HISTORIAS DE FILADELFIA

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Ayer vimos la película que el señor Ferreiro tuvo a bien regalarle a Magú por su cumpleaños, la comedia de enredos “Historias de Filadelfia”. Una peli dirigida por George Cukor (“My fair lady”, “Mujercitas”) y con un elenco de lujo que incluye a Katherine Hepburn (“La reina de África”, “La costilla de Adán”), Cary Grant (“Con la muerte en los talones”, “Arsénico por compasión”) y James Stewart (“Anatomía de un asesinato”, “El invisible Harvey”).

“Historias de Filadelfia” está incluida en la lista de las 100 mejores películas americanas de la historia elaborada por el American Film Institute y lo cierto es que para tener este importante curriculum me decepcionó un poco. No es que no funcione como comedia, ya que lo hace, con situaciones realmente hilarantes, ni que cojee en las interpretaciones, que son su punto fuerte, sino en una trama de fondo que no me llegó a enganchar del todo. Quizá sea debido a la época en la que fue rodada y haya que mirarla con la distancia e inocencia que requiere, pero había discursos y situaciones que me resultaban difíciles de observar sin que un leve rubor mental apareciese.

La historia trata sobre una mujer de la alta sociedad que va a contraer matrimonio con un hombre que no la hace del todo feliz y recibe la visita de su ex marido, y un par de frustrados periodistas de la prensa rosa que reciben el encargo de hacer una crónica de la fastuosa boda. Los problemas, las quebraduras de cabeza y las situaciones rocambolescas no tardarán en aparecer provocando que la protagonista empiece a tener serias dudas del paso que está a punto de dar.

Como decía al principio, lo mejor de la película son sus interpretaciones. Katherine Hepburn tiene una cantidad de recursos y matices casi infinita. Es capaz de interpretar a una mujer fuerte en apariencia, con una coraza blindada hacia los demás y un halo de deidad que la hace inalcanzable para al segundo siguiente mostrar a una mujer vulnerable, insegura y necesitada de un cariño que ella misma se empeña en alejar. Una sola mueca de la Hepburn vale por toda una película de muchas otras actrices.

Cary Grant es la elegancia personificada. Mucho más comedido que en otras comedias en las que participó, interpreta de manera soberbia a un cabroncete con sentimientos. Un tipo enamorado de una mujer con la que no puede parar de discutir. Son geniales las escenas en las que coincide y discute con James Stewart. Ambos son capaces de llevar el peso de cualquier película sin despeinarse y aparecen tan naturales delante de la cámara que cualquiera diría que estamos asistiendo a un rodaje con cámara oculta.

Y para rematar mi preferido, uno de los actores que más admiro, el tranquilote de James Stewart que interpreta aquí a un escritor frustrado que ha de ganarse el pan escribiendo para una revista sensacionalista. Impagable la escena en la que llega ebrio a casa de Cary Grant iniciando una pausada discusión mientras éste último le da la réplica con una socarronería y una ironía realmente desternillante mientras Stewart lidia con un hipo juguetón (observar vídeo al final). O como aquella otra en la que descubre la verdadera personalidad de Katherine, los dos borrachos en el jardín de ella, esgrimiendo un juego de miradas, insinuaciones y reproches en la víspera de la boda.

Solo por ver a estos tres actores juntos ya merece la pena la película. Por eso y por asistir a la magia de una comedia romántica que ya no se hace hoy en día, con diálogos rápidos y entretejidos, con un ritmo rápido y ágil y sin las situaciones cargadas de azúcar de las que adolece este género en la actualidad. Una película perfecta si no fuera por cierto grado de machismo, que quizá fuera normal en aquellos tiempos pero que ahora suena algo raro.

 

alt : http://www.youtube.com/v/8b39gIMMqr8

6 thoughts on “HISTORIAS DE FILADELFIA

  1. Oxe, dia da patria galega, vou facer un esforzo para expresarme en GALEGO, se non sale moi ben espero indulgencia.
    A “peli” da que falas foi moi boa no seu tempo: todo aquelo que tenta reflexar unha situación ou unha maeira de ser, nun momento determinado, acabale pasando o que a esta pelicula, os tempos cambian, e pasa o que pasa que algo queda obsoleto. Detodolos xeitos os actores desa cinta creo que son do mellorciño, tanto a Hepburn, como os dous son dos meus preferidos.
    Un abrazo.

  2. Pois un galego moi bo se como penso non eres de alí. Por certo, nin idea de quen eres.
    É certo o que dis, hai poucas películas que sexan universais, que envellezan ben co paso do tempo e hai que ter certa indulxencia cós cambios de épocas. De todas maneiras, hai moitas outras cousas nas que nos podemos fixar e sigue sendo unha moi boa película.
    Un saúdo.

  3. Qué decir, Heitor, con un trio de ases como Hepburn, Grant y Stewart (grandes, grandes, grandes) poco se puede añadir. Historias de Filadelfia tal vez sea menos divertida que otras screwball o menos alocada, aquí los protagonistas son personas que disfrutan del placer de hablar por hablar, y la escena del baño nocturno de Katharine con Stewart tiene una magia por la que no pasa el tiempo ¿para qué pedir mas?

  4. Tienes razón, Alicia, para que pararse a meditar nada más cuando uno se puede dejar llevar por la interpretación de estos tres genios. Pues ala, nada que añadir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.