ESTRENOS 31/10/2018

Ya tengo yo problemas para llegar semana a semana a los estrenos semana a semana, como para que en los puentes me los adelanten.

Cachenlamar.

En fin, llega uno de los estrenos del año y más cosas.

Tiroreros épicos, hurtos bendecidos, colores camuflados, reinicios coronarios, clásicos abrillantados, historias enraizadas, buceos bélicos, memorias cocinadas y desastres doblados.

Roqueemos juntos.

BOHEMIAN RHAPSODY

Me da igual el cambio de director a mitad de rodaje por problemas personales y con los actores, me dan igual los rumores de dulcificación de la salvaje historia del grupo, me da igual que Freddie sea tratado con adoración en vez de crudeza.

Me da igual todo.

Llevo tanto tiempo esperando que salga el relato sobre mi banda de cabecera y los actores me parece que están tan bien elegidos que no tengo nada en contra con que no vayan a salir los enanos portando bandejas de cocaína.

Se trata de Queen y de su música y no puedo tener más ganas.

Para la voz eterna:

EL ÁNGEL

Comienzan a llegar poco a poco aquellas películas que han pasado por el reciente Festival de Sitges y esta fue una de las más alabadas. Una cinta argentina que narra la historia del ladrón más famoso de la historia del país.

O eso dicen en el tráiler.

Cuando vi por primera vez las imágenes no me dijo nada, pero cuesta creer que tanta gente esté equivocada y numerosas voces cuentan que es de lo mejor que vieron en la muestra catalana.

Hablan de sarcasmo, de humor negro, de denuncia social, de un protagonista hipnótico y de aires a Scorsese, así que habrá que creérselo.

Para el anarquismo rubio:

INFILTRADO EN EL KKKLAN

Spike Lee vuelve al cine que mejor se le da y al que moldea con todas sus señas de identidad, para bien y para mal. Sus conflictos raciales, sus moralejas en crudo, sin metáfora ni nada, bien explicadas para que quede claro su punto de vista, su gran dirección de actores, su ritmo impecable.

Usamérica, años 70. El KKK sigue presente en la sociedad mientras el cambio social trata de abrirse paso en una pueblo al que le cuesta cambiar. A Colorado Springs, pueblico rural, llega a la comisaría el primer policía negro de la historia de la ciudad y decide emprender una lucha contra la secta racista.

Por ahí anda Adam Driver, a quien siempre da gusto ver y en general todo tiene un tono muy empaquetadito y mono.

Para los nazarenos cabrones:

SIN FIN

Yo no sé si será coña, porque la entrevista que he visto con uno de sus protagonistas, Javier Rey, que me está enamorando por otro lado en la serie “Fariña” encarnando a Sito Miñanco, está enmarcada en un tono bromista, en el Late Nite de Broncano “La resistencia”. Pero el tío dice que aparte de la historia dramática de amores y penas hay un componente sutil y pequeñito de ciencia ficción y saltos en el tiempo.

Y a mí eso me ha ganado.

Como sea mentira, verás, Javier, que voy a por ti.

Aparte de esto, un amor de juventud que deja marcado a un chico, una muchacha alegre que la vida convierte en un mar de lágrimas y Javier Rey y María León con lo que parecen dos pedazo de actuaciones.

Para el pasado alcanzable:

EL CASCANUECES Y LOS CUATRO REINOS

Mucha manía está cogiendo Disney en coger productos atemporales, tanto propios como ajenos y pasarlos por su tamiz de brillantina y colorinchi y no es la primera vez que me llevo una decepción yendo a ver este tipo de pelis y comprobando que el fondo no está, ni de lejos, a la altura de la forma.

Esto parece, de nuevo, la historia que construyeron para su “Alicia en el país de las Maravillas”, pero con la música de Tchaikowsky de fondo. Una muchacha que pasa a un reino mágico en el que está muy bien considerada que tiene que salvarlo de algún tipo de mal.

Obviamente escuchar “El cascanueces” siempre es un plus, pero me da miedo que el texto que les den a Mackenzie Foy, Keira Knightley, Helen Mirren o Morgan Freeman sea puro humo.

Para la partitura coloreada:

EL ÁRBOL DE LA SANGRE

Pues aquí tenemos la nueva película de Julio Medem, ese tío que en este país de extremos y de gente gritándose por Twitter todo el rato, es amado y odiado a partes iguales.

Los actores siguen confiando en el realizador vasco y aparecen Úrsula Corberó, Álvaro Cervantes, Najwa Nimri, Emilio Gutierrez Cava, Luisa Gavasa o Jose María Pou para contar la historia de una pareja que viaja a un caserío para escribir la historia en la que sus respectivos árboles genealógicos se entretejen.

Como en toda historia de familias entretejidas en pueblos pequeños, de ahí empieza a surgir material como para rellenar una heptalogía.

Para las ramificaciones literarias:

HUNTER KILLER. CAZA EN LAS PROFUNDIDADES

Reconozcámoslo, esta película la hemos visto infinidad de veces. Un héroe americano rudo, honorable, intrépido y que se rige por una moral que va más allá de las altas instancias. Un vehículo que tiene que entrar en territorio enemigo. Escenas de tensión, explosiones, alianzas imprevistas, altos cargos que la cagan todo el rato.

En los noventa, películas como ésta inundaban las estanterías de los videoclubes y los jovenzuelos las devorábamos con fruición.

Aquí tenemos a Gerald Butler, que se ha quedado con ese rol de héroe que tiene grito de guerra (en “300” era “aú” y aquí es “uá”, pero para el caso…) y a algún actor de renombre como Gary Oldman en puestos de poco aparecer y mucho cobrar.

Para la inmersión noventera:

UNA RECETA FAMILIAR

Ya lo he dicho muchas veces, pero hay barreras culturales con la cultura japonesa que a veces me cuentan. Esa costumbre tan suya de hacer metáforas de todo con la comida, ya sean sus arroces, sus sopas o sus postres, no las pillo.

Ya me cuesta pillar metáforas en general, pero si encima vienen de un país tan misterioso y tan lleno de tradiciones y leyendas, pues más.

Aquí se trata, además, para mayor despiste, de un japonés que trata de saber más sobre la herencia cultural de su familia y viaja a China. Allí tienen muy claras las diferencias entre ambas sociedades, pero aquí somos muy garrulos y lo mezclamos todo.

Tiene pinta de ser ésta una película que se disfruta por varios sentidos, que se degusta y se huele además de ser vista, porque es todo el rato un no parar de platos deliciosos.

Para el viaje gastrofamiliar:

EL ÚLTIMO FRACASO

Vaya semana de estrenos. Empezamos con un sonoro pre-diez y terminamos, con la única película suspendida de la semana con un glamuroso pre-uno.

Y es que hay poco a lo que agarrarse en esta cinta. Tiene todo un aire tan cutre, con ese doblaje chirriante, esos diálogos horribles, esa voz en off que retrata pensamientos mientras el actor no sabe muy bien qué hacer y esa fotografía oscura, que no puedo entender cómo ha podido llegar a estrenarse en cines.

Y, paradójicamente, la película va sobre un realizador que lleva a cabo una película mediocre y trata por todos los medios de estrenarla.

Si al final se descubre que es a través de un soborno lo entenderé todo.

Leo también que está rodada en 1990 con la intención de hacer una miniserie. Al caso de qué se estrena ahora.

Para el reciclaje fílmico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.