ESTRENOS 27/04/2018

Llegó el momento. Los Mayores héroes del Universo se unen para hacer frente a la mayor amenaza que ha vivido hasta el momento el Marvel Cinematic Universe.

Y lo hace en una semana en la que necesitamos evadirnos, al menos durante dos horas, de una realidad más dolorosa que nunca. Lo necesitamos para despejar la mente y volver con fuerza a una lucha mucho más peligrosa y real, la de un sistema machista que perpetúa comportamientos inaceptables por medio de sentencias que suavizan la barbarie de actos inhumanos.

La rabia, la impotencia y la tristeza seguirán ahí al salir de la sala y espero que esta vez sirva para cambiar, aunque solo sea un poco, la conciencia de la gente. Que ese cambio de conciencia se traduzca en un verdadero cambio de timón en la ética y la empatía de los poderes que deberían cuidar del pueblo. Que se traduzca en un cambio de gobierno hacia uno que se preocupe más de los ciudadanos a los que representa.

Pero esto es un blog de cine y de cine vamos a hablar.

VENGADORES: INFINITY WAR

Poseo entradas desde hace un mes, con eso os digo todo.

Si la primera cinta de Avengers fue una revolución para la pandilla basura que formamos el fandom superheróico, entonces esta meta volante donde confluyen las tres primeras fases del MCU es el big bang dispuesto a explotarnos el cerebro.

Probablemente no volvamos a ansiar dos capítulos como los que suponen las dos siguientes partes de Avengers. A partir de aquí, a Marvel se le va a hacer cuesta arriba volver a crearnos estas expectativas. Así que lo único que podemos hacer es disfrutarla como si volviésemos a tener diez años.

Todas las caritas que han circulado por las 18 películas que nos han traído hasta aquí, haciendo piña para tratar de frenar al Titán Loco, al Gran Nihilista, al Conquistador de Mundos.

Tengo los nervios muy nerviosos.

NOCHE DE JUEGOS

Tengo que reconocerlo, me ha hecho muchísima gracia. Pero gracia no de sonrisilla, sino de aguantar la carcajada.

Juegan a su favor varios factores. Por una parte, los actores. Gente como Jason Bateman, Rachel McAdams o Kyle Chandler me resultan muy simpáticos. Por otra, el punto de partida de esta panda de pardillos que quedan para una noche de juegos y ven un secuestro real como parte de las reglas me ha parecido desternillante.

No he visto nada de lo que han hecho con anterioridad ni los directores ni el guionista pero como tenga la oportunidad de ver esta película en algún momento y dé lo que promete, tendré que empezar a seguirles la pista.

O eso, o seguir siguiéndosela a los actores, que parece mucho más fácil.

Para el Catán real time:

EL LEÓN DUERME ESTA NOCHE

Un actor, en la realidad, que lo ha sido todo en el mundo del cine encarna a un actor, en la ficción, que lo ha sido todo en el mundo del cine.

En la película, dicho actor se toma un descanso de una película que está rodando cuando la actriz coge una baja y, preocupado por no saber cómo interpretar la siguiente escena, viaja.

La escena en cuestión es su muerte. Ha muerto tantas veces que ya no sabe cómo morir. En busca de respuestas se traslada a una antigua casa abandonada donde vivió con una mujer que ya ha muerto y, allí, se reencuentra con su espíritu.

Pero también aparecen unos niños que quieren rodar en aquella casa una película de terror y acaban estableciendo una relación muy particular con el veterano intérprete.

Realidad y ficción, cine y vida, vejez y juventud, memoria y futuro. El japonés Nobuhiro Suwa filma en francia un relato poético y delicado que asombró en el Festival de San Sebastián.

Para el felino durmiente:

INVITACIÓN DE BODA (WAJIB)

En la tradición musulmana, es perentorio que las invitaciones a una boda sean entregadas en mano.

Esta es la excusa para que un padre divorciado, que vive en Nazareth y trabaja como profesor de primaria y su hijo, arquitecto que vive en Italia y que vuelve para la boda de su hermana, se encuentren cara a cara viajando por toda la ciudad con la intención de hacer llegar todas y cada una de las más de 350 invitaciones.

El conflicto generacional y la batalla entre la tradición del progenitor y la visión emigrada del vástago confluyen en una película protagonizada por un padre y un hijo en la vida real y muestra muchas de las particularidades y las contradicciones de Israel.

Todo pinta a que la película tiene un esquema de comedia occidental de cara a globalizarse, lo cual no es para nada malo pero quizá sí que le imprima un cierto aroma previsible hacia un final conciliador.

Para el recorrido pre-nupcial:

HACERSE MAYOR Y OTROS PROBLEMAS

Clara Martínez-Lázaro escribe y dirige su segundo largometraje levantado sin subvenciones ni apoyos de cadenas, a través de crowdfunding, lo cual es un enorme mérito en este país en el que se sigue menospreciando la cultura como si fuese un lujo en vez de una necesidad.

Tiene ese aire de comedia romántica con un puntito indie que recuerda mucho al de su padre, el director de “Ocho apellidos vascos” en el que la trama avanza a golpe de diálogo ingenioso y de gag físico.

Sin embargo, el tema que trata me resulta algo trillado. El famoso reloj biológico femenino, la maternidad, las parejas que se salen de la norma y todo ello a través de una protagonista peterpanesca y con gran imaginación. Un cúmulo de clichés y tópicos que no parece que nos vayan a mostrar nada nuevo en el género, a pesar del trabajo de un puñado de buenos actores.

Para las crisis existenciales:

FORTUNATA

¿Podría ser esta película la versión italiana de “The Florida project”? Desde luego tiene algunos de los ingredientes: una madre soltera algo desastre que trata de sobrevivir con su hija pequeña y que se encuentra con personajes atípicos en un microcosmos del país elegido.

Sin embargo, parece que le faltan muchas de las particularidades que convertían a la americana en algo especial: el punto de vista de la hija, la naturalidad de los episodios, el guión fluido.

Parece ser que la nueva película de Sergio Castellito peca de una supuesta profundidad inexistente y el relato se sostiene gracias a una actriz principal, Jasmine Trinca, con una fuerza arrolladora, que se llevó los galardones a mejor interpretación femenina en el Festival de Cannes (sección “Un certain regard”) y en los premios David de Donatello.

Para la maternidad salvaje:

7 DÍAS EN ETEBBE

José Padilha filmó en 2007 “Tropa de élite”, su segunda película y supuso el punto más álgido de su carrera. La segunda parte, en 2010 le concedió el billete de ida al mercado anglosajón y firmó un remake de “Robocop” que no tenía absolutamente nada de lo que convirtió a la película original de Paul Verhoeven en una cinta de culto.

Ahora firma un largometraje británico que narra sucesos acaecidos en 1976, cuando unos revolucionarios por la causa palestina secuestraron un avión repleto de gente, lo aterrizó en un aeropuerto de Uganda y empezó a exigir liberaciones al gobierno israelí.

Parece que hay cierta coincidencia en señalar el ritmo como anestesiado y en apuntar a la falta de tensión de un relato que lo requiere, presentando personajes planos y sin ahondar en el problema de base del conflicto.

Para el aterrizaje político:

LOU ANDREAS-SALOMÉ

Había una vez una señora alemana que no quería casarse. Ni tener hijos. Y le gustaba leer, escribir, filosofar y vivir. Y claro, eso en la Alemania de finales de 1800 y principios de 1900 no estaba muy bien visto, así que la tenían por una loca libertina.

Pero había otros, grandes filósofos y psicólogos de la época que la admiraban y querían amancebarse con ella. Y ella, que seguía queriendo ser muy libre, les decía que vale, pero un ratito. Y mientras, escribía ideas revolucionarias.

El nombre de la muchacha está en el título de la película y a mí no me suena de nada, lo cual no ayuda para que me pueda interesar un biopic de estas características. Tampoco ayuda el que la mayoría de las opiniones clamen que todo parece un publirreportaje para la televisión.

Así que por muy culta que fuera la mujer y por mucho nombre famoso que se encontrase en su camino, dudo siquiera que vaya a dedicarle siquiera una breve lectura a su figura en la Wikipedia.

Para el pensamiento libre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.