ESTRENOS 16/11/2018

Otra semana plagada de estrenos. Diecisiete pelis y eso que me he saltado una porque llegaba y se iba el miércoles. Un documental sobre el ascenso y la gloria de Coldplay que, como nadie va a poder ir si no fue dicho día, pues no vale la pena pararse.

Lo curioso es que no es la única película centrada en figuras musicales que llega esta semana. También lo hacen una sobre M.I.A., otro sobre un pianista canadiense llamado Chilly Gonzales y otro sobre una boyband coreana llamada Burn the stage, que no sé si tienen seguidores por estos lares. Si la exhiben supongo que alguno habrá.

¿Muchos documentales? Pues no son todos. Otros tres aparecen sobre otros temas no musicales.

En todo caso, nada que me haga salivar copiosamente.

Hechizos literarios, mentes diferentes, oscuridades familiares, pinceladas revalorizadas, párrafos cedidos, castigos alternativos, silencios beneficiosos, versos migrantes, dragones clásicos, pérdidas destructivas, despedidas traumáticas, epitafios lejanos, cicatrices abiertas, dragones infantiles, patadas aladas, voces calientes y habitaciones cruzadas.

Seguidme, muggles.

ANIMALES FANTÁSTICOS: LOS CRÍMENES DE GRINDELWALD

Me perdí la primera película de esta nueva saga spin off de las aventuras de Harry Potter y compañía. Y no lo hice porque no me interesase, sino porque no coincidió en el momento en el que pasó por la cartelera en su momento. Así que no puedo saber cuánto me apetece ésta en este momento.

Estoy seguro de que, al menos, me entretendrían. Vamos a ver, es magia, criaturas locas y la lucha de la luz contra la oscuridad. Una aventura clásica con empaque de superproducción que suele atraparme.

Sin embargo, tendré que volver a ellas en casa en algún momento posterior.

Para la pelea hechicera:

NI DISTINTOS NI DIFERENTES: CAMPEONES

Al margen de lo bien o mal que queden sus películas, es innegable el corazón que aporta Javier Fesser a ellas. Esa entrega del realizador ha provocado que “Campeones” sea la elegida para representar a España en los Oscar.

A partir de ella, los nombres de estos actores con particularidades cerebrales o genéticas han empezado a sonar, han aparecido en el programa de Jordi Évole y ahora sale este documental sobre sus vidas que da visibilización a este tipo de personalidades.

Todo lo que se haga para lograr unir, dar a entender y facilitar la convivencia, bienvenido sea.

Para las miradas capaces:

EL DESENTIERRO

De nuevo, en un margen de pocas semanas, tenemos un estreno español que tiene una base de corruptelas políticas, esta vez rodeadas de cine negro.

Una llegada de una misteriosa mujer albanesa, un padre desaparecido, un Conseller finado, dos primos que investigan en medio de esta podredumbre y un ambiente pesado y oscuro centrado en el Levante español.

Opera prima de Nacho Ruipérez con Leonardo Sbaraglia sin su característico acento argentino de protagonista.

Para las tierras removidas:

COLETTE

También es la segunda vez, con pocas semanas de diferencia, en la que se estrena la historia de una muchacha que escribe como los ángeles pero para triunfar en el mundo literario se ve obligada a utilizar el nombre de su marido en sus libros.

Esta vez, la pareja protagonista está formada por Keira Knightley y Dominic West y retrata la vida de una persona real, Sidonie-Gabrielle Colette, la escritora de “Claudine” y “Gigi”, dos series de novelas que triunfaban a lo loco en la época.

Leyendo por encima la biografía de esta señora, que se divorció del caradura éste, descubrió y vivió sin fronteras su bisexualidad, fue crítica teatral y participó en algún music hall, entre otras cosas, la verdad es que suena a una de esas pelis en las que la realidad supera incluso a la ficción.

Para el bofetón feminista:

MI OBRA MAESTRA

Los artistas locos siempre son un bombón para los actores que los interpretan. Aquellos genios llenitos hasta arriba de aristas y sin filtro en la sin hueso.

Esta película argentina orbita alrededor de uno de ellos. Un pintor ya mayor, contestatario y con una extraña relación pasivo-agresiva con su galerista. Y en forma de comedia se trata el intento del segundo de relanzar la carrera del primero a cualquier precio.

Un cúmulo de despropósitos repletos de humor negro y de mala leche que cuenta con la eterna verborrea y encanto de los argentinos.

Para el pincel caído:

LA EDUCACIÓN DEL REY

Y desde el mismo rincón del mundo nos llega este drama de un adolescente problemático que después de un robo que no sale demasiado bien, acaba en el mejor sitio que podría acabar. Bajo el castigo de un guardia de seguridad retirado que no cree que la cárcel sea un sitio en el que pudiera enderezarse.

Así, tras ser encargado a reconstruir un invernadero que se carga en la huida, comienza una relación de aprendizaje mutuo entre dos seres opuestos.

Todo iría estupendamente si las consecuencias del robo no empezaran a cerrar el cerco ante el muchacho.

Para las enseñanzas aristocráticas:

SHUT UP AND PLAY THE PIANO

Yo, en mi infinita ignorancia, no conocía a Chilly Gonzales pero parece un tipo complejo. Un músico que comenzó berreando en el movimiento punk de la Alemania de principios de los 2000 y de ahí, en una finta que ni el mejor Mágico González, pasó a grabar discos de piano alabados por la crítica.

Por el avance, parece que tiene una personalidad arrolladora, excesiva y muy bocazas, perfecta para un acercamiento de este tipo.

Como en todas estas cintas, los que ya lo conocen quizá no descubran mucho, pero para los que no tenemos ni pajolera de quién es este tipo, quizá sea un momento estupendo para introducirse en su arte y su persona.

Para la tecla muda:

MATANGI / MAYA / M.I.A.

Esta figura de la música es más conocida que el anterior. Aunque sólo sea por su participación en el famoso single que surgió a partir de “Moulin rouge”, la película de Baz Luhrmann, ya tiene que sonar alguna campana en el cerebro.

El caso es que tampoco la sigo tanto, ni me interesa tanto su música como para conocer la clase de artista que es y me llama la atención esa faceta reivindicativa de sus temas, que musicalmente están bastante alejados de mis gustos.

De nuevo, parece un viaje interesante para el profano, pero quizá el fan se quede igual que estaba.

Para el refugio musical:

TRENK, EL PEQUEÑO CABALLERO

Hay que ver la cantidad de cine infantil y juvenil que nos llega desde Alemania. O tienen unos comerciales buenísimos a la hora de exportar sus producciones o realmente cuidan los espectadores de edades tempranas con un buen número de pelis.

El caso es que el tipo de animación me resulta simpático. Quizá el piloto nostálgico que está siempre alerta en mi meninge se ha activado al relacionar este tipo de dibujo con el que yo veía de pequeñajo.

Aunque el argumento y el humor se me queda algo infantil. Como mucho iría de acompañante ante la protocinéfila de la casa.

Para la espada de madera:

ALEGRÍA TRISTEZA

Atención porque llegan, seguiditas, dos propuestas que parecen rozar el porno sentimental. Esas películas que apelan directamente a los nervios del dolor para sacarte, a base de tortura emocional, la mayor cantidad de lágrimas posibles.

La primera es esta peli española, protagonizada por Roberto Álamo en el papel de un tipo profundamente enamorado de su mujer que se enfrenta a la muerte de ésta.

El tipo colapsa y deja de sentir absolutamente nada y de empatizar con lo que sienten los demás, dejando un poco en la mierda a su hija pequeña, que no entiende nada.

No sé, quizá demasiado drama veo ahí.

Para la abulia emocional:

CUANDO YO NO ESTÉ

La segunda nos llega de Gran Bretaña y tenemos un caso que arranca igual pero continúa distinto. Un matrimonio está profundamente enamorado y tiene dos hijos perfectos. Pero cuando a ella le diagnostican un cáncer incurable, todo se va al carajo.

Sin embargo, ella afronta el final con otra cara y prepara una serie de deseos para su familia cuando ella no esté y él tiene la fortaleza suficiente como para querer mantener a sus hijos todo lo feliz que pueda, manteniendo también vivo el recuerdo de su esposa.

Algo parecido ya lo vi en “Mi vida sin mí” y no creo que me lo cuenten mejor.

Para el cierre ordenado:

OSCURO Y LUCIENTES

Francisco de Goya y Lucientes murió en el exilio, y se puede ver su tumba en un cementerio de Burdeos.

Por lo que cuenta, todo el mundo olvidó la tumba hasta que un cónsul dio con ella por casualidad, ya bastante deteriorada. Tras mucho pelear consiguió los permisos de la exhumación y el retorno del cuerpo a España pero cuando abrieron la lápida, hete aquí que faltaba la cabeza.

Este documental repasa los últimos días del genio maño, narrado por un tipo que parece extranjero y con un tono de echarse la siesta tranquilamente en el sofá.

Para el melón perdido:

EL SILENCIO DE OTROS

Más documentales. Esta vez dando voz a aquellas víctimas o aquellos allegados a las víctimas del franquismo que se sienten ultrajados por una transición que entienden que dejó un montón de asuntos sin tratar.

No oso yo meterme con el fondo del asunto, que seguro que tiene su importancia y esta gente merece ser escuchada. Sin embargo es un tema que a mí me deja un poco frío, la verdad.

Quizá si me lo pusieran concentradito en un capítulo de “Salvados”, me parecería interesante verlo, pero dudo que me acerque a mí al cine.

Para el pacto olvidadizo:

KIKA SUPERBRUJA, NUEVA AVENTURA DE INVIERNO

¿Veis lo que os decía cuando os hablaba de las películas juveniles alemanas?

Resulta que el avance intenta atraparme, porque hay ni más ni menos que un dragoncete que se llama como yo.

Sin embargo el tono parece lo suficientemente infantil como para ahuyentarme a los pocos segundos.

Otro rollete de brujeríos y trastadas infantiles enfocada a los más enanos de la casa. Además, ni siquiera tan enanos como mi enana.

Para el lagarto homónimo:

CONDORITO: LA PELÍCULA

Desde Perú, una cinta de animación con fondo futbolero y un humor que me ha sonado bastante machista, la verdad.

Un tipo con cabeza de pájaro que se enamora de una señorita pero que no puede estar con ella por el odio profesado por la madre de ésta.

Todo puede cambiar cuando a la señora la secuestran unos extraterrestres y el pajarraco éste tenga que rescatarla.

Todo parece una mezcolanza de géneros y tonterías con un humor demasiado estúpido.

Para la conquista avial:

BURN THE STAGE: LA PELÍCULA

Parece ser que hay una boyband en Corea del Sur que lo peta por todo el mundo, porque sus integrantes son guapetes, bailan rebién y encima cantan bonico.

Lo que a mí me puede interesar un producto de estas características tiende a cero.

Para los fans, aquí está una promoción grandota que se estrenó ayer.

Que les guste.

Para los gorgoritos orientales:

MALOS TIEMPOS EN EL ROYALE

Esta peli también pudimos verla en el Festival de Sitges y aprovecho para volver a recomendaros escuchar nuestro podcast del festival, mientras os anuncio que ya estamos preparando el siguiente, para que os mantengáis entretenidos en las navidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.