HEROES

Photobucket

Por fin, la abogada y yo, hemos tenido tiempo libre para acabar las dos temporadas de una de las series que más nos ha enganchado en los últimos tiempos. La historia de unos modernos y terrenales X-men, con ausencia de cualquier halo de épica que pudiera exhibir el cómic, con poderes que no logran controlar y, en general, ni siquiera quieren poseer, ha dado lugar al comienzo de una saga que parece que va para largo. “Héroes” no acaba más que empezar.

Todo comienza de forma similar a las páginas de los personajes creados por Stan Lee. Cada cierto tiempo, se producen saltos evolutivos en ciertas especies que llevan a sus individuos a adaptar sus habilidades para lograr sobrevivir. En este caso, le ha llegado el turno a la especie humana y empiezan a aparecer personas con cualidades extraordinarias. Un tipo que puede volar, otro que es capaz de detener el tiempo y teletransportarse, una chica que regenera sus heridas al instante, fuerza sobrehumana, traspasar objetos solidos…

El gran triunfo de la serie no se basa en una idea original, sino en dotarla de un nuevo punto de vista que consigue humanizar a los superhéroes. La identificación del espectador con los personajes es inmediata. Todos tendriamos los mismos problemas si en cierto momento se nos dotase con alguno de estos poderes y nos vieramos en la obligación de elegir un bando. ¿Querriamos salvar a la humanidad (“save the cheerleader, save the world”) o prefeririamos unirnos a los villanos y disfrutar de lo lindo con nuestra nueva habilidad?

Otra de las características de la serie que más me atraen es que se centra más la atención en las relaciones entre los distintos personajes y en darle vueltas y liar una historia, que comienza de una forma clásica, con malo malísimo y un objetivo claro, para ir cambiando hacia la segunda temporada en una complicada trama de organizaciones secretas, malos a medias y personajes oscuros y con intenciones poco claras, que en las peleas entre los héroes, efectos especiales y demás pirotecnia. Aunque esto también puede ser debido a que sea una producción para la televisión, más modesta en cuanto a presupuesto, a no ser que sea una producción histórica para la BBC.

Todo espectador tiene a alguien con el que identificarse. El héroe que se sacrifica por el bien de la humanidad, el personaje cómico e inocente, la madre sufridora, el sabio sin poderes, la joven buenorra y de buenos sentimientos y uno de los malos más perversos que ha dado la televisión en los últimos tiempos, que parece que volverá en la tercera temporada con más fuerza que nunca.

Quizá le ha pesado alguna mala decisión argumental al final de la primera temporada y una huelga de guionistas que precipitó el desenlace de la segunda y, aún así, unos personajes interesantes y unos intérpretes muy adecuados, mantuvieron el nivel a cierta altura.

Veremos qué nos depara el tercer episodio de la saga. Yo por lo menos, lo esperaré con impaciencia.

8 thoughts on “HEROES

  1. Qué coincidencia, hace poco terminé de ver la primera temporada, pero como me suele pasar con las cosas que me recomienda todo el mundo, no me pareció para tanto. La serie es buena y tiene un argumento más trabajado que Perdidos (que los guionistas no saben a donde van), pero le vi unos cuantos problemas (me va a salir una entrada en este comentario, lo estoy viendo).
    ATENCION SPOILERS
    Peter, Hiro y Sylar me parecieron demasiado poderosos, como se ve en el capítulo de 5 años después, que Peter zurra a los guardias porque le da la gana en vez de parar el tiempo y subir tranquilamente.
    Sylar molaba bastante hasta que se desvela quién es, que pasa a ser un pardillo muy poderoso que lo duermen en cada capítulo con droga en tazas de te o golpes en la cabeza, ¡eso es indigno de un villano!.
    El final también fue algo decepcionante, principalmente porque lo de “salva a la animadora, salva al mundo” no le vi sentido ninguno. Y también Hiro teniendo todo el tiempo del mundo en sus manos (literalmente) fue un poco huevón diciéndole solo eso a Peter en vez de explicárselo todo detalladamente. ¿Y no pudo decirle “Evita al hombre nuclear, salva al mundo”?.
    Bueno, que podría tirarme así todo el dia. Que conste que a pesar de todo me gustó, pero solo a partir de la mitad. Tarda demasiado en arrancar.

  2. Tienes razón, la serie tiene unas cuantas incoherencias y el final de la primera temporada es bastante precipitado. Aún así, en cuanto a la primera pega, es complicado hacer un cómic, serie o peli de superhéroes sin permitirse ciertas licencias, en caso contrario los héroes más poderosos (o villanos) siempre ganarían sin problemas. Por lo que respecta a lo segundo, tengo entendido que los guionistas medio se disculparon por no dar más empaque al desenlace.
    Ya me dirás qué te parece la segunda, en la que a medida que avanza se va volviendo todo más complicado. Es un cambio de rumbo que me gusta bastante.
    Saludos.

  3. Precisamente el sábado acabamos de ver el final de la segunda temporada. No me convence. Está claro que la huelga ha tenido mucha influencia pero no entiendo esa necesidad de hacer finales tan “finales” (perdón por la estupidez). Eso hace que el tempo de la serie se haya perdido en esta segunda temporada. Y en cuanto a su deriva temática, miedo me da. Pienso en Expediente X y en sus conspiraciones y no me mola. Espero que la tercera retome como se merece

  4. A mí hay cosas que me convencen y cosas que no. Las que no, la precipitación y esos cutre-duelos finales, tan sencillos. Las que sí, los puntos que dejan abiertos y el retorno de Sylar, una de las mejores bazas de la serie.
    A mí la deriva hacia las conspiraciones sí que me gusta… siempre y cuando no se pasen demasiado, claro está. Pero ese halo de telenovela, si se mezcla bien con la trama fantástica, puede salir bien.
    Veremos a ver qué pasa en la tercera.
    Saludos.

  5. La primera temporada me tuvo la primera semana de navidades llevando literalmente el ordenador conmigo a cuestas para no perderme nada, por que no pude parar de ver capítulo tras capítulo!! Con la segunda, no me pasó lo mismo en parte por que veía los capítulos de viernes en viernes con my world y ,en parte, por que no me engachaba del todo.. no conseguía entender nada!! daban la información con cuentagotas y de repente.. puff!! llegó el final de la temporada con demasiada información que digerir, demasiadas muertes que no eran muertes, demasiadas incógnitas y demasiados malos- buenos que al final no sabemos lo que son!.
    Pero una vez dicho esto, y releído lo que acabo de escribir, creo que me han dejado con muchas ganas de tercera temporada…
    Por cierto, mis favoritos están entre Hiro, Peter y Sylar (sí, ya sé que es el malo de la muerte, pero tiene un no sé qué…)

  6. Ya, han sido demasiadas cosas condensadas, supongo que en parte por la necesidad de acabar la temporada antes de que llegase la huelga. Espero que todo se desarrolle con más tranquilidad en la próxima…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.