ESTRENOS 21/09/2018

En esta semana plagada de loas monárquicas, en su mayoría más sarcásticas que sentidas, se nos aparecen un montón de estrenos a ritmo marcial, bajando la presencia española de manera considerable.

Un par de películas con grandes promesas de calidad, un montón de aprobados y tan sólo un par de suspensos allá al final.

Tenemos montadores crepusculares, disfraces sádicos, hermanos malditos, menores visionarias, excursiones jurásicas, transformaciones colegiales, espías torpones, reinos fantásticos, complots deíficos, imaginaciones calientes y relaciones enfermizas.

Cabalguemos hacia ellas.

THE RIDER

El medio rural estadounidense es un caldo de cultivo brutal para historias mínimas de seres tozudos que viven vidas en peligro de extinción. Un crisol de almas puras, con un honor inquebrantable, dispuestos a llevar sus creencias hasta las últimas consecuencias.

En este caso nos vamos hasta el oeste americano, un territorio que a día de hoy aún se rige por normas que podrían cuadrar bien en una película de John Ford, para conocer a Brady, un chaval que ama el rodeo pero que se ve en la tesitura de no poder volver a montar tras un grave accidente.

Una película de tintes minimalistas, de esas que discurren con calma, como un riachuelo por una llanura, presentando a seres solitarios, de pocas palabras y voluntad férrea viviendo en un tiempo que quizá no les pertenezca.

Para la coz salvaje:

EL CAPITÁN

La guerra como sinónimo del horror, de la negrura más dañina del alma humana, del mal como motor del individuo.

Hay muchas películas que han navegado en un contexto bélico para mostrar, más que hechos históricos, la capacidad del hombre para mostrar un lado despiadado, para helar la sangre del espectador enseñando las barbaries de las que somos capaces.

Ésta es una de ellas.

Un soldado alemán huye en los estertores del III Reich, a punto de concluir la II Guerra Mundial. En algún momento roba el uniforme de un capitán nazi y se presenta ante un grupo de desertores que le siguen en una cruzada de violencia y crueldad sin un propósito claro.

Una película alemana que sigue escarbando en los fantasmas del nazismo, con una fotografía sublime en blanco y negro que se llevó premio en el Festival de San Sebastián y que ha tenido varias nominaciones en los premios del cine alemán.

Para el lider fanático:

EL ESCÁNDALO TED KENNEDY

Ted Kennedy fue otro de los representantes políticos de esta influyente familia estadounidense encabezada por el malogrado John Fitzgerald. Un senador que tuvo en algún momento la posibilidad de recorrer el camino que lleva hasta el despacho oval de la Casa Blanca, pero se vio desviado del mismo por culpa del incidente automovilístico del que se habla en esta película.

En 1969 conducía un vehículo que se salió por un puente produciendo la muerte de su acompañante, Mary Jo Kopechne. Ted, en vez de intentar auxiliarla o llamar a las autoridades o a emergencias, huyó del lugar del accidente.

La peli nos promete que parte de material jamás vista por el público, destapando secretos detrás del incidente que supongo que a los usamericanos, más que a nosotros, les dejarán con la mandíbula desencajada.

Nosotros la veremos como un thriller con tramas políticas más.

Para la cobardía política:

LA APARICIÓN

El negocio que hace la iglesia católica con las apariciones marianas es impresionante. Sólo hay que pasarse en algún momento por Lourdes y echar un ojo a la cantidad de negocio de estampitas, botellitas de agua mágica y demás superchería loca que se ha establecido alrededor del santuario donde, supuestamente, Bernardita vio a aparecerse a la mujeruca.

En este caso se retrata un hipotético caso análogo en otra pequeña población gala y El Vaticano contrata a un reportero ateo para que siga el caso y dilucide si la muchacha se lo está inventando o se trata de otro milagro mariano.

Tengo dudas de por dónde va a ir esta película, de hacia dónde tenderá el desenlace y de si será suficientemente crítica con el afán mercantilista e hipócrita de la iglesia, así que dejo la pre-nota ahí un poco en zona templada.

Para la mujer invisible:

LOS CINCO Y EL VALLE DE LOS DINOSAURIOS

Cuando vi el título y el cartel, los prejuicios se adueñaron de mi ser y pensé en un producto de bajísima ralea, destinado a la televisión y que por algún trato diabólico había llegado a nuestras pantallas para no comerse un colín y acceder a algún tipo de cuota.

Una vez visto el avance debo decir que me hallo bastante sorprendido. Para tratarse de una aventura juvenil con momentos de humor de cacaculopedopís, le he visto una factura mejor de lo que me esperaba y una vocación por parte de su realizador de entregar un producto digno.

Evidentemente no soy el objetivo de público de esta película, pero sí empatizo con el chaval de 12 años que está dentro de mí. Creo que disfrutaría con este rollo, como disfruté de alguno de los libros de Enid Blyton en los que supongo que están basados, de los americanos “Los Hollister” o “Alfred Hitchcock y los tres investigadores”.

Si vuestros herederos están interesados, tienen nada menos que cuatro películas previas a ésta sobre la pandilla de colegas.

Para la manita de amiguetes:

MADAME HYDE

El ideón que tuvo Robert Louis Stevenson (como casi todas las que tenía) sobre ese tipo con doble personalidad que salía a flote después de tomar un extraño brebaje en “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” ha sido remezclada e integrada en multitud de casos. Desde “El profesor chiflado” de Jerry Lewis y posteriormente Eddie Murphy al personaje de Hulk de la editorial Marvel.

En esta película francesa, la profesora protagonista hereda el título del malvado antagonista de la novela para retratar a una apocada profesora que cambia de personalidad tras un accidente eléctrico, convirtiéndose de una profesora puteada en toda una institutriz con el poder de influir en las pétreas mentes de sus conflictivos alumnos.

Quizá, si la película no tuviera como protagonista a la inmensa Isabelle Huppert, que continúa con un ritmo frenético de trabajo, sería mucho menos interesante, pero estando ella es de recibo dedicar un mínimo de atención a la propuesta.

Para las fuerzas ocultas:

JOHNNY ENGLISH: DE NUEVO EN ACCIÓN

Para mí, Rowan Atkinson será siempre Mr. Bean. O, en menor medida, el sacerdote novato de “Cuatro bodas y un funeral” o el joyero perfeccionista de “Love actually” o la voz de Zazu, el simpático pajarraco que ayuda al Rey León.

Sin embargo, en Inglaterra también es muy celebrado su personaje de Johnny English, un James Bond de pacotilla, quizá heredero de Maxwell Smart o del Inspector Closeau de Peter Sellers, que parodia las películas de espías, que nació en el 2003 y va ya por su tercera entrega.

A mí no me hace demasiada gracia su humor, la verdad. Cuando realmente brilla Atkinson es en pequeños sketches y apariciones cortas. Ahí es cuando logra sublimar todo su talento como cómico. Sin embargo las grandes aventuras, como pasaba en las películas se Mr. Bean, me resultan cansinas.

No dudo que la peli tenga momentos hilarantes, pero no creo que justifiquen toda una trama de espionaje y gadgets locos.

Para el Martini derramado:

ANA Y BRUNO

El aspecto visual, que es con lo primero que el cerebro se encuentra al abordar un nuevo avance, es de los de echar a correr. Ahora que la Pequeña Padawan se ha aficionado a navegar de vez en cuando por el YouTube Kids, hay unos vídeos musicales horribles protagonizados por un bebé que no quiere comer, ni bañarse, ni lavarse los dientes, hechos con un diseño de ordenador que pone los pelos de punta.

Pues el diseño gráfico de esta producción animada mexicana es similar.

Luego, cuando uno trata de pasar por alto esta sensación de querer echar a correr, hay que reconocer que la historia parece algo superior a muchas de las paupérrimas producciones de dibujos que llegan a las carteleras.

Una niña, un hospital psiquiátrico y seres imaginarios ayudándola para rescatar a su familia, con un toque oscuro que es lo que mejor le sienta en contraposición al resto de aspectos infantiles.

Para los locos imaginarios:

MATAR A DIOS

De esta película huímos de forma bastante unánime en el festival de Sitges del año pasado, en el que se presentó. El tráiler no nos gustó a ninguno y nos parecía una comedia que perdía la negrura prometedora de su sinópsis en un humor chabacano y zafio.

Después resulta que ganó el premio del público y a tenor de la nota media del resto de audiencia, parece que podemos habernos equivocado.

O no.

Todo parte de un extraño enano que se presenta en casa de una familia que se prepara para celebrar fin de año y les dice que es El Altísimo y que está a punto de cargarse a toda la humanidad para resetear esta mierda de mundo que hemos construido.

A todos menos a dos, suponemos que para que ejerzan de Adán y Eva 2.0 y repueblen de nuevo el planeta.

Ellos serán los encargados de escoger a la parejita ganadora.

Para el apagado y encendido:

ENAMORADO DE MI MUJER

Los franceses, en comedia, son capaces de lo mejor y lo peor, de lo más refinado y lo más burdo, de los más elevado y lo más arrastrado, de lo más sutil y lo más explícito.

Desgraciadamente, esta película parece acercarse más a lo segundo que a lo primero, con una cantidad ingente de fantasías machorras y cosificación de la mujer que provoca que, a pesar de la calidad del cuarteto de actores que la protagonice, se convierta en una historia fuera de su tiempo.

Unos antiguos amigos se encuentran después de un tiempo. Uno, ha dejado a su mujer, casualmente la mejor amiga de la esposa del otro, por una muchacha mucho más joven. Quedan para comer y presentarla. La mujer del segundo no está demasiado de acuerdo en la velada.

Parece que el resto de la película se centra en el marido que sigue fiel a su mujer, imaginando todo tipo de situaciones románticas con la nueva esposa del otro.

Pues no sé, poca chicha veo ahí.

Para la neurona lasciva:

DIANA

Parece que esté en contra del cine amateur, de los presupuestos bajos y de los intentos artísticos sin medios que les respalden y espero que no sea verdad. El arte tiene que fluir y tratar de abrirse paso en los ambientes más ariscos, sin embargo el producto resultante no tiene por qué gustarme.

Pocos medios se ven en esta producción española que se presentó en el Festival de Málaga y que cuenta la historia de un tiburón de las finanzas y una universitaria que se saca un dinero extra como prostituta de lujo. Una trama sórdida que trata de abrirse paso entre dos psicologías rotas.

A mí el avance me da la sensación de que lo que quiera que sea que el director pretende, no se está consiguiendo. El mal rollo y el ambiente malsano de esta relación parece que se pierden en interpretaciones que no llegan y en una textura de película casera que provoca alejamiento.

Sí, me alegro de que directores sin respaldo económico saquen adelante proyectos pero no tienen por qué gustarme.

Para los corazones vacíos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.