ESTRENOS 19/01/2018

Con lo bien que íbamos y ha venido un virus a ponernos la zancadilla.

En fin, recuperamos los estrenos de este viernes pasado con papeles escondidos, reivindicaciones positivas, ovarios desatados, persecuciones de género, manifiestos en ebullición, soldados pacientes, escenarios trasladados, mecánicas crecidas, marismas poetas, artistas con acento y viajes sin gracia.

A correr de nuevo.

LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO

Me resulta curioso que haya perdido bastante la pista a uno de mis directores preferidos. Si nos vamos hacia los 80, habré visto prácticamente todas las películas que hizo Steven Spielberg en aquella época y, sin embargo, a partir del 2012, no he visto nada de él.

También es verdad que no se ha prodigado mucho, todo sea dicho.

Ahora llega con otra película sobre la historia reciente de su país contando cómo el Washingtong Post y el New York Times desafiaron los intentos de censura del gobierno de Nixon en busca de la libertad de prensa, desvelando archivos secretos del gobierno sobre la guerra de Vietnam.

Sólo hay que ver el tráiler para ver que el barbudo sigue en plena forma. Este tío respira cine y da una clase magistral en cada plano. Si a eso unimos a Tom Hanks y Meryl Streep juntos en la misma peli, no hay duda.

Para las rotativas chivatas:

120 PULSACIONES POR MINUTO

Se ha llevado en Europa unos cuantos premios por diversos festivales y parece que tiene encandilada también a la crítica del otro lado del charco, pues allí también la están galardonando y es la elegida por Francia para representar al país en los próximos premios Oscar.

El director, Robin Campillo y su coguionista, Phillipe Mangeot, militaron en su juventud en la ACT UP París, cuyas siglas significan AIDS Coalition to Unleash the Power, un grupo que a través de protestas y manifestaciones pretendía denunciar la pasividad del gobierno y las farmacéuticas por poner freno al problema del SIDA.

La fuerza de las imágenes y lo cristalino del pensaje parece estar calando en el espectador mundial y eso la sitúa como una propuesta muy a tener en cuenta.

Para la rabia inmunodepresiva:

PLAN DE CHICAS

Enésima película de plan de chicas que se desmadran y utilizan el humor grueso para atraer al público. Tuvimos “Una noche fuera de control” en versión blanca americana con Scarlett Johansson, “Cómo sobrevivir a una despedida” en versión española y ahora esta versión afroamericana con Queen Latifah, Jada Pinkett Smith y Regina Hall en los papeles principales.

Supongo que no nos ofrecerá nada nuevo bajo el astro rey, pero al menos lo hará con gracia y desparpajo y un par de risas flojas bien valen la pena.

Eso sí, no me veréis pagando una entrada por un producto de este tipo. Si entra en la tarifa plana de mi plataforma de vídeo por demanda, bienvenida sea en algún domingo tontorrón de cerebro en stand by.

Para las colegas liantes:

ME ESTÁS MATANDO, SUSANA

Si esta comedia romántica y psicópata puede tener algún interés, es por la simpatía que despiertan Gabriel García Bernal y Verónica Echegui más que por un guión que, así visto desde el tráiler, y puedo equivocarme, se me antoja algo machista y rozando el maltrato.

Una muchacha deja a su marido plantado en Mexico y desaparece. Él, entonces, se entera de que igual las cosas no iban muy bien entre ellos. La busca y la encuentra en una pequeña universidad de Iowa y allí que se planta para recuperarla a cualquier medio.

No sé, un poco acosador todo, ¿no?

De todas maneras, podría ser una crítica y estar yo equivocadísimo y, desde luego, ambos actores desprenden carisma por los cuatro costados.

De la Echegui me está flipando la capacidad para cambiar el acento que tiene la tía. Ya la he visto con acentos argentino, mexicano y cani. Y clavándolo todo, la tía.

Para la pasión al límite:

EL JOVEN KARL MARX

No hay duda de que Karl Marx fue un personaje que cambió el mundo. Su obra “El capital”, su amistad con Friedrich Engels, la implantación en la sociedad de la lucha obrera, transformaron el mundo de forma poderosa.

Esta película es un biopic al uso, centrada en la juventud del filósofo, su exilio a Francia y el momento en el que su encuentro con Engels empieza a moldear su pensamiento asentando las bases de la gran figura en que se convertiría.

Supongo que tiene más valor histórico que cinematográfico, si damos por supuesto que el director, Raoul Peck, intenta ajustarse a la historia y no derivar demasiado hacia la épica inventándose hechos. Habría que verlo.

De momento y hasta que lea lo contrario, voy a concederle el beneficio de la duda.

Para el pequeño comunista:

ZAMA

Pues parece que esta película, basada en una novela de Antonio di Benedetto, se está llevando un buen ramillete de premios en España y Latinoamérica y se está ensalzando la actuación de Daniel Giménez Cacho, que lleva sobre sus hombros gran parte del peso de la misma.

A mí, la historia de este oficial español del siglo XVII que espera pacientemente en Asunción a que el Gobernador dé el visto bueno de su traslado a Buenos Aires y mientras tanto dedica su tiempo a intentar apresar a un malvado bandido, me deja bastante indiferente.

Será el aire lentorro y pensativo de las imágenes o será que la historia no llega a interesarme demasiado, no lo sé. El caso es que no me veo sentándome a contemplar su historia.

Para el oficial varado:

LAS HERIDAS DEL VIENTO

Parece que tener una obra de teatro durante mucho tiempo en el Lara de Madrid te abre la puerta a poder realizar un largometraje sobre la misma. Le pasó a “La llamada”, que ha visto recompensado el desparpajo con nominaciones a los Goya y unos cuantos premios Feroz y le ha pasado a estas heridas, protagonizadas por una Kiti Manver a quien todo el mundo pone por las nubes y un Daniel Muriel que parece que le da muy bien la réplica.

Sin embargo, parece que este texto es mucho más teatral y así se ha quedado en su adaptación, en un sobrio blanco y negro, que mantiene la pelea dialéctica entre un hijo que descubre entre las cartas de su defunto padre un amor homosexual y el amante al que va a visitar.

Con todo el respeto para director y actores y reconociendo la dificultad de calzarse en papeles tan dramáticos, no es la clase de tragedia que me invite a meterme en el cine.

Para el secreto desvelado:

MAZINGER Z INFINITY

Nunca fui un gran fan de Mazinger Z. No recuerdo haberla visto de chaval. Supongo que no llegué a la primera vez que llegó a España y cuando la repusieron estaba en otros menesteres. Por eso no siento ni la más mínima punzada de nostalgia cuando veo que llega una nueva película del robotaco, con la sintonía clásica de fondo.

El argumento, no deja gran espacio a la imaginación. Unos malísimos que pretenden destruir el mundo y un héroe que se dirigirá los mandos de Mazinger para eliminar la amenaza a puñetazo (fuera) limpio.

Para eso prefiero la versión de megarobots contra gigamonstruos que se sacó de la manga Guillermo del Toro, que tampoco es que me emocionara mucho, pero al menos tenía un halo modernizado y diferente.

Para las manos voladoras:

EL MAR NOS MIRA DE LEJOS

No hay más que leer algunas de las críticas profesionales de este documental de Manuel Muñoz Rivas para darse cuenta de la clase de propuesta que es. Hay más intento de poesía en sus palabras que de crítica cinematográfica y a mí, cada vez que pasa esto, me da la impresión de gente intentando hacerse la guay.

A través del tráiler es imposible hacerse una idea de lo que cuenta. Las críticas, algo más desvelan, pero se pierden en metáforas y símiles enrevesados y hasta el argumento lo pone difícil al espectador.

Parece ser que es un canto a los habitantes del coto de Doñana, a mitad de camino entre la realidad y la fantasía. Yo al menos he podido discernir esto, a ver si vosotros tenéis más suerte.

Lo que tengo claro es que me provoca una pereza infinita, a pesar de que los críticos se humedezcan viéndola y clamen al cielo por la dificultad de este tipo de cintas de llegar a los cines.

Para la arena en verso:

UNIVERSAL Y FARAONA

Casi todo lo que pretende contar este documental me pilla lejos.

Por un lado, un amor por Barcelona que se traduce en una serie de personalidades hablando en lugares emblemáticos. Por otro, las vidas de tres artistas ligados a la Ciudad Condal como son Gato Pérez, Pepe Rubianes y Pepe Ocaña.

Aunque me guste mucho Barcelona, no he estado más que haciendo turismo y de los tres artistas mencionados, el que más me suena es Rubianes y tampoco podría yo mencionar proyectos concretos en los que ha participado.

Parece un proyecto muy minoritario para grandes entendidos de cierta escena barcelonesa.

Para la urbe del conde:

SALVANDO AL REINO DE OZ

No es fácil volverse a poner a la altura de una historia como “El mago de Oz”. La única obra que he visto caminar al margen del texto original y triunfar fue el musical “Wicked”, que le daba una nueva dimensión al personaje de la malvada bruja del Oeste y que tuve la suerte de ver en pleno Broadway neoyorkino.

Desde luego, esta pequeña producción animada rusa no pasará a la lista. Esta especie de secuela en la que Dorothy tiene que salvar el reino de una nueva amenaza, que cuenta con sus personajes clásicos, es una tontada muy gorda.

Una peli destinada a los más pequeños que parece que los toma por poco inteligentes, que pretende salvar los muebles a base de humor simplón, golpes, más golpes y más humor simplón.

¿Por qué llegan estas producciones a las carteleras? Pues supongo que porque hay que mantener un producto infantil en pantalla y es lo que hay. Yo qué sé.

Para el regreso que nadie ha pedido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.