ESTRENOS 31/03/2017

La llegada de la primavera ha traído consigo, además de una alteración de la sangre, como proclama el dicho, una amalgama de estrenos muy heterogénea que, sin embargo, está dominada por el género documental.

Entre ellos tenemos trekking divino, electrofantasía japonesa, oseznos asturianos, pintores entre picos gemelos, paternidades de repente, existencias irreales, gnomos pintados, invitados díscolos, cuentos desubicados y telas famosas.

Vamos p’allá.

ÚLTIMOS DÍAS EN EL DESIERTO

Ha tardado bastante en llegar esta contemplativa película que narra un trozo de la caminata de Jesucristo en el desierto, encarnado por Ewan McGregor. Pudimos verla en el Festival de Sitges de hace un par de años y podéis ver mi opinión sobre la misma aquí.

GHOST IN THE SHELL

El anime de Mamoru Oshii basado en el manga de Masamune Shirow es uno de los clásicos del cine en el género. Quizá junto con “Akira”, son las dos películas de animación japonesa más conocidas. Sociedades hipertecnológicas en mundos distópicos donde los protagonistas se enfrentan a misterios a caballo entre el mito nipón y el cyberpunk.

Tengo pendiente de ver la original antes de decidir si debo acercarme a la nueva película de acción de Scarlett Johansson, que le ha cogido el gustillo a pegar tiros y realizar piruetas imposibles tras encarnar a Viuda Negra en el MCU y la Lucy de Luc Besson.

De todas formas, pinta muy bien la traslación a imagen real del imaginario que hizo famoso el anime, así que, si llego a tiempo, podría ser una buena opción.

Para el fantasma en su conchita:

CANTÁBRICO

Documental que se pierde entre los paraísos naturales del norte de la península, filmando sus osos, sus lobos, sus águilas, sus linces, sus castaños, sus robles y sus amanitas. Un recuerdo del tesoro que se esconde en los bosques de nuestra península que haríamos bien en conservar si no queremos convertir nuestro país en un páramo yermo asfixiado por el ladrillo.

Una ardua labor de orfebrería del naturalista y cámara de naturaleza Joaquín Gutierrez Acha que no tiene nada que envidiar a los multipremiados documentales de naturaleza de la BBC o de National Geographic (no en vano ha trabajado para ellos) que toma el relevo de Félix Rodríguez de la Fuente para recordarnos la suerte que tenemos de habitar en este oasis de vida.

Una cinta que debería concienciarnos y hacer que dejemos de preocuparnos tanto por lo material y tengamos ganas de salir al campo, respirar aire puro y admirar lo que hay fuera de los mares de asfalto en los que vivimos.

Para el mar que da vida:

DAVID LYNCH: THE ART LIFE

David Lynch es, entre otras cosas, uno de los mayores culpables de que entendamos la televisión moderna de la forma en la que lo hacemos, de que tengamos esta fascinación por las series de televisión, de que nos sepamos qué temporadas son las mejores, de que conozcamos el término cliffhanger, de que debatamos interminablemente sobre simbolismos en foros.

Todo esto empezó con “Twin Peaks” y hablábamos de ella en los recreos y comentábamos sus misterios antes de que se empezara a hacer en Internet, básicamente porque no existía. Pero también es el que nos regaló pesadillas en imágenes con “Cabeza borradora” o “Mulholland Drive” y bellas y humanas historias con “El hombre elefante” o “Una historia verdadera”.

Y a pesar de todo esto él se considera un pintor más que un cineasta. Yo pienso que es un creador con una imaginación vívida y muy negra y este documental trata de dar contexto a este ser complicado y sumido en su propio mundo.

Para el flequillo sumergido en pesadillas:

MAÑANA EMPIEZA TODO

No he encontrado el avance subtitulado, algo que por lo general me irrita un poco, pero me ha servido para darme cuenta de que el doblador de Omar Sy es Iván Muelas, el mismo que dobla habitualmente a Will Smith. Lo que lo convierte en el doblador oficial de los negros graciosos.

En fin, consideraciones estúpidas aparte, la película es una comedia francesa con un punto de partida más bien poco original. Un tipo golferas, vividor y mujeriego se encuentra de repente con que un antiguo ligue o polvo de una noche aparece en su vida y le deja al cargo un bebé diciéndole que es el padre. Sí, lo hemos visto en “Annie”, en “Tres solteros y un biberón”, en “Un papá genial” (más o menos) y en un porrón más.

Así que Omar Sy se encuentra con un bebé y una búsqueda de la madre por Londres y ocho años después con una pequeña dama, una vida muy distinta y un reencuentro. Melodrama familiar con mucha comedia al canto.

Para la descendencia súbita:

TODO MUJER

Isabel Ordaz es una pedazo de actriz de la que estamos acostumbrados a ver tan sólo un pequeño registro, el de la Hierbas de “Aquí no hay quién viva”. Borda el papel de señora excéntrica y locuela y hace risa, sin embargo su extensa carrera demuestra que hay mucho más detrás de lo que la hizo famosa para el gran público.

Esta película es la demostración de que puede llevar una producción sobre sus hombros con facilidad, tocando una cantidad de registros inabarcable. El problema es que la historia de esta mujer que vive como una ermitaña en un palacete abandonado no llega a interesarme demasiado.

La distancia de la señora con la realidad, la acogida de un mendigo que traerá una nueva esperanza a su vida y los recuerdos deshilvanados de una juventud perdida, un poco como si fuera pariente lejana de la Bette Davis de “¿Qué fue de Baby Jane?” o la Gloria Swanson de “El crepúsculo de los dioses” se me antojan algo forzados.

Para la realidad al límite:

LOS PITUFOS: LA ALDEA ESCONDIDA

Los pitufos están ahí desde siempre. Recuerdo haber visto alguna vez alguna de las múltiples series que se hicieron cuando era pequeño, recuerdo tener algún tebeo, recuerdo algún muñeco en casa y todo ello sin ser un verdadero fan de estos pequeños seres azules.

Creo que la idea de esta tribu patriarcal con personalidades extremas y un modelo de sociedad un tanto machista y extraño, con un sólo miembro femenino entre su población, resulta más atractivo para un niño que las aventuras en sí, blanditas y condenadas a una eterna huida del malísimo Gargamel.

Esta vez, visto que las pelis con personajes reales no dieron resultado, vuelven a la animación pura con las voces de Ariel Winter (la hermana lista de “Modern family”), Mandy Patinkin (tú mataste a mi padre prepárate a morir), Joe Manganiello (ex lobishome de “True blood” y maridísimo de Sofía Vergara), Michelle Rodríguez (badass femenina por excelencia) o Julia Roberts (ex novia de América) en una historia que intenta dar un toque feminista al cuento.

Para la barretina enana:

MESA 19

Una de esas películas que sólo apetece ver en casa en una tarde lluviosa de domingo. Una comedia romántica que sabemos que tendrá un final feliz y que sólo se mantiene a flota gracias al buen oficio de sus actores.

Anna Kendrick, Lisa Kudrow, o Stephen Merchant son actores capaces de provocar la sonrisa por muy trillado o predecible que sea el guión y es así como suena esta peli que gira alrededor de la mesa de un banquete de una boda en la que coinciden todos aquellas personas a las que los novios no saben muy bien dónde ubicar.

Un puñado de raritos que no encajan en los eventos sociales que deciden pasárselo bien en vez de lamentarse por pertenecer a los retales de una celebración. Una tontería simpática que seguramente se deja ver con facilidad y se olvide al minuto siguiente de haber acabado.

Para la el cajón de sastre con patas:

BELLA DURMIENTE

A mí, el cine experimental, underground o alternativo me cuesta, he de reconocerlo. Es difícil que me consiga meter en esos argumentos cargados de simbolismos, en esas relecturas contemporáneas sin que todo me parezca forzado o un mensaje de un guionista o director que me mira por encima del hombro.

Alguna vez, sin embargo, me cautiva. Son las menos, ya que al final soy un tipo de gustos clásicos u ochenteros, que se pirra por la ciencia ficción y la fantasía sin descartar ningún género y al que le gustan las narraciones convencionales.

Por eso, esta nueva visión de la bella durmiente traída al mundo moderno me deja ojiplático y descolocado. Este príncipe que toca la batería y está obsesionado con el mito, que busca a la dama que debe despertar con un beso con la ayuda de una trabajadora de la UNESCO y ese avance con gente bailando la conga me deja fuera de juego.

Para la leyenda chirriante:

THE FIRST MONDAY IN MAY

Documental que sigue la puesta en pie de una exposición sobre moda en Nueva York y que muestra a un montón de pijos hablando sobre ropa y afirmando que el diseño debería también estar en un museo porque eso es arte y lo que hacía Miguel Ángel o Velázquez era un juego de niños.

Vale, estoy exagerando. Un poco. Es verdad que se trata de un montón de pijos hablando de moda. Y yo tengo unos vaqueros que me sigo poniendo de hace unos veinte años y camisetas que claman a gritos ser convertidas en trapos de cocina. A lo mejor no soy precisamente su público objetivo.

Ni me suenan las caras de los protagonistas ni entiendo el valor de un vestido ni me parece serio cuando Josie habla de rasé, que ni siquiera sé lo que es. Con eso os digo todo.

Para el corte y confección de postureo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.