ESTRENOS 22/11/2019

Más que el ingente número de películas que ha llegado este fin de semana a las carteleras, lo que me llama la atención es el ingente número de películas buenas que ha llegado a las carteleras. Un buen puñado de filmes que me llaman a las salas como la luz a las polillas.

Películas de todo tipo, además. Desde la animación al drama, pasando por los documentales o los thrillers patrios. Algo para estar de enhorabuena si uno tiene el tiempo y el dinero suficiente como para pasarse la semana sentado en la oscuridad de una sala. Cosa que no va a pasar.

Reinas frías, corazones desparejados, búsquedas digitales, carreras infantiles, despedidas violentas, arrabales combativos, fotogramas históricos, progenitores cabezones, ideales fachas, evaporaciones aisladas, reencuentros olvidadizos, existencias enlatadas, garabatos anuales y envejecimientos vergonzosos.

Soltémoslos.

FROZEN II

Esta nota quizá no sea enteramente mía, sino parte de la primera padawan de la casa, cuyas aventuras de Elsa y Ana deslumbraron desde el primer momento y que sigue pidiendo merchandising a sus tres años como para vestirse eternamente con menciones a sus protagonistas.

En esta nueva aventura parece que Elsa descubrirá el por qué de sus poderes mágicos y tendrán que vivir aventuras algo más oscuras que las anteriores, evolucionando con el público que vio la primera peli de estreno. Y sí, quizá he mentido y la nota también mida mis expectativas.

Para el origen polar:

HISTORIA DE UN MATRIMONIO

Uno de los estandartes del cine mumblecore, esas pelis de gente hablando por los codos de forma muy natural, dudando y repensando el discurso, Noah Baumbach, vuelve a sus historias de treintañeros y cuarentones perdidos con esta estampa de la disolución de un matrimonio con niño.

Produjo halagos en Venecia y demuestra que Netflix está apostando muy fuerte por la producción de películas de calidad de todo corte, fichando gente muy interesante internacionalmente. En este caso, las lecciones de actuación de Adam Driver y Scarlett Johansson que manejan muy bien sus carreras entre blockbusters y películas independientes, son uno de los puntos fuertes de la peli.

Para la batalla sentimental:

¿DÓNDE ESTÁ MI CUERPO?

Esta película de animación francesa fue una de las que más le gustaron a mi compañero cinéfago Carlos en el Festival de Annecy. Y yo soy siempre muy de seguir siempre su criterio hasta que se demuestre lo contrario. O hasta que lo demuestre el visionado, que se producirá en Netflix dentro de poquito.

Una mano ha perdido su cuerpo y trata de encontrarlo mientras recuerda la vida que llevaba con su propietario. Una locura muy ingeniosa con una animación exquisita. Palabra de cinéfago.

Para el apéndice perdido:

INTEMPERIE

Pensaba yo que no dirigía Benito Zambrano ninguna película desde la estupenda «La voz dormida» allá por 2011, pero he visto aquí que tiene una película fatal valorada el 2016. Un bache que a saber a qué se deberá, pues es un realizador fantástico.

El caso es que ahora se descuelga con un western a la española que puede recordar algo a «Valor de ley», con dos actores tan monstruosos como Luis Tosar y Luis Callejo, junto con un joven actor llamado Jaime López en una historia de perseguidores y perseguidos.

Para la huida árida:

ADIÓS

Hacía mucho que Paco Cabezas no trabajaba en España. Concretamente desde 2010, cuando dirigió «Carne de neón» también con Mario Casas. Desde entonces había estado haciéndose las Américas, forjándose en series de televisión de prestigio como «Penny Dreadful», «American Gods» o «El alienista» y una película muy reivindicable llamada «Mr. Right».

Ahora vuelve a su tierra andaluza para contar una historia de venganza por los bajos fondos con un avance tristísimo y desgarrador, con el nombrado Casas y Natalia de Molina de protagonistas.

Para el choque descorazonador:

LOS MISERABLES

Hoy he aprendido una palabra nueva y voy a compartir mi nuevo granito de sabiduría copiando y pegando de la Wikipedia. Banlieue es un término propio del francés con el cual se denominan los suburbios. En español se utiliza para referirse a los barrios marginales del extrarradio de las grandes ciudades de Francia, con gran concentración de inmigrantes extraeuropeos.

Ladj Ly es un realizador maliense que se ha criado en la banlieue parisina y retrata, con esta reescritura de la obra magna de Victor Hugo, las tensiones que se viven en aquellos suburbios entre sus habitantes y la policía, con una inestimable vocación de denuncia.

Para la revolución extraradial:

HISTORIAS DE NUESTRO CINE

Fijaos que no soy yo el mayor fan de los documentales, sin embargo el ritmo imprimido por esta mirada a nuestro cine patrio a cargo de Antonio Resines, así como los invitados ilustres que aparecen en pantalla, me ha abierto el apetito cinéfago.

Anécdotas, chascarrillos de grandes amigos y de figuras que han sido clave en la evolución de nuestra filmoteca y el buen rollo que siempre desprende Resines, me resultan muy atractivos. Me veo viendo el documental libretita en mano y rematando con una surtida lista de películas por ver.

Para los testimonios españolados:

LA VIDA INVISIBLE DE EURÍDICE GUSMÃO

Una película brasileña sobre empoderamiento femenino dentro de una familia conservadora de los años 50. Un melodrama con dos hermanas que tratan de guiar su propio destino, con los consecuentes dramas que eso trae por la cerrazón de unos padres inflexibles.

Se llevó el premio a la mejor película en la sección Un certain regard del Festival de Cannes, el premio del público en el Festival Mar del Plata y cuatro premios en la Seminci de Valladolid, así que viene con buenas garantías.

Para la samba feminista:

ARAÑA

Una historia chilena ambientada en dos periodos temporales distintos. Uno durante la presidencia de Salvador Allende, con un grupo de jóvenes de extrema derecha intentando derrocar al mandatario y otro en la actualidad, con dos de esos colegas con ideas menos reaccionarias y un tercero que sigue yendo to loco.

Como nota curiosa, aparece María Valverde, que sigue rellenando su curriculum con proyectos arriesgados a lo largo y ancho del globo. Esta muchacha se está convirtiendo en una actriz todoterreno que en algún momento dará el petardazo.

Para las ideas fijas:

ARDARA

La sinopsis cuenta que es una ficción con maneras de documental, pero no me queda claro en absoluto si se trata de una historia de ficción o de un documental ficcionado.

Cuenta la reconstrucción de un viaje en el que tres personas desaparecen sin dejar rastro al llegar a un pequeño pueblo costero irlandés de nombre homónimo al del título. Mientras unos tipos con pinta de profesores analizan los últimos vídeos en los que aparecen, unos actores se dedican a hacer como si fueran los tres desaparecidos. No sé qué pensar.

Para la ficción probable:

FIN DE SIGLO

Dos chicos se conocen en Barcelona, se gustan y comienzan una relación, o un rollete o algo así. Y hablan. Hablan mucho sobre su pasado, sus sentimientos y su vida. Y de repente, ¡sapristi!, se dan cuenta de que ya se habían conocido hace veinte años.

No parece haber mucho más y no hay nada que me ancle a seguir indagando en su historia, a pesar del aire moderno e indie de la cinta o de la alabada actuación de sus dos protagonistas.

Para la memoria difusa:

EL CUARTO REINO. EL REINO DE LOS PLÁSTICOS

En Nueva York hay un centro de recolección y reciclado de latas. Y en él trabaja gente inmigrante, marginal. Uno de ellos es René y es inmigrante ilegal.

Supongo que este documental trata la realidad de este gente a través de la metáfora con su trabajo. La inconsistencia del sueño americano y el tinglado que tienen en ese país tan grande repleto de desigualdades sociales.

Para el reciclaje humano:

UN DÍA MÁS

Que cantidad de documentales han llegado esta semana a nuestras pantallas, hay que ver. De intereses profundamente desiguales, también es cierto.

Éste retrata la realidad diaria de un pintor con síndrome de Down que quiere celebrar su cumpleaños. Algo que me produce muy poco interés, la verdad, también porque parece realizado con pocos medios y poco oficio. Un retrato de corte cercano que no implica demasiado arte, a mi dudoso juicio.

Para las velas retratadas:

CÓMO SER UN FRENCH LOVER

En este caso, el cambio de título del musical «Just a gigolo» al mucho más burdo «Cómo ser un french lover» me parece una buena jugada a cargo del becario titulador, ya que le pega mucho más a esta comedia francesa de trazo muy gordo.

Me suena que había una tontería americana parecida titulada «Gigoló» con el infame Rob Schneider, pero como tampoco la he visto, pues no puedo decir si tienen líneas en común. En resumen: un tipo que en la juventud fue guaperas y seducía mujeres ricas, ahora de cincuentón pretende hacer lo mismo y le sale regulero.

Para la belleza robada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.