ESTRENOS 29/06/12

Photobucket

Vacas flacas, amigos. Esqueléticas, anoréxicas, pálidas, debiluchas, sin fuerza ni para espantar las moscas con el rabo. El antónimo de la vaca más salada, con unos cuellos tan fláccidos que no pueden ni sostener un cencerro para que haga tolón tolón.

La cartelera adopta la gris cara de la crisis que le rodea y los estrenos se vuelven rácanos, grises, avejentados y decrépitos. Esta semana, ni una película supera los 5 pre-puntos, como si se tratase de una clase de repetidores sin ganas de nada.

En fin, habrá que conformarse con la Eurocopa e ir afilando los colmillos para hincárselos al gran estreno de la semana que viene. Una pista: tiene mallas azulgranas y trepa muros que es un primor. Con bocado tan suculento a la vista, estos últimos estrenos, como si nunca hubieran pasado.

EL ENIGMA DEL CUERVO

Aquí va otro disparatado argumento de los usamericanos, tan dados a alterar la historia en beneficio del espectáculo. Un asesino obsesionado con la obra de Edgar Allan Poe, siembra la ciudad de terror al asesinar siguiendo el modus operandi de varios relatos del escritor, que será retado a perseguir al malandrín.

Con una atmósfera a medio camino entre “Sleepy Hollow” y “Sherlock Holmes”, John Cusack se mete en la piel del dramaturgo y tira de oficio en un argumento delirante, destinado a la desconexión del raciocinio en pos de la adrenalina.

Para una de esas tardes de verano en las que el aire acondicionado de la sala vale el precio de una entrada, pero no mucho más. Para el asesino copiota y su oscuro ídolo:

Photobucket
ICE AGE 4: LA FORMACIÓN DE LOS CONTINENTES

Cuando las sagas se alargan, en busca de taquilla fácil, uno corre el riesgo de acabar cargándose a los personajes, ahogados ante la pérdida de frescura y sorpresa y estirados cual chicles veraniegos en el asfalto caliente. Lástima que el orgullo y el amor por las películas sean dos cualidades extintas en las oficinas del Jolibú lejano.

“Ice age” era una peli descacharrante, digna rival de la todopoderosa Pixar, cuando salió. La dos tampoco estaba mal y aportaba algún personaje curioso y, a partir de ahí, lo único que valía la pena eran los trailers de esa ardilla prehistórica en busca de un hogar para su bellota.

Chistes sin fuerza y personajes que han perdido la identidad es lo que podemos ver en el nuevo trailer de los amigos de la edad del hielo. Si eso es lo mejor que ofrecer en el avance, ni me quiero imaginar la peli. Así que, para la formación de los continentes:
Photobucket

MARLEY

No soy yo muy fan del reggae, ni de las rastas, ni del no woman no cry, ni de la figura de Bob Marley. Prefiero el ritmo endiablado del metal y la estridencia de las guitarras eléctricas al buen rollito rastafari y los ritmos jamaicanos. Será cuestión de impaciencia, qué se yo, pero el punchi punchi de “I shot the sheriff” me adormila.

Documental para fans de las rastas más conocidas del planeta, seguro que lleno de dulzura, buen rollo y un ligero aroma a cannabis. Aunque pueda compartir algunas de las máximas de Marley, como el amor al prójimo y la seguridad de que el amor no puede comprar la vida, mis derroteros musicales caminan por senderos alejados.

Para el guitarrista caribeño y su obra y milagros:

Photobucket
DYLAN DOG: LOS MUERTOS DE LA NOCHE

Se acerca mucho más a una producción como “Buffy Cazavampiros” que a una película de monstruos usamericana. De hecho, no estoy muy seguro de cómo ha llegado a estrenarse en la cartelera en vez de ir a parar a un meritorio puesto en las estanterías de videoclubes.

Entre mucho chiste malo, mucho efecto especial artesanal y mucho tópico, quizá la única curiosidad resida en ver al próximo Superman luciendo biceps. Y, aún así, yo prefiero esperarme a ver qué nos depara el renacimiento de Kal-El.

Para los muertos vivientes de presupuesto ajustado:
Photobucket
INMADUROS

Ya se sabe. Mal de muchos: epidemia. Tampoco es que alegre el ver que cuesta sacarnos ciertas tendencias de cine rancio por estos parajes nuestros y ver que, en el país de la bota, las cosas no es que vayan mucho mejor. Ahí, aunados por nuestro caracter latino y caradura, repitiendo clichés patrios en un bucle infinito.

Quizá ya no sean aquellas espantosas comedias de Jaimito, pero, ciertamente, estos inmaduros parecen una versión modernizada de aquel cine de brocha gorda y falta de sutileza. Una chorradilla de amigos con síndrome de Peter Pan que tienen que volver a examinarse de la selectividad chorrocientos años más tarde porque alguien anuló aquella prueba.

No entiendo muy bien cómo esto ha traspasado sus fronteras para perderse en nuestra cartelera. Así de flojos andamos. Para los pardillos aspirantes a bufones:

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.