ESTRENOS 20/04/2018

Vaya semana curiosa que antecede a uno de mis eventos del año.

Con las entradas ya compradas para reunirnos con los dibujitos convertidos en señores y señoras que vuelan y que hacen piñoun piñoun, nos encontramos, de sorpresa y sin haberlo previsto, con cuatro pedazo de ochos de cuatro películas que no pueden ser más diferentes entre sí.

Una de terror inquietante, una de animación preciosista, una de cooperación humana y un drama peliagudo se disputan nuestro amor cinéfago.

Quién fuera crítico cinematográfico o simplemente muchimillonario para tener tiempo y dinero y poder así ir a todas. Sin embargo somos sanos hijos de la clase obrera y nos vemos obligados a tomar difíciles decisiones vitales. ¿Miedito o llorera? Que vida más dura.

Vayamos con tranquilidad y sopesemos las opciones.

UN LUGAR TRANQUILO

Si no te escuchan, no pueden cazarte. Una frase promocional que nos recuerda a otra muy famosa: en el espacio, nadie puede oír tus gritos. Todo aludiendo al silencio, uno de los elementos principales de las películas de terror, que a menudo se ahoga y se infravalora.

En este caso, el director, actor y guionista John Krasinski convierte al silencio en el centro de su nueva película, que cambia la dramedia indie de la anterior, “Los Hollar”, por el desasosiego de esta familia que vive instalada en el silencio para que el mal que los rodea no pueda encontrarlos y destruirlos.

El teaser tráiler es perturbador y no he querido ver nada más. Parece que está destacando como una de las mejores cintas de terror de lo que va de año y la presencia del propio Krasinski y de Emily Blunt, su esposa en la vida real, convierten esta película en un caramelo muy apetecible para los fans del género.

Para el voto de silencio:

ISLA DE PERROS

Parece ser que Wes Anderson lo ha vuelto a hacer. El director de Houston se está labrando la carrera cinematográfica más personal de la historia, con un modo de filmar tan reconocible como una muestra de ADN. Hasta ahora era mayoritaria en imagen real pero ésta es su segunda incursión en el cine de animación stop motion y tiene al personal admirado.

Si la vez anterior adaptaba un cuento de Roald Dahl, en este caso se lanza con una historia original escrita a cuatro manos entre él, su gran amigo y actor fetiche Jason Schwartzman, Roman Copola, hijo de Francis Ford, guionista y presidente de la productora American Zoetrope y Kunichi Nomura, actor, escritor, DJ y figura de la radio nipona también amigo y frecuente colaborador de Anderson.

Entre todos estos coleguitas se han armado una historia en un japón futuro en el que abandonan a perros en una isla de basura a la que viaja un chaval de 12 años a buscar al suyo.

Para la cuarentena canina:

SERGIO & SERGUÉI

Ha sido ver el tráiler y embargarme una sensación de paz con el mundo y de comunión con el género humano muy gonita.

Una historia situada en plena Cuba revolucionaria en la que vive un profesor de escuela muy culto, con una familia entrañable y una hija adorable que es aficionado a las comunicaciones por radio. En su búsqueda de señales, encuentra, por un lado al enorme Ron Perlman en los Estates y, por otro, a un cosmonauta soviético orbitando en la MIR.

Entre estos tres humanos de nacionalidades rivales, se establece un vínculo y un espíritu de cooperación y ayuda que le vendría muy bien a la raza humana en estos momentos y, sólo de pensarlo, me pone contento.

Para el pueblo global:

CUSTODIA COMPARTIDA

Cuando un divorcio no es amistoso, los perjudicados suelen ser los hijos. No hay solución salomónica que salve el mal trago. La batalla campal que se arma entre el padre y la madre, con un juez que no ha vivido en esa casa y no puede evaluar de manera precisa la situación, da lugar a infancias quebradas y perdidas.

El director y guionista galo Xavier Legrand se aproxima, con su primer largometraje, a esta situación, mostrándola casi en clave de horror y consiguiendo una película estremecedora, según la opinión de una gran mayoría de críticos y espectadores.

Se llevó los galardones a mejor director y mejor opera prima en el festival de Venecia y también el premio del público a mejor película europea en el de Donosti y parece ser que hay que acudir al cine con el ánimo dispuesto a ver una historia que zarandea y golpea.

Para la grieta familiar:

BAILANDO LA VIDA

Es probable que una comedia madurita como ésta, en la que una señora descubre que su marido le pone los tarros, que se va de casa abandonándole y que descubre su pasión por el baile de la mano de una amiga para, a través del meneo de pinreles, rehacer su vida, hubiera sido una ñoñería y una cursilería en otras manos.

Sin embargo, son británicos y los cabrones tienen un talento especial para esto del cine. Siempre lo he pensado, los británicos y los australianos están hechos de otra pasta. No sé si es por la dicción o por su flemático sentido del humor, pero la cantera de enormes actores de estas islas es asombroso.

En este caso tenemos a dos grandes, por un lado Imelda Staunton, por otro, Timothy Spall, ambos participaron en la saga Harry Potter, cómo no y ambos de malos. Y aquí son majetes y se enamoran. Ole por ellos.

Para el ocaso bailongo:

LAS LEYES DE LA TERMODINÁMICA

Por lo que he podido leer, tanto la sinopsis, como el tráiler, pueden llevar a engaño al espectador, enfrentándole a una realidad distinta a sus expectativas, algo que raramente juega a favor de la satisfacción.

Todo parece indicar que estamos ante una comedia romántica pero, cuando leo sobre las impresiones de aquellos que pudieron verla en el festival de Málaga, parece ser que el clásico “chico conoce chica” es tan solo un background que Mateo Gil utiliza para plasmar, de manera literal, lo que anuncia el título, es decir, ejemplos románticos que ilustran las leyes de la termodinámica.

A mí, que queréis que os diga, la idea me parece interesante. Por lo que he leído, la idea queda por encima del resultado pero ole sus huevos toreros por conseguir levantar en este país un proyecto que parte de semejante punto de partida.

Para la física del amor:

CADA DÍA

Lo sé, es una historia de adolescentes, creada para adolescentes y con un tono tan de adolescentes que casi duele acercarse a ella desde fuera de la ventana de edad apropiada, pero oye, el punto de partida me parece de lo más original.

Una chica se enamora de un chico pero, hay truco. Ese chico no es siempre el mismo chico. Ese chico se despierta cada mañana en un cuerpo diferente, siempre de la misma edad (edad adolescente, si os lo estoy diciendo) pero diferentes razas y sexos. Pero qué le vamos a hacer, es su alma gemela y le tiene que querer como es.

La pregunta me parece un punto de partida estupendo para hablar de la propia adolescencia y de los diferentes modelos de sexualidad aunque tiene pinta de que la respuesta se queda en algo mucho menos emocionante que se centra en el brillibrilli y la purpurina.

Además, parece ser que el montaje es lo más torpe que se ha visto en una película comercial en mucho tiempo. No lo he leído ni una ni dos veces.

Para el viajero anatómico:

EL PRÍNCIPE ENCANTADOR

No estoy seguro de saber que mensaje trata de desplegar esta cinta de animación canadiense que trata de emular, en algunos aspectos formales, a los grandes pelotazos musicales de la Disney, aunque con mucho menos arte en la propia animación.

Un príncipe es hechizado al nacer por una bruja con la maldición de enamorar a toda muchacha que contemple su sonrisa Profident. Así que se dedica a destrozar corazones y a robar novias al resto de adolescentes del reino.

Sin embargo, al cumplir los 21 el hechizo desaparecerá y el rey le asegura que o encuentra su amor superverdadero antes de esa fecha o se queda sin reino.

Así que el príncipe se dispone a decidir entre tres finalistas que le esperan con ansia, ayudado por otra muchacha valiente y empoderada, disfrazada de muchacho e inmune a sus encantos.

Spoiler: probablemente se acabe quedando con ésta última y descubra algo sobre el amor, aunque, como digo, no estoy seguro de que el mensaje posea el punto de vista correcto.

Para el heteroprincipado:

EL AMERICANO

Un pajarito vive en un circo mexicano, a la sombra de su padre, gran artista. Pero no le gusta nada el show, anclado en unas tradiciones aburridísimas, incapaz de evolucionar hacia otras cotas. A él le gusta un héroe de la tele llamado “El Americano” que vive, a ver si lo adivináis, en los Usamérica.

Sin embargo, el circo está en peligro por los malvados planes de un pajarraco y el pajarito se siente con el deber de salvarlo. Para eso necesita a un héroe y, lógicamente, piensa en el suyo, así que se cruza la frontera para traerlo.

Es probable que la película tenga más ambición que la gran mayoría de la animación que se produce en México y eso es loable, sin embargo, el producto final se queda bastante lejos de lo que un adulto puede llegar a soportar sin bostezar.

Para las plumas de colores:

NUNCA ESTAMOS SOLOS

Menuda telenovela de argumento que se trae esta película checa. Vamos a intentar hacer un croquis sin perdernos.

Situémonos en un pequeño pueblo que tiene una prisión, un burdel y un supermercado. Allí vive un hipocondríaco que está casado con la dependienta del supermercado. La dependienta se enamora del portero del burdel. El portero está, a su vez, pillado de una de las empleadas de dicho burdel. La empleada tiene a su novio metido en la cárcel. Del hipocondríaco no dice si tiene algún otro anhelo amoroso.

Es de suponer que la película va dando tumbos de desamor en desamor, de desgracia en desgracia y de desilusión en desilusión, en un bucle continuo de búsqueda humana no recompensada.

Para el diagrama del desamor:

9 DEDOS

Bienvenidos a la típica ida de olla que los críticos disfrutan como gorrinos en lodazales y de los que el público generalista huye como rata de inundación. Un producto de esos que antaño pondrían en los llamados cines de arte y ensayo, rodada en blanco y negro, con diálogos engreídos y estructura que trata de imitar las pesadillas de un Lynch devaluado.

Vale, a lo mejor me estoy cebando un poco sin haberla visto, pero de prejuicios vive esta sección sin bochorno alguno.

Veo el avance y me quedo con una mueca de incredulidad en el rostro, así que me acerco a la sinopsis y compruebo que no tiene nada que ver con las imágenes que acabo de contemplar. En esta liga juega esta película repleta de simbolismos y planos sugerentes que no puede situarse más en la antítesis de mis gustos.

Para el barco fantasma:

SANZ: LO QUE FUI ES LO QUE SOY

Alejandro Sanz es un muchacho sencillo que ha triunfado a nivel internacional sin perder la humildad.

Alejandro Sanz es un artista total que mantiene en su interior al niño que componía canciones en la soledad de su cuarto.

Alejandro Sanz es amigo de sus amigos y mantiene los pies en la tierra gracias a los lazos familiares, que jamás perderá.

Alejandro Sanz llena estadios pero ansía llenar una corrala con su gente y cantar y bailar despreocupadamente al calor de los rebujitos.

Alejandro Sanz me la trae bastante al pairo y también lo hace este documental sobre su vida y milagros.

Para el Magno reconvertido:

FIREWORKS

Esta película pudimos verla en el Festival de Sitges del año pasado y tenéis mis impresiones por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.