ESTRENOS 13/05/12

Photobucket

Seguimos sin estrenos enormes o poderosamente emocionantes. Dudo ya que sea resaca épica y empiezo a pensar que el mundo anda escaso de ideas o estamos en época de vacas flacas o los guionistas andan también en crisis o el fin del mundo de los mayas produce vagancia en los cineastas. Vete tú a saber.

Esta semana, nos llega una de las imágenes que más nos había impactado meses atrás, la de un Sean Penn maquillado hasta la esclerótida, un par de comedias de muy distinto enfoque, otra burtoniada más para la colección y poco más.

Ahí va mi resumen semanal.

THIS MUST BE THE PLACE

A medio camino entre “Una historia verdadera” y un vídeo de “The Cure”, llega una nueva película en la que el camaleónico Sean Penn demuestra su gusto por la caracterización, su facilidad para transformarse por completo en seres marginados, extremos, rarunos.

En este caso, se transforma en una estrella de la música ya en el olvido, que vive al margen del qué dirán, manteniendo la misma pinta que cuando estaba en lo alto, intentando conservar la eterna adolescencia. En un hijo que se entera de que su padre, un desconocido con el que no habla desde hace años, se muere y que no sabe muy bien cómo encajar la noticia.

Este tipo tristón, cabezota y de enorme personalidad, se embarca en la busqueda de un criminal nazi que torturó a su padre en un campo de concentración, en un viaje de redescubrimiento de sus raíces y de comprensión personal. Una peli de rollito humanista y enormes actores que se posiciona como la opción más interesante de la semana (aunque sea imposible encontrar un maldito trailer subtitulado, asco de publicistas ignorantes) con un:

Photobucket
INFILTRADOS EN CLASE

Por regla general, a la hora de valorar esta película, haría uso de una de las más poderosas armas de críticos de renombre, blogueros y especializados en cualquier tema en general. Un instrumento básico de los que creamos a partir de la palabra y que yo, particularmente, utilizo con soltura e inteligencia: el prejuicio.

Porque, seamos serios, un título como “Infiltrados en clase” (en inglés “21 jump street”, igualito), con ese poster con cómico y musculitos en portada, sobre dos polis idiotas que se infiltran en un instituto para encontrar un traficante de drogas malote, huele a comedia americana de querer sacarse los ojos con la pajita de la cocacola para meterlos en la bolsa de las gominolas al de al lado.

El caso es que, leyendo por ahí, he visto que no son pocos los espectadores que la señalan como una película muy graciosa, con un sentido del humor gamberro y un ritmo envidiable, así que haré gala de mi otra gran característica como influyente internetero, la falta de personalidad y le otorgaré:

Photobucket

SEIS PUNTOS SOBRE EMMA

Tengo sensaciones encontradas con respecto a esta peli. Sí pero no. Por una parte me atrae y por otra me repelé. Obladí, obladá. Esas cosas.

Hay en el guión cositas que me resultan agradables, puntos de guión, un esfuerzo por salirse de la norma y tratar un tema tan políticamente incorrecto como la ceguera o la parálisis con humor gamberro y fresco y la interpretación de Verónica Echegui parece muy buena.

Pero por otro, también parece acabar cayendo en la comedia romántica más facilona y como si el personaje central fuera el único con un dibujo cuidado y definido, como si lo que hubiera alrededor no hubiera recibido tanta atención y los diálogos, en otras partes, flojean y pecan de típicos.

Todo eso, a partir de un trailer de dos minutos y medio, ¿cómo os quedáis?

En fin, para la historia de Emma y su ceguera de amor:

Photobucket
MISS BALA

Recuerdo leer, hace poco, en el periódico, un reportaje sobre modelos latinoamericanas que, buscando el dinero rápido, se acercaban a los grandes narcotraficantes, cambiando su vida de pasarelas por otra al otro lado de la ley. Algunas acababan en la carcel por llevar droga, otras muertas en tiroteos y otras acababan perseguidas por aquellos que las acogieron después de testificar, buscando redención.

Desde Mexico nos llega una historia de este estilo. Una muchacha que busca convertirse en reina de belleza y acaba atrapada en un mundo violento, ilegal y sórdido, intentando sobrevivir como puede.

Una peli de denuncia nominada en los Goya o en Cannes, que puede ofrecer una visión de estas muchachas, bajo las inverosimilidades que traen consigo las ficciones que buscan también la adrenalina del espectador, a la que le doy:


Photobucket
SOMBRAS TENEBROSAS

Tim Burton ha ido perdiendo interés con el paso de los años. De aquel director personalísimo, imaginativo, único, con una cabeza de greñas enmarañadas llena de ideas fantásticas, que nos regaló joyas como “Bitelchús”, “Batman”, “Eduardo Manostijeras”, “Pesadilla antes de navidad” (que sí, que ya sé que el que aparece como director es Henry Selick, pero es burtoniana hasta la médula) o “Big Fish”, apenas queda una sombra de lo que fue, una especie de piloto automático y de sello de imagen que no encuentra historias mínimamente interesantes.

A la vista está en sus últimas películas, aburridas y tediosas a pesar de sus actores, siempre entregados esperando que esa sea su vuelta a la comunión con el público, con Johnny Depp a la cabeza, que acude puntual a la llamada de su alma gemela.

La nueva intentona es “Sombras tenebrosas”, una revisitación de una telenovela usamericana que quedó en la retina de muchos yankis, por incorporar, de repente, tramas vampíricas y sobrenaturales en un serial que empezó siendo un drama sin más. Una especie de “Falcon crest” con ataudes en vez de viñedos y un chupasangres en lugar de Angela Channing.

¿Volverá Burton a enamorar a la audiencia con estos mimbres? No lo creo y por lo pronto, las ganas de ver estas sombras llegan hasta:

Photobucket

UN AMOUR DE JEUNESSE (PRIMER AMOR)

Parejita de teenagers ultra-enamorados, ruptura por el viaje de él a sudamérica, corazón destrozado, nuevo amor y vuelta del primero, trayendo las dudas, sensaciones pasadas y sentimientos contrapuestos. Algo que hemos visto mil veces en pantalla, que quizá incluso hemos vivido y que me genera pereza, por mucho que las críticas la pongan bien.

El trailer tiene más planos de la chica ojerosa, llorosa y con cara de haber cortado una tonelada de cebollas que de cualquier otra cosa, así que es de esperarse un drama constante e intenso, una colección de sentimientos desbocados, con la intensidad que sólo la adolescencia puede generar.

¿Es cosa mía o llegan a la cartelera más películas francesas que españolas? Reflexión gratuita que queda ahí justo antes de otorgar al primero amorío:

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.