ESTRENOS 24/08/2018

Sí, lo sé, ayer mismo colgué estrenos y hoy vuelvo a la carga con más. Qué queréis, la actualidad es implacable con mis retrasos agendísticos.

Vamos dejando atrás, poco a poco, el olor a salitre y los restos de arena en las zapatillas y nos adentramos en el camino hacia el otoño, con parsimonia y esperando con ansia los siguientes eventos viajeros, que no son muchos pero sí emocionantes.

Eso sí, comienza para la pandilla cinéfaga un nuevo curso en breve y eso sí que nos llena de orgullo y satisfacción.

Esta semana tenemos aventuras vengativas, aventuras musicales, aventuras viejunas, aventuras finales, aventuras marionetistas, aventuras rescatadoras, aventuras infantiles, aventuras literarias, aventuras escultóricas y aventuras operísticas.

Viva la aventura. Allá que vamos.

REVENGE

Esta es una de esas películas que no tienen ni pies ni cabeza, basadas en argumentos loquísimos y con un desarrollo muy poco creíble. Y por eso, y por una realización detallista y poco habitual en películas de acción de este tipo, se convierte en la opción más interesante de la semana.

Un tipo acude a una reunión anual de caza con dos amigos y una amante. Dado que los tres son unos descerebrados machistas, la cosa sale mal y, tras una violación, acaban tirando a la muchacha por un barranco. Inexplicablemente sobrevive y decide vengarse.

No hay nada más detrás de la peli, tan sólo esta simple premisa, pero todo es una excusa para que la directora francesa Coralie Fargeat monte un festival de violencia y una pizca de gore con protagonista femenina badass en su primer largometraje.

Para el castigo brutal:

WATERBOYS

La preciosa canción “The whole of the moon” del grupo de las islas británicas de nombre homónimo a la peli, adelanta una de esas películas sobre la vida, sobre descubrimientos y sobre viajes familiares que tanto me gustan cuando están bien hechas. Aún más cuando su banda sonora se centra en grupos majetes como el nombrado.

Un padre novelista y un hijo violonchelista, ambos solteros después de haber sido abandonados por sus respectivas parejas, inician un viaje desde Holanda hasta Escocia por motivo de la promoción del nuevo libro del primero, en el que volverán a descubrirse e intentarán entenderse. Ya que la música es lo único que, en un principio, parece unirles, tratarán de conseguir entradas para un concierto de The Waterboys en las Highlands.

Dramedia familiar con buenas intenciones, repleta de diálogos sobre la vida, paisajes escoceses y musiquita. Suena a escapada apetecible para alejarse del mundanal ruido y acercarnos a nuestras personas más cercanas.

Para el cassette vital:

ALPHA

No falla. Si ves una película basada en ancestros de 20.000 años atrás, allá por las últimas glaciaciones, con presupuestos bien holgados y factura impecable, puedes esperar un rigor histórico nulo o negativo. Ya le pasaba a 10.000 de Roland Emmerich, por ejemplo.

Si quieres algo de rigor, te tienes que ir a presupuestos más moderados e historias menos épicas, como “En busca del fuego”, película que nos puso en E.G.B. nuestro moderno profesor de Imagen.

Pero historias de abueletes aparte, la película de Albert Hughes, codirector junto a su hermano de “El libro de Eli” o “Desde el infierno”, parece suplir la falta de erudición con imágenes espectaculares en una historia repleta de heroísmo y amor por los animales, protagonizada por uno de esos jóvenes valores al alza del nuevo Hollywood como es Kodi Smit-McPhee.

No todos los días se entera uno de cómo se convirtieron los perretes en los mejores amigos del hombre.

Para la amistad cuadrúpeda:

HOTEL SALVACIÓN

Una película india de menos de dos horas y media es una rara avis, y esos acontecimientos hay que aprovecharlos. Más si es poco más de hora y media y habla de algo tan poético y filosófico como la historia de un anciano que se siente preparado para morir y lía a su atareado y estresado hijo para acompañarle a un bonito hotel en el que le dan la oportunidad de encontrar la salvación en un periodo reducido de quince días.

Si no eres capaz de amochar feliz en ese tiempo, te tienes que volver a tu casa. Eso sí que es stress.

Nueva historia de conocimiento personal y paternofilial en una clave más intimista y quizá religiosa que la holandesa de más arriba pero con ese rollito zen que les dan a estas cosas los indios, unos tipos que fueron capaces de hacer meditar a los mismísimos Beatles.

Para el amoche mindfulness:

¿QUIÉN ESTÁ MATANDO A LOS MOÑECOS?

Tan sólo que Disney se haya escandalizado y haya intentado demandar a esta película por considerar que profana la imagen de sus Teleñecos, aunque ninguno de ellos aparezca por aquí, ya le da puntos de atención. Una historia de detectives sórdida, que quizá recuerda un poco a “¿Quien engañó a Roger Rabbit?” en una versión mucho más burra.

Por otro lado también me genera curiosidad el doblaje en castellano de David Broncano, aunque mi religión me prohíbe ver pelis que no sean en versión original y creo que ya me hago una idea con el trailer doblado que podéis encontrar por la red.

El argumento: un asesino despiadado está dando matarile a muñecos tipo teleñeco (pero no son Teleñecos, Disney, no te cabrees, dejan a Gustavo, Peggy y Gonzo tranquilos) y una detective humana encarnada por Melissa McCarthy se alía con un detective privado moñeco para tratar de esclarecer el misterio.

Para el universo mixto:

ASALTO EN LA NOCHE

Segunda mujer de armas tomar que tenemos esta semana, esta vez con el plus de tratarse de una madre que ve amenazados a sus dos retoños por una banda de facinerosos en una casa heredada que está construida como un auténtico bunker por un pariente muerto que escondía dentro un secreto.

De repente, la madre desarrolla habilidades que podrían ser mezcla de ninja y boina verde y se dispone a penetrar en la mansión y dar una paliza a los ladrones recuperando a unos hijos que, en realidad, no querían viajar con ella a la susodicha casa. Que razón tenían los benditos.

De nuevo, nos encontramos con un argumento difícil de creer pero con una película que estoy seguro que brinda entretenimiento puro y duro, quizá no demasiado original pero sí apto para una sesión de fin de semana de esas que se degustan con el cerebro a off.

Para mamá Rambo:

LOS FUTBOLÍSIMOS

A priori, podría parecer que esto es una película destinada a pequeñajos de entre 6 y 12 años y que pudiera ser una tortura china para los adultos que osasen acompañarles. Sin embargo, el tráiler parece contener una voluntad de hacer bien las cosas que le sienta de maravilla.

Con un tono a mitad de camino entre “Los Goonies”, una novela de “Los cinco”, una de “Manolito Gafotas” y alguna película de Parchís, trata las aventuras de un equipo infantil de fútbol que debe desentrañar un misterio que concierne a árbitros con narcolepsia y deberá luchar para que la escuela no elimine la subvención al deporte rey destinándola a otros menesteres.

Aventuras de barrio, amistades eternas y cachondeo máximo, con la presencia de caras conocidas como Carmen Ruiz, Toni Acosta o Joaquín Reyes y dirigida por un bregador de géneros como es Miguel Ángel Lamata, realizador de películas tan dispares como “Isi/Disi: Alto voltaje”, “Tensión sexual no resuelta”, “Una de zombies” o “Nuestros amantes”.

Para el misterio balompédico:

PROMESA AL AMANECER

Al principio pensé que era una biografía de Antoine de Saint-Exupéry, por lo de escritor, aviador y combatiente en la II Guerra Mundial, pero resulta que no, que el tipo es otro. Un tal Romain Gary, escritor y diplomático francés en cuya novela autobiográfica de título homónimo se basa la peli.

Un tipo que, según se percibe en el avance, tenía una relación curiosa con su madre, que le empujaba a ser recordado en algún arte y le impele a escribir y a ser un personaje notorio, volviéndose un poco loqui en el proceso y traumando un poco al pobre chaval, que se esfuerza todo el rato en complacerla.

Al final, parece que la madre triunfó en su empeño y el señor es recordado, al menos en el país vecino.

Para el coaching de famoseo:

RODIN

Segundo biopic de la semana para un galo famoso, en este caso el escultor que pulió el famoso pensador. Un tipo que parece que tenía una personalidad complicada y que gustaba de ponerle un poco los tarros a su mujer y de generar escándalos nacionales mientras creaba obras maestras rompedoras.

Me llama la atención lo fuerte que han promocionado esta película en nuestro país. En tres sesiones diferentes he podido ver su avance en el cine y me he encontrado carteles por la ciudad, cuando mirando la nota media de FilmAffinity no parece que la cosa sea para tanto y los críticos coinciden en que todo es un poco plomizo.

Supongo que lo más destacado es la interpretación de Vincent Lindon, aunque si lo que le rodea no es demasiado interesante, pues que no me esperen de pie para que vaya a verla.

Para el cincel malhumorado:

LA MÚSICA DEL SILENCIO

Tercer biopic de la semana, esta vez rodado en inglés sobre un cantante italiano, pero qué queréis que os diga, igual me parece un poco pronto para lanzarse a plasmar los logros del tenor Andrea Bocelli, ¿no?

Casi parece más un telefilm con caras conocidas, como la de Antonio Banderas o Jordi Mollà entre otros muchos intérpretes italianos, que una película destinada a triunfar en la gran pantalla. Una loa a  una de las grandes voces italianas contemporáneas dirigida por un artesano como Michael Radford.

No digo yo que el señor no se merezca el crédito, pero quizá aún no goza de la leyenda necesaria para que una película de estas características salga a la luz.

En todo caso, parece que todo el mundo coincide en que les ha salido anodino y un poco aburrido todo.

Para la voz negra:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.