ESTRENOS 27/07/2018

El verano avanza cadencioso hacia los escasos, pero esperemos que aprovechados, días de vacaciones que disfrutaremos este año y esta nave gestiona como puede su nueva singladura vital, entre la emoción de cambios estructurales ilusionantes y la búsqueda de tiempo para ejecutar las antiguas rutinas.

Lo que no cambia es el hueco para el séptimo arte, motor y fuente de energía que mueve esta Gunstar de disparos críticos no letales y la curiosidad de cotillear entre los nuevos estrenos de la semana.

Saltos maduros, memorias pobres, vacaciones recargantes, hipocresías fiesteras, sambas peligrosas y simios sospechosos.

Vamos a ello antes de que se autodestruya.

MISIÓN IMPOSIBLE: FALLOUT

Tom Cruise lleva interpretando al Ethan Hunt de Mission Imposible 22 años y el tío sigue corriendo, saltando y dejándose la piel (y algún hueso) con un personaje que ha ido cogiendo carisma a lo largo de las seis entregas, convirtiéndo la saga en un artefacto visual grandioso de cine de acción.

No le pretendo profundidad, ni discursos sesudos, sino lo que deseo es pasar un rato vibrante y divertido viendo al superespía ejecutar un nuevo más difícil todavía, con el gusto de saber que Christopher McQuarrie rueda de forma real todo aquello que es posible, relegando los efectos especiales a la mínima expresión.

Encantado con que vuelvan las motos, los saltos y la eterna juventud de un Tom Cruise de ya 56 años que acabo de comprobar que nació el mismo día que la pequeña padawan.

Para la autodestrucción improbable:

UN MAR DE ENREDOS

Ya sabéis que no soy un gran fan de cierto tipo de comedia usamericana alocada y repleta de slapstick que sigue estando muy de moda actualmente, pero he de reconocer que al menos esta se sale de muchos de los parámetros que me ponen nervioso y que se basan en el cacaculopedopís y los chistes sexuales más típicos.

Una mujer tiene que currar como una burra para sacar adelante a sus dos hijos ella solita y acaba trabajando para un caprichoso millonario que, carente de toda empatía, la despide sin miramientos y provoca que la despidan también de la empresa de limpieza.

Cuando el tipo tiene un accidente y acaba en una cama de hospital con amnesia, la muchacha le hace creer que es su marido, que es pobre y que tiene tres trabajos para poder mantener a su familia.

Anna Faris, por lo general, me hace bastante gracia.

Para la revancha con moraleja:

VACACIONES CON MAMÁ

Remake de una comedia danesa pasada por el tamiz del humor galo con historia no demasiado original, la de una mujer de 60 años deprimida por el abandono de un marido que se va con una chica treinta años menor que se va de viaje con sus dos hijas que pretenden hacerle recobrar la vitalidad y la alegría.

Soy incapaz de opinar con objetividad sobre un avance doblado. Las voces originales se han convertido en parte esencial del visionado de un film y las de los dobladores, por muy buenos que sean, provocan que me suene todo impostado y falso, situando la experiencia al otro lado de un muro imposible de saltar.

Así que la voy a dejar en tierra de nadie. No parece que vaya a ser la comedia del año pero es posible que mejore con la versión primigenia.

Para el chute de fantasía:

LLENOS DE VIDA

Parece que, previendo un fin de semana que Ethan Hawke se iba a llevar de calle, las distribuidoras se han decidido a estrenar un puñado de comedias que no sabían muy bien dónde encajar y la cartelera se nos ha llenado de gracietas sobre la vida, sobre el devenir del tiempo y sobre familias un tanto desubicadas.

En este caso, una antigua estrella de la tele acude a la inauguración de la casa de una amiga. Allí se encuentra con su ex, una persona que ha mantenido sus ideales después de todo este tiempo, en contraposición al cinismo de la figura televisiva en decadencia. También está su hija, que escribe un libro de memorias que no le deja muy bien parado.

Entre el desmadre de la fiesta, los selfies y los karaokes, el presentador verá su vida ante sí y se preguntará muchas cosas de esas que hacen cambiar a la gente.

Para las audiencias caídas:

BIENVENIDAS A BRASIL

Y vamos con otra comedia francesa, que parece que las han vendido en pack. En este caso unas amigas acuden a la boda de otra a Brasil y se lía la de San Quintín. Fiestas desmadradas, muertos, secuestros, aventuras sexuales y un montón de gritos de la típica pandilla con caracteres bien alejados.

Parece que “La boda de mi mejor amiga” abrió un grifo de comedias de mujeres liándola parda antes de algún enlace y ahora no hay quien lo cierre. Todos los países se apuntan a la idea y continúan llegando a los cines con cierta periodicidad.

Ésta quizá aporta más elementos externos a la propia juerga y no estoy seguro de si eso aportará originalidad o más bien emborronará el relato convirtiéndolo en una amalgama de sucesos difíciles de torear.

Para la celebración accidentada:

MONKY

Un niño habla de su hermana y de sus vacaciones en Tailandia. La hermana se enamoró de los monos y los acabó imitando.

A continuación hay un corte y parece que no hay hermana aunque no se especifica. ¿Tuvo un accidente y murió? ¿Está de vacaciones con sus abuelos? Ni idea, pero el caso es que al poco aparece un mono en el jardín trasero de la casa y parece muy inteligente.

La familia se acaba encariñando con el mono y lo adopta y hace monadas supuestamente graciosas, mientras la abuela cotillea y vecinos se congregan alrededor de la casa para observar de primera mano las monerías.

Extraigan sus propias conclusiones. El caso es que es una película familiar con un tono muy infantil proveniente de Suecia.

Para el hallazgo primático:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.