ESTRENOS 18/10/2019

Entre el candente clima social y político provocado por la sentencia del Procés y las inminentes nuevas elecciones, sigue habiendo un reducto donde uno puede evadirse por un momento del jardín loco en el que vivimos para cargar pilas y volver dispuestos a encarar la cruda realidad.

Madrastras serias, golpes de cadera, aventuras económicas, cerebros nulos, pasiones retratadas, palacios británicos, pesquisas pintorescas, frikismos mágicos y juventudes ordinarias nos esperan en las salas.

Volemos a ellas.

MALÉFICA: MAESTRA DEL MAL

«Maléfica» fue de las pocas películas que consiguieron una propuesta original en esta oleada absurda y sacacuartos en la que se ha subido Disney rebooteando y fotocopiando sus obras clásicas. Una fábula que daba una vuelta de tuerca a la historia de «La bella durmiente» original, un poco al estilo de lo que hizo el musical teatral «Wicked» con «El mago de Oz».

Ahora nos llega su continuación, donde la villana clásica interpretada por Angelina Jolie se enfrenta a otra gran dama del cine usamericano: Michelle Pfeiffer. Ambas lucharán por el amor de Elle Faning, una muchacha con una carrera actoral meteórica.

Para las alas protectoras:

ELVIS UNLEASHED

El especial para la televisión de Elvis Presley en el 68 fue todo un acontecimiento. Para el mundo y también para el propio Rey del Rock. Un momento en el que cambiaba de contrato, volvía al directo del que se había mantenido alejado durante los últimos siete años y marcaría un hito que engrandecería su leyenda.

Toda la historia que rodea a este especial, ante el que Elvis se sentía inseguro y muy nervioso, no creo que se pueda condensar en un solo documental. Sin embargo, para los aficionados a la leyenda es una ocasión única para saber qué sucedió en la trastienda de aquel evento.

Para el retorno en cuero:

ADULTS IN THE ROOM (COMPORTARSE COMO ADULTOS)

La nueva película del veterano director Costa-Gavras, que cuenta ya con 86 añazos, va a dividir a los espectadores independientemente de sus cualidades cinematográficas, sino por lo que pueda interesar o dejar de hacerlo las memorias del ex-ministro de economía Yanis Varoufakis en su intento de reducir la deuda griega y su pelea contra los gigantes de la economía europea.

Obviamente, se trata de un relato sesgado por las palabras del gurú de la economía de izquierdas. Si a uno le interesa su visión, estoy seguro de que asistirá al espectáculo sin parpadear. Si no, le parecerá un relato maniqueo y asquerosamente idealista. Yo por mi parte, me encuentro entre los idealistas.

Para la cartera luchadora:

ZOMBIELAND: MATA Y REMATA

En 2009 apareció una película que jugaba con el género de zombies en clave gamberra, en una época en la que ser gamberro con los zombies era bastante normal. Ésta salió resultona y la química entre los protagonistas, aderezada con la aparición de un Bill Murray tan gracioso como siempre, la convirtió en una mimada de los amantes del género.

Ahora, 10 años después, los actores tienen más premios, son más reconocibles y el tono vuelve con el mismo gamberrismo. Parece que los guionistas han hecho los deberes y el periplo por una tierra arrasada por los no-muertos sigue siendo igual de graciosa.

Para los habitantes solitarios:

RETRATO DE UNA MUJER EN LLAMAS

Una pintora recibe el encargo de retratar a una ex-novicia que tendrá que casarse en cuanto la pintura esté rematada, pese a sus dudas. Sin embargo ha de hacerlo sin que se entere, acompañándola, memorizando sus rasgos y dibujando a escondidas. Con el tiempo, la observación constante se convertirá en ardorosa pasión y Amor con mayúscula.

La mitad de la crítica ha quedado subyugada ante esta historia de amor imposible en el siglo XVIII y la otra dice que todo lento y abigarrado. A mí ese juego de miradas y silencios me ha conmovido y creo que me dejaría seducir por un destino que, a todas luces, parece bastante trágico.

Para el fuego en la mirada:

THE KING

Estreno breve en salas después de su paso por el Festival de Venecia y antes de su desembarco en Netflix a principios del mes que viene. La película que conformó la pareja más cool del cine usamericano, la de Timothée Chalamet y Lily-Rose Melody Depp. La historia del joven monarca Enrique V y sus intrigas familiares y palaciegas.

La mayoría de los críticos han salido descontentos de la película y del trabajo de Chalamet, sin embargo ya no tengo tan claro de si es por su inquina a Netflix y su presencia en festivales o algo real. A mí el chaval me parece un actorazo y la factura de la peli tiene pinta de ser asombrosa. Así que podría comprobarlo por mí mismo.

Para la corona sucesoria:

EL ASESINO DE LOS CAPRICHOS

Un thriller policial español con actores y actrices tan solventes como Maribel Verdú, Aura Garrido, Roberto Álamo, Ginés García Millán o Ruth Gabriel, dirigida por Gerardo Herrero y guionizada por Ángela Armero. Una ficha técnica que, aunada a su vocación de entretenimiento y su misterio situado en nuestra cultura, los caprichos de Goya, la convierten en una buena baza.

En su parte negativa, me da la impresión de que los diálogos y las situaciones están demasiado calcadas de un cine detectivesco americano que quizá no pegue entre las calles de Madrid y del que incluso los estadounidenes ya se alejan. Quizá falta una verdadera personalidad a pesar de que la historia sí pueda llegar a enganchar.

Para el capricho letal:

HARVIE Y EL MUSEO MÁGICO

La República Checa y sus países vecinos, tienen una larga y buena tradición en animación. Nos lo cuenta Carlos aka. Maestro de Motores cuando nos habla en el magnífico podcast «Cinefagia Mórbida» de sus paseos por el Festival de Annecy (toma product placement vergonzoso).

Sin embargo, esta aventura de un chaval amante de los videojuegos, que se encuentra con un museo en el que puede manejar títeres con vida, que tiene que dar al traste con los planes de un malvado hechicero que convierte seres vivos en marionetas, parece más un capítulo de Ladybug que una película destinada a la pantalla grande.

Para los mecanismos orgánicos:

PRIMERAS SOLEDADES

Pues visto el avance de este documental, no sé deciros muy bien de qué va. Parece que de adolescentes que están en el instituto y fantasean sobre lo que quieren ser cuando se hagan mayores. Vamos, lo que se le pasa por la cabeza a cualquier joven.

No parece tener nada más que eso. El abismo de la edad adulta. Sin ningúna característica que lo haga único. Chavales normales que tienen sus dudas con respecto a su futuro en el mundo actual. Pues no sé, quizá para un capítulo de «Salvados» de, pero para un documental enterito, no sé yo.

Para la incógnita existencial:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.