ESTRENOS 19/08/2016

 photo peter-dragon_1_zpsr2vwuvrv.jpg

Maldita sea. Se acabaron las vacaciones.

Se acabó el vivir sin horario ni calendario, el comer a deshoras, el disfrutar de la procrastinación, el vivir sin preocupaciones, las siestas a media tarde y el disfrutar del ronroneante sonido del cerebro al ralentí.

Toca volver a madrugar, volver a programarse la semana, volver a darle a la neurona delante de un ordenador, acatar de nuevo las responsabilidades de facsímil de adulto y llevarse en un papel la lista de la compra.

Menos mal que siempre nos quedará el cine.

Estrenos frescos, señores.

PETER Y EL DRAGÓN

Es la historia menos original del universo. La hemos visto una y otra vez en el cine en diferentes formas. El niño que se encariña con el dragón o el extraterrestre o el gigante o el monstruo, que sabe que le protegerá y que es bueno e incomprendido. Los adultos que pretenden acabar con él o estudiarlo o diseccionarlo o apresarlo.

Otros adultos descreídos que al principio reniegan para acabar siguiendo al chaval en su aventura, confiando en él y que acaban enfrentándose a la autoridad para proteger a ambos protagonistas.

Los finales, divergen. En algunos, la historia acaba fatal, entre lágrimas pero la mayoría remata con el amigo del chaval partiendo, alejándose de una humanidad que teme y odia lo que no entiende y al niño independizándose de aquel que le ha protegido y enseñado, que le ha hecho crecer como persona.

Es la historia menos original del universo, sí. La hemos visto una y otra vez, sí. Pero sigue funcionando como un reloj. Sigue atrapando. Sigue emocionando.

Este nuevo reboot de Disney, no parece una excepción.

Para el coleguita verde y grande:

8 photo Puntuacion8.jpg

STAR TREK: MÁS ALLÁ

Nunca he sido un trekkie. Creo que no he visto entero un sólo capítulo de la serie de culto y no recuerdo tampoco haber visto ninguna de las películas clásicas. Lo mío era la aventura y la space opera de Star Wars y nunca llegué a intentar introducirme en el mundo más profundo y filosófico de la Enterprise.

Así, cuando J. J. Abrams reinició la saga, hice lo más fácil, me subí al barco a ver qué había y, claro, me gustó. Porque aquello era una starwarsización de Star Trek. Se dejaba a un lado el debate moral, la enjundia psicológica para meter en los personajes en un acelerador de partículas y lanzarlos al mainstream.

Supongo que los fans acérrimos de la saga, pocos pero leales, renegaron del nuevo enfoque para a los facilones que disfrutamos con la aventura a lo loco.

Ahora J. J. se ha marchado y dirige el fastandfurious Justin Lin y escribe el humorista Simon Pegg y, aunque el segundo me cae muy bien, estos dos nombres juntos dan que pensar que la serie cambia de nuevo de rumbo. Y no sé si me acaba de gustar el nuevo rumbo.

Para los exploradores espaciales:

7 photo Puntuacion7.jpg

LOS CABALLEROS BLANCOS

La guerra trae consigo destrucción a tantos niveles que es imposible plasmarlos todos en una sola película. Los dilemas morales de los soldados, las secuelas físicas y psicológicas, el día después de los pueblos que son masacrados, las familias rotas, la labor de los gobiernos, de los médicos, de los periodistas, de las ONGs…

Esta película belga se centra en un hecho con tantas aristas, morales, legales y humanas, que es de suponer que le remueva a uno por dentro y le deje con las tripas mal asentadas. Una organización no gubernamental se acerca a Chad, en medio de la guerra, para tratar de llevarse huérfanos menores de cinco años y darlos en adopción a familias que han iniciado los trámites.

Es de suponer que la ensalada mental que deben sufrir los cooperantes que se embarcan en tal hazaña es enorme. Las argucias que tendrán que desempeñar para conseguir que, al menos algunos de esos niños, vuelvan a disfrutar de un hogar, de gente que les quiera y que se preocupe de ellos, así como los dilemas éticos, los arrepentimientos y las ganas de abandonar, serán continuas y peliagudas.

Una película casi con vocación documental y no apta para aquellos que utilizan el cine como simple evasión, sin ganas de involucrar al raciocinio.

Para los niños rotos:

7 photo Puntuacion7.jpg

LA ESTACIÓN DE LAS MUJERES

Va siendo más constante la llegada de películas indias a nuestro país que reivindican un cambio de rumbo para su conservador, atrasado y machista modelo de sociedad. Películas dirigidas e interpretadas por mujeres que denuncian las absurdeces de los matrimonios de conveniencia y la humillación de vivir bajo la bota opresora de los machotes. Películas coloridas y optimistas, que se alejan de los bailes bollywoodianos para adentrarse en otro tipo de cine que aborda la denuncia social desde una perspectiva optimista, creyendo que a base de voluntad, se pueden cambiar las cosas.

Hace poco nos llegaba “7 diosas”, con un tema similar pero un formato mucho más occidentalizado. Aquí, aunque parece que también se amolda al gusto europeo y norteamericano, se nota una dirección menos de videoclip, más de aventura a lo “Thelma y Louise”, que continúa tirando del humor para plasmar lo estúpido del desequilibrio de obligaciones y derechos entre el hombre y la mujer.

Quizá la producción británica y estadounidense ayuda a Leena Yadav, su directora y guionista, a escapar del encorsetamiento de su país y poder contar las cosas con su propia voz, sin temor a ser censurada. Y, aunque es una victoria pírrica, es un avance.

Para las mujeres que quieren volar:

7 photo Puntuacion7.jpg

NUNCA APAGUES LA LUZ

El cortometraje del que parte esta película daba miedito. Porque las ideas poderosas, en formato corto, funcionan muy bien. Sobre todo los miedos atávicos, como el temor hacia la oscuridad. Apagas la luz y se aparece una figura, la enciendes no está, la apagas, está un poquito más cerca… hala, con eso sólo ya tenéis los pelos de picos pardos.

El problema llega cuando se pasa esa idea poderosa al formato largometraje. Claro, no puedes poner todo el rato gente apagando la luz y viendo como una señora despeinada se les acerca, tienes que contar una historia y ahí es cuando suelen cagarla. Cuando a la idea le pones una biografía, la racionalizas y sitúas a los protagonistas tratando de desentrañar el misterio.

El miedo irracional se racionaliza y pierde fuelle y al final, a lo que se espera es a la siguiente caída de fusibles y a que la señora se zampe el siguiente personaje secundario, esperando que el castillo de naipes no se caiga en tu cerebro.

Para el miedo oscuro:

6 photo Puntuacion6.jpg

SECUESTRO

Decía una canción de Xabarín Club:

“Non, non. Non todo é o que parece amigo, hai que pensalo moi ben.

Ai, ai. Ás veces mete-la pata tío, e todo sae ó revés”.

Por lo visto en el avance y leído en las críticas, parece ser un resumen bastante fidedigno de esta película. Un juego de espejos con multitud de giros de guión en los que nada es lo que parece. Pero claro, cuando construyes una historia tan llena de engaños, hay que pensarlo muy bien, porque puede salir al revés y acabar hastiando a un público que pueda sentir que se la han jugado, que acaba de ser engañado por las ágiles manos de un trilero callejero.

Un niño es secuestrado y reconoce al maloso en una rueda de reconocimiento, sin embargo, el tipo sale a la calle por falta de pruebas. Su madre, la del niño, no la del maloso, que es abogada, decide mandar el juramento hecho en su día a la hora de ejercer a tomar viento y tomarse la justicia por su mano.

Sin embargo, recordad: “non todo é o que parece amigo”. Seguramente el malo no es tan malo y descubramos nuevas mentes malignas.

Para la venganza maternal:

6 photo Puntuacion6.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.