HALF NELSON

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

¿Cuáles son las motivaciones finales que nos llevan a los grandes cambios? ¿Cuándo somos capaces de dar el paso que nos lleva a salirnos del camino fácil, el que nos arrastra sin esfuerzo, para introducirnos en el pedregoso pero que intuimos correcto? ¿Cuándo somos capaces de dar prioridad a nuestro corazón o nuestra cabeza en vez de dejarnos llevar por el impulso que ha tomado nuestro cuerpo?

Dan es un profesor de historia de un instituto marginal donde intenta inculcar a sus alumnos valores que les ayuden a sobrevivir en un ambiente que inevitablemente acaba empujando a un alto porcentaje por el mal camino. Los chavales viven en barrios pobres donde un medio de vida frecuente es la venta de drogas.

Entre todos los adolescentes que atienden a sus disertaciones, destaca Drey, una chica muy madura para su edad que convive con una madre a la que apenas ve por culpa de un trabajo absorbente, un hermano que cumple condena por tráfico de drogas y un colega del barrio que trata de introducirla de lleno en el negocio de camello.

Por otra parte, Dan trata de salvar a los chicos de una manera que no es capaz de aplicarse a sí mismo. Todo lo que observa de madurez en Drey es lo que le falta a él mismo. Es un ser solitario, enganchado al crack que le vende el mismo tipo del que trata de alejar a su alumna, incapaz de coger con fuerza las riendas de su vida o de mantener una relación estable y adulta con una mujer. Lo único que le mantiene anclado a la realidad son sus clases a las que dedica toda la pasión de la que carece en el resto de sus actividades.

No estamos, por tanto, delante de la clásica historia del profesor culto y enrollado que inculca valores a sus alumnos díscolos, sino ante una trama con personajes mucho más complejos, inseguros de cómo deben actuar, con miedos y traumas que no saben cómo quitarse de encima. Una historia triste pero que deja asomar un haz de esperanza, que intenta transmitir que siempre hay un momento en el que podemos intentar retomar el dominio de nuestra vida, asumiendo que lo que vendrá a continuación será duro. No existen los finales felices, tan solo los intentos de vivir mejor que antes, aún cuando el futuro siga siendo incierto.

No es esta la típica relación en la que el alumno se da cuenta de todo lo que puede aprender de un profesor casi perfecto, sino que en este caso no sabemos cual de los dos está influyendo más en la forma de pensar y de actuar del otro. Ambos se ayudan sin quererlo a comprender sus propios actos estableciendo una relación fuera del marco del instituto.

Un punto muy importante de la película son las intensas y veraces interpretaciones de los dos protagonistas. Ryan Gosling está perfecto en el papel del perdido e infantil profesor que sufre en la soledad de su pequeña vivienda y se crece en el pasional discurso de sus clases y Shareeka Epps es una de esas niñas que llenan la pantalla sin necesidad de grandes gestos, con un rostro que parece haber vivido mucho más de lo que su edad aparenta.

En definitiva, es esta una película triste sobre el miedo a cambiar y las causas que nos impulsan a ello. Cómo un hecho, a primera vista insignificante, puede desencadenar un cambio de rumbo que convierta nuestras vidas en algo diferente.

8 thoughts on “HALF NELSON

  1. e recibido muy buenos comentarios de esta pelicula, tratare de conseguirla en dvd ya que al cine por estos lados dificil que llegue

    con respecto a lo que comentabas en mi blog, la experiencia del teatro es unica. aun que hay muy buenas adaptaciones al cine de obras y otras que dejan bastante que desear.

    saludos

    alfredo

  2. Pues cuando he empezado a leer el artículo pensé lo mismo que pones en los párrafos finales: otra vez la típica película de profes brillantes y alumnos rebeldes (¡¡qué conste que me gustan!!)… Sin embargo, eso de que el profesor parezca el “antihéroe” la hace muyyy interesante… Ya nos contará Peke también lo que le ha parecido, pero es una de mis candidatas a verla próximamente, si la encuentro porque dime Heitor, ¿dónde te enteras de estas películas?…

    Un abrazo.

  3. La tengo lista para ver en dvd y la verdad que siempre la postergo porque no me terminan de cerrar los comentarios y críticas que he leído. Todos la elogian pero con cierto desdén como si el film no les cerrara. Saludos!

  4. Alfredo: cierto que hay mejores y peores adaptaciones de obras, pero las concebidas para teatro suele ser complicado pasarlas a pantalla grande. Siempre hay genios que lo consiguen de forma satisfactoria!

    Tony: jeje, pues leyendo por ahí críticas y viendo la cartelera. La semana pasada esta peli solo estaba ya en un cine de Madrid en v.o., no se si la habrán quitado ya.

    Budokan: a mi me gustó mucho, la verdad. Es una historia dura pero muy bien contada e interpretada.

    Saludos a todos

  5. A mí me gustó mucho.
    A priori tiene toda la pinta de ser una suerte de revisión de Rebelión en las aulas, como Diarios de la calle, que se estrenó por las mismas fechas que Half Nelson, pero lo cierto es que la película está muy bien tratada, convirtiéndose en casi un monólogo de Ryan Gosling, que borda su papel;por otro lado, cuando profesor y alumna se encuentran en su momento anímico más bajo, cuando ambos se ven derrotados por la propia inercia de sus vidas (jodo, qué pedante a quedado esto… XXXD), la escena es verdaderamente estremecedora, al menos a mí me lo pareció.
    Además, la banda sonora me pareció simplemente genial.

  6. La apuntaré para verla, porque de momento en Zamora estas “películas raras” no llegan al cine. La de rebelión en las aulas la pusieron el otro día en la primera, si la ven los mojigatos de lo políticamente correcto la armarían buena, porque es un rato machista.
    En esta según dices el protagonista parece ser el negativo de Sidney Poittier, lo que le da un aire fresco a este tipo de películas, después de mentes peligrosas, monjas de cuidado y chicos del coro.

  7. Goethemola: totalmente de acuerdo. Ese momento que comentas, supongo que es la última escena de la peli, y también me pareció muy buena. En la banda sonora la verdad es que no me fijé mucho, debía estar absorto en los diálogos.

    Otro de Sanci: pues a ver si llega por ahí, y si no siempre puedes recurrir al dvd o a la famosa “copia de seguridad” conseguida en la red. Merece la pena.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.