ESTRENOS 29/06/2018

Otro hueco que saco para asomarme a los estrenos de la semana y sigo teniendo la sensación de que estoy en tiempo de prórroga. Así que, aprovechémoslo.

Desfiguraciones engañosas, chapuzones extremos, duchas afiladas, retrovisores vitales, notas familiares, mieles aguadas, operaciones fronterizas, corazones dictatoriales, metales antiguos, turismos interrumpidos, colorinchis fantásticos, aberraciones humanas y anclajes maritales.

Las vemos aquí abajo.

NOS VEMOS ALLÁ ARRIBA

Las notas de “El valle de los cisnes” de Tchaikovsky y una producción que me llega a recordar, en algún momento, al gusto por la epopeya de Baz Luhrmann, se inician el tráiler de una película francesa que se llevó el año pasado un porrón de Césars de la academia gala.

En ella, un ex-soldado desfigurado tras la guerra que se inicia en la pintura como bálsamo para el alma y un amigo contable montan una estafa grandiosa. Y aprovechan para hablar de antibelicismo y de causas perdidas y de optimismo frente a la derrota.

Parte de una novela muy premiada y se nutre de un particular y negro sentido del humor, cuenta con el beneplácito del escritor, que colabora en el guión y está dirigida, co-escrita y protagonizada por Albert Dupontel, un genio del cine francés que para mí es un auténtico desconocido. Otra razón para descubrir la peli.

Para la máscara antibélica:

A LA DERIVA

Un tipo adicto a los largos viajes en barco en solitario se enamora de una muchacha. Cuando le proponen una nueva travesía, él dice que no irá a ningún sitio sin ella y ella se anima a acompañarle en la aventura, con tan mala suerte que se dan de bruces con el huracán Raymond, que provocó una de las mayores tormentas marinas jamás registradas.

Basada en una historia real, la película se centra en la fortaleza de ella para conseguir salir con vida de los destrozos de la tormenta, con él fuera de combate con piernas y costillas rotas y perdidos en mitad del gran azul.

Todos alaban la actuación de una Shailene Woodley que normalmente borda sus papeles y las escenas en las que la naturaleza muestra todo su poderío parecen impresionantes, así que estoy seguro de que la película se deja ver con interés.

Para as ondiñas que veñen e van:

78/52. LA ESCENA QUE CAMBIÓ EL CINE

En 1960, Alfred Hitchcock dirigió la que es, casi con seguridad, su película más famosa y aplaudida y, con ella, cambió algunas reglas del cine.

La actriz principal era asesinada en el primer tercio de película en una escena que, en aquella época, acojonó a plateas de todo el mundo. El atrevimiento de poner fin al nombre principal de la cinta, el montaje de la escena y la excelente música de Bernard Hermann consiguieron contruir una de los momentos más recordados de la historia del cine.

Este documental trata de diseccionar la planificación de aquel momento con audios de archivo del propio Hitchcock y con los datos de un entendido en cine y montaje como parece ser el director del film, Alexandre O. Philippe.

Para la genialidad bicromática:

CASI 40

Saltan por todos lados las comparaciones entre David Trueba y Richard Linklater por las similitudes entre esta película y la trilogía de “Antes del…”. En este caso, el menor de los hermanos del clan y tío de la nueva incorporación a la leyenda familiar, junta a los dos actores de “La buena vida”, primera peli de David y los sitúa veintipocos años después a charlar sobre el paso del tiempo.

Lucía Gil y Fernando Ramallo llevaban una década lejos de papeles importantes en el mundo de la industria y ahora vuelven bajo la batuta de uno de las primeras personas que les dio una oportunidad.

En ella, se cuenta una historia de reencuentros. El de ella, antigua cantante ahora retirada de los escenarios y el de él, un vendedor de cosméticos que pretende relanzar la carrera de su amor de juventud.

Para la música de aquel cassette:

FORMENTERA LADY

José Sacristán es hippy, vive en una isla y toca el banjo. Sí, parece un argumento de una película americana rodada en Hawaii, si no fuera por lo del protagonista, un actor más español que el 600. Y el realizador es Pau Durá, escribiendo y dirigiendo una opera prima con un tono muy internacional y una historia que, de una u otra manera ha sido contada muchas veces.

Un señor vive del artisteo y por eso tiene una relación tensa con su hija, que se ha sentido siempre un poco segundo plato comparada con la música. Pero un día llega y le dice que tiene que cuidar de su nieto durante un tiempo.

Es de esperar una relación tensa abuelo-nieto que con el tiempo se va convirtiendo en algo bonico y entrañable, llevando a un camino de aprendizaje a ambos.

Para el yayo de la bandurria:

EN LA PLAYA DE CHESIL

En la Inglaterra de principios de los sesenta, una veinteañera de clase media-alta se casa con un veinteañero de clase baja. Todo es felicidad, todo es deseo, todo entre ellos está idealizado, hasta que se deben enfrentar a su noche de bodas, en una casa de la playa, con la escasa información sexual y los prejuicios propios de la época.

Parece ser que la peli está basada en una conocida novela que explora las consecuencias que sufren las vidas de ambos adolescentes tras la noche de bodas y todos coinciden en que Saoirse Ronan está, como siempre, fantástica.

En lo que ya no coinciden tanto es en que el viaje emocional trazado sea del todo satisfactorio. Hay quien opina que sí y hay quien opina que no y luego estoy yo, que pre-opino que me da un poco de pereza para hacer el acto que me lleve a post-opinar.

Para el fin de la inocencia:

SICARIO: EL DÍA DEL SOLDADO

“Sicario” fue una película muy alabada por la crítica de un director muy alabado por mí mismo, el gran Denis Villeneuve. Sin embargo, es una de las que menos me gustan del director de “La llegada”, “Enemy” o “Blade Runner: 2049”.

Quizá es que el tema de los cárteles de la droga en la frontera de los Estates no acaba de interesarme demasiado, a pesar de la dirección eléctrica del realizador canadiense y la historia repleta de suspense.

Aquí repiten dos de sus protagonistas, James Brolin y Benicio del Toro y su guionista Tylor Sheridan y se pierden por el camino Emily Blunt y el propio Villeneuve, que cede su puesto a Stefano Sollima, director de “Suburra” y creador de la serie “Gomorra”, que pasa de las mafias italianas a las mexicanas.

Para las cuitas fronterizas:

LOS PERROS

En el Chile actual, una mujer burguesa que comienza a recibir clases de equitación se está enamorando de su profesor, veinte años mayor que ella. Cuando descubre que es un ex-coronel del ejército acusado de crímenes durante la dictadura, los sentimientos de ella se tambalean. No es para menos.

Drama oscuro que trata de reflexionar sobre una época oscura del país latinoamericano frente a un telón de fondo romántico a través de los ojos de una mujer atrevida y fuerte, que comienza a ver que los estragos de la dictadura pudieron beneficiar a familias como la suya y, por añadidura, a ella misma.

Parece ser que la directora, Marcela Said, conoció a Juan Morales Salgado, un ex-coronel que le inspiró para escribir el guión que ha dado lugar a esta turbia película.

Para la relación ecuestre:

OH! MAMMY BLUE

Tengo sentimientos encontrados, producidos por el contraste entre unos actores tan capaces y solventes como Carmen Maura, María Pujalte y Ramón Barea y un tráiler que me resulta algo soso y falto de chispa. Por eso voy a dejar la pre-nota en ese punto medio de cuando no se sabe qué opinar.

Laura vive en un geriátrico y quiere animar a los pacientes que viven con ella y pretende formar una banda de folk. La directora, que es una bicha, no lo ve con muy buenos ojos. Pero con peores ojos verá que la llegada de un nieto la anime a formar una banda de rock y se descubra que fue, de joven, una legendaria vocalista del género musical del demonio.

La premisa suena mejor de lo que se ve en pantalla y parece faltarle, a la película de Antonio Hens, algo de mala leche y ritmo.

Para la Gibson con telarañas:

LUIS Y LOS ALIENÍGENAS

La animación europea va pillando, poco a poco, el brío técnico que caracteriza a los grandes estudios americanos. Quizá aún le falte dominio y, sobre todo, dineros, pero no es difícil ver dibujos generados por ordenador con cierta calidad.

En lo que aún no parecen haber pillado el punto es en los guiones y parece que siguen pensando que los chavales no cuentan con más de tres o cuatro neuronas y que cualquier sucesión de gags chorras les van a entretener.

O eso es lo que da que pensar esta historia de chaval que se encuentra con aliens que han roto la nave en nuestro planeta y a los que ha de ayudar a volver a emprender el vuelo.

Ni uno de los chistes genera la más leve sonrisa a un adulto y me extrañaría que arranque demasiadas a un infante.

Para la amistad intergaláctica:

JOJO’S BIZARRE ADVENTURE: DIAMOND IS UNBREAKABLE

Reconozco que no soy un gran fan de Takashi Miike. Es un tipo excesivo con una adicción al trabajo importante, capaz de sacar tres o cuatro películas al año de todo tipo de pelaje. Desde comedias disparatadas, pasando por películas de acción, fantásticas… le vale todo.

En este caso se embarca en el remake de un anime, trasladando a imágenes reales la imaginación inagotable de una serie animada. Una moda que parece estar afectando al cine nipón y a la Disney por igual, con resultados casi siempre desastrosos.

En fin, que si unimos el ya por sí excesivo modo de rodar de Miike con la locura de una serie animada, nos da un festival de colorines y pelucones que puede ser difícil de entender para la mente occidental.

Para el tupé infinito:

NIDOS DESNUDOS

Empiezo aclarando que no estoy juzgando el fondo del documental, ni mucho menos. El maltrato machista es un tema muy grave que necesita mucha educación y documentales. Charlas y concienciación son necesarios en este país.

El problema es que todo esto parece una pieza para televisión y está tratado de una manera que parece muy cutre. Con el desgastado y caduco recurso de la teatralización de escenas, una musiquita a piano que no ayuda a nada y una cabecera que es de todo menos realista.

Cualquier capítulo de Salvados tiene una realización mucho más cuidada, vanguardista y arriesgada que este documental que, no dudo de que tenga una intención noble pero un formato que parece de una televisión del siglo pasado.

Para el formato en sepia:

¡CÁSATE CONMIGO! POR FAVOR

Madre mía con la comedia francesa, que derroteros coge de vez en cuando. Mira que admiro mucho la industria del cine galo, pero a veces tienen unas maneras como de otro siglo.

Cuenta la historia de un marroquí que entra en Francia para hacer una oposición, hace amigos, sale de fiesta, se pierde el examen, el gobierno le expulsa del país y el tipo decide que la única manera que tiene de quedarse es casarse. Como no encuentra ninguna mujer que quiera hacerlo de forma altruista y sin pedirle nada a cambio, simula el matrimonio con el colega que le sacó de fiesta, ante la atónita mirada de la novia de este último.

Todo lo que aparece en el tráiler es zafio, caduco, retrógrado, estúpido y sin gracia, como si el film hubiese viajado en el tiempo desde los años setenta para asustar al público actual.

Para el enlace apolillado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.