener paciencia para digerir este cine. Si no me hubiese cogido con tanto sueño, igual hubiese resistido hasta el final.

    Saludos.

  5. Heitor, sinceramente, yo también temblé al ver las primeras imágenes de “Speed Racer” en una revista, pero al ver un par de trailers he cambiado de opinión y tengo muuchas ganas de verla, y es que los Wachonski creo que tienen grandes ideas y que son buenos directores (aunque supongo que no comparten muchos mi opinión), y que seguro pueden ofrecer un producto impactante y original visualmente hablando, y al menos interesante en su argumento. Y es que hay que tener en cuenta que conocen muy bien el mundo del anime y el manga (la peli se basa en la sesentera serie nipona “Meteoro” -que es su título español-) y que seguro que hacen una buena adaptación, de hecho superará al original sin ninguna duda (y no es que fuera muy buena la serie jejjejej).

    Aunque también tengo que reconocer que me gusta mucho el cine espectáculo, veo 2 ó 3 escenas impactantes y se me ponen los dientes largos… y es que soy así y no lo puedo remediar -_-

    Un saludo

  6. Neovallense: uf, no sé yo… bueno, démosle un voto de confianza. Desde luego, por Matrix se merecen que vayamos a ver la peli convencidos de que pueden hacerlo bien.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.