ESTRENOS 18/05/12

Photobucket

Que no llego, que no llego, que no llego. Con esto de los estrenos y las críticas parezco un poco el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas o un anorgásmico, ahí entre medias. No alcanzo a sentarme delante del ordenador un ratito seguido que no sea entre ifs, elses, whiles y demás conjunciones anglosajonas del mundo informático.

Por si fuera poco, la alergia me tiene los ojillos vidriosos, como los de Candy Candy cuando se emocionaba y tampoco es agradable, así que el esfuerzo que hago por mis asiduos y bellos lectores es sobrehumano. Y tardío, lo sé. No llego, no llego.

En fin, otra semana ramploncilla con estrenos de todo a cien. Echemos un ojo a lo que ha deparado el cambio de cartelera del pasado viernes, tanto si viernes como si no viernes.

PROFESOR LAZHAR

En estos tiempos, no está nada mal una película que recuerde la enorme labor de los buenos profesores, la diferencia entre enseñar y educar, la importancia de una buena base para poder hacer uso del pensamiento crítico ante las oleadas de desinformación, medias verdades, dobles mentiras, manipulación, oportunismo, demagogia y estupidez de los tiempos que estamos viviendo, es decir, aproximadamente desde la era de las cavernas hasta hoy en día.

Una cinta que trate con cariño una figura denostada, desprestigiada y maltratada, algo muy poco sensato teniendo en cuenta que será una de las figuras que moldearán personalidades y convertirán los proyectos de persona en tipos con raciocinio o zombies incapaces de ver más allá de una caja de rayos catódicos.

Si está bien hecha, quizá debiera ser un documento de obligado visionado para politicuchos de tres al cuarto, de esos que han aprendido a crecer y seguir a pies juntillas los dictados de aquellos que han conseguido crecer más que ellos y han olvidado que el código deontológico de su profesión debería centrarse en el bienestar de aquellos a los que gobiernan.

Y con tres párrafos, me ha salido un miting en vez de hablar de cine. Así que, me saco la camiseta verde y, rápidamente, os cuento que va de un profe argelino que comienza a dar clase de primaria en un cole canadiense, convirtiéndose en un amigo más que en un maestro. Una peli tierna y sensible que estuvo nominada a mejor peli extranjera y que merece:

Photobucket

UN FELIZ ACONTECIMIENTO

Hay que empezar a reconocerlo. Los tíos, con todos nuestros músculos, a veces escondidos bajo alguna que otra capa de grasa, jamás podremos alcanzar a experimentar un montón de vivencias a las que las mujeres irán poniendo tics a lo largo de su existencia. Distinguir más de 10 tonos de colores, tic. Multiorgasmo, tic. Atender perfectamente a lo que le estás contando mientras analiza la conversación de al lado, tic. Mirarse al espejo por las mañanas y ver tetas, tic. Parir una criatura, tic.

Pues esta película trata, al menos, el último punto. En forma de comedia romántica, una pareja se embarca en la aventura de la perpetuación de la especie y, como es lógico, él flipa (y ella, a veces) con todos los cambios por los que pasa el cuerpo y la mente de su pareja. Un chute de hormonas mientras un pequeño parásito crece en su interior. Por mucho que nos comamos una fabada con esteroides, no será lo mismo

Si a priori las ganas que me podría generar esta peli serían, al menos, cuidadosas, se ven aumentadas por su director, que fue el autor de una de las mejores películas de hace tres años: Rémi Bezançon y “El primer día del resto de tu vida”. Un film entrañable y repleto de grandes diálogos que supuraba vida. Así que, confiando en el dire, para el sonriente suceso:

Photobucket

HIJOS DE LAS NUBES, LA ÚLTIMA COLONIA

El documental de la semana. Una visión sobre un festival de cine que se celebra en un campamento Saharaui en el Sahara Occidental, al que acudió invitado Javier Bardem. Es el actor el que narra la experiencia y cuenta cómo fue su estancia entre los habitantes del campamento de refugiados, compartiendo colchón y comida, viviendo su realidad y experimentando una vida que, quizá, no llegamos a imaginar demasiado bien.

Una bofetada de realidad que demuestra que la vida y la alegría se abren paso en cualquier entorno, asomando entre las grietas de optimismo que se abren en inmensos muros de estupidez, crueldad y sinsentido. Que pone de manifiesto que el espíritu humano es el material más inquebrantable que existe y que somos bichos raros capaces de lo mejor y lo peor.

Si vuestra provincia es una de las pocas afortunadas que se han hecho con una copia, quizá tengáis la oportunidad de acercaros a verla. Si no, siempre os quedará “El canguro”, cuya pre-crítica encontraréis más abajo o “American Pie: el reencuentro”.

Aún así, no seré yo quien diga que me zampo este tipo de documentales a menudo y la pereza suele invadirme sin piedad, así que, siendo justos, mis pre-ganas de verla ascienden a:

Photobucket

LA SOMBRA DE LA TRAICIÓN

¿Será posible que haya un tipo trabajando en cine, en alguna oficina, con unos estudios superiores a los del jardín de infancia, que monte un trailer destripando, descuartizando y dejando las vergüenzas al aire de la película que trata de promocionar? ¿Es posible, incluso, que esta vez, también se atisbe el supuesto gran giro final en su título original (“The double”) y que se intente arreglar en la traducción y no al revés?

Me niego a creer que el trailer que tenéis ahí arriba muestre el clímax de la película. Nadie puede ser tan tonto y no trabajar en política. Es imposible. ¿O no?

Un veterano inspector, interpretado por el ex-galán Richard Gere, se entera de que un asesino despiadado que creía haber eliminado, vuelve a actuar. Su jefazo, Martin Sheen, le encarga que trabaje codo con codo con un joven investigador, interpretado por Topher Grace.

Gere no se lo cree, pero el modus operandi es el mismo y el asesino parece estar jugando con él, hasta que Grace descubre… os diría que vieseis la peli, pero con que veáis el vídeo de ahí arriba, igual os llega. Así que, para la traición del montador de avances:

Photobucket

EL CANGURO

Fijaos si ha tardado en llegar esta película hasta nuestras pantallas, que el tipo que aparece en la foto, Jonah Hill, ya no está gordito y acaba de estrenar una peli de polis de palo pero con pelo en la que hace de tontuco, pero no de gordito. De hecho, ha seguido un poco el efecto Peter Jackson y ha ido perdiendo la barriga a lo largo de las películas. Es más, antes hacía sólo comedias estúpidas y ahora ha conseguido una nominación al Oscar, algo que tiene menos probabilidades de repetir que José Ignacio Wert de escupir un argumento con sentido, ya que tras ella, ha continuado con las comedias estúpidas.

Aquí, da vida a un vago redomado que decide buscarse su primer trabajo como niñero de tres vándalos, a los que, tras una promesa de sexo salvaje, pasea por toda la ciudad, metiéndose en un puñado de berenjenales. Un argumento que recuerda ligeramente a aquella ochentera “Aventuras en la gran ciudad” (cuya imagen es una de las que colorean la marquesina del blog), aunque con muchos más chistes de pedos, urinarios que explotan y jerga molona.

Una opción que roza el ridículo y que me genera unas pre-ganas de este tamaño:

Photobucket

LOS CACHORROS Y EL CÓDIGO DE MARCO POLO

Si tenéis niños muy, muy, muy pequeños y no hablo de tamaño como Joselito, sino de edad y se han cansado ya un poco de Pocoyó y Dora la exploradora, quizá podáis llevarlos a esta película y ver cómo se desenvuelven en un patio de butacas, si se aburren mucho, si gritan, bostezan, lloran, tiran palomitas. Es decir, una especie de entrenamiento para infantes.

El problema es que, pagar por algo así tiene que doler. Digo yo, no pienso comprobarlo, pero es algo que se me antoja posible. Unos padres ven un cartel de dibujos, entra en el cine y paga entrada, palomitas, bebida, gominolas y barra de kit-kat, para sufrir una embolia cerebral al cuarto de hora. No es justo.

Aún así, en Madrid se estrena con 29 copias en forma de trampas mortales, muchas más que las que obtienen otras cintas de calidad muchísimo superior y ya no hablar de otras muchas que no logran ni estrenarse o ni siquiera llegar a rodarse. Números que hacen que uno pierda la fe en productores, exhibidores, distribuidores y demás mandones cinematográficos.

Pues eso, animalitos, un guión que confunde infancia con escasez neuronal y la voz de Carlos Latre, a los que les otorgo:

Photobucket

EL ÁNGEL ENTRE LA NIEBLA

Venga, la voy a poner, por eso de que aparece en los estrenos de la semana. Aunque, ya os voy advirtiendo, de que a no ser que viváis en Pamplona y os acerquéis por los cines Carlos III, os será realmente difícil ver esta película. Una película de esas de autor, de arte y ensayo o de experimentación. Vamos, que ni David Lynch hasta el pompis de monguis podría explicar.

Viendo el trailer, imposible dar una sinópsis razonable. De hecho, me he visto dos, en pleno ataque de masoquismo, por si podía aclararme algo, pero ha sido una tarea inútil. Musiquita de piano y planos pegados sin sentido uno detrás de otro en el primero y una escena de encefalograma plano en el que un chico le hace fotos con el móvil a una chica que yace muerta en el capó de un coche después de haberse lanzado desde un piso altísimo, milagrosamente sin abollar ni un milímetro la chapa del coche y un tipo trajeado que mira la escena y una señorita que roza la chaqueta del último con dos dedos, en el que aquí os dejo.

Filmaffinity, por otra parte, dice que es ciencia ficción con viajes en el tiempo. Ole sus bolsas escrotales.

Oh, gran Unicornio Rosa, dime que esto no ha recibido subvenciones abundantes para poder seguir defendiendo nuestro cine ante los prejuicios que se siguen encontrando, quizá con cierta razón.

En fin, una idea de pinza como otra cualquiera, sólo que filmada y expuesta en un auditorio, que me deja una sensación clara:

Photobucket

XORA

¿En serio? ¿Me estás diciendo que, aparte de la frikada anterior, hay otra película de similar aroma que llega a la cartelera? ¿Y me dices que en esta ocasión se estrena al menos en dos cines, uno en Madrid y otro en Donostia? ¿Y que de nuevo me tengo que tragar, así de golpe y sin agua ni nada para bajarlo, un trailer incomprensible, etéreo, como con tonillo de gente muy lista y con gafas?

Pues, lo mismo que antes, pero con mejor fotografía, con más diálogo en otro idioma pero que tampoco dice nada. Un puñado de frases de manual de autoayuda que me remueven la bilis, me anquilosan el miocardio y me aplanan la vena cava.

De nuevo, recurriendo a la sinópsis de filmaffinity, nos cuenta que va de un chaval que se quiere dedicar a la literatura y visita a su tío que vive en el monte y de vez en cuando a su novia y que de repente percibe cambios en su vida que pueden estar producidos por un hombre vestido de negro que le acecha.

Pos muy bien. Han conseguido que, por primera vez, desde que comencé con esto de los pre-puntos, aparezcan en el mismo post dos:

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.