ESTRENOS 13/04/2018

Andanada de películas que nos llegan esta semana. Nada más y nada menos que doce nuevas opciones que se suman a las supervivientes de semanas anteriores.

Eso sí, que haya cantidad tampoco implica necesariamente que haya calidad. O al menos que haya excesivas ganas, por mi parte, de merendarme muchas de ellas. Porque ya sabemos que mis gustos y la calidad transitan por caminos muy dispares.

Como curiosidad, a la cabeza de mi particular lista, una película mexicana de un debutante sin porrazos, ni mutantes, ni explosiones, ni efectos especiales a cholón.

Todos esos elementos se encuentran en una superproducción mucho más baja en el ranking.

Cosas veredes.

Para empezar, sigan la línea.

LA DELGADA LÍNEA AMARILLA

Jugando con el título de la película de Terrence Malick, esta tragicomedia mexicana cuenta la historia de unos hombres que acometen la empresa de pintar una línea divisoria en una carretera comarcal durante 200 largos kilómetros. Y nada de máquinas modernas, una carretilla que se maneja a pie con un sencillo spray en su base.

Ah, y todo en 15 días, evitando todo tipo de amenazas a cuatro ruedas con un considerable desprecio por la vida del trabajador.

Se llevó el premio especial del jurado y el premio al mejor guión en el festival de Gijón y parece ser que la crítica está de acuerdo en que la opera prima de Celso García es una cuidada exposición de personajes tratados con mucho cariño, con cierto tono de western y otro tanto de road movie.

Para los pintores nómadas:

ALMA MATER

El horror de la guerra. La manera más directa y primaria de mostrarlo es realizar una película bélica, plagada de escenas de acción, con soldados muriendo en el campo de batalla y explosiones desatándose a su alrededor. Una “Salvad al soldado Ryan”, una “Dunkerke”, un “Apocalypse now”.

Sin embargo, a mí suelen llegarme de forma más directas al alma las historias pequeñas. La cotidianeidad rota por un conflicto que es totalmente ajeno. La valentía de las personas sin armas que intentan sobrevivir en escenarios carentes de glamour ni exotismo.

Este parece ser el caso de esta película belga que retrata un hogar en Siria rodeado de bombas y francotiradores. El coraje de una madre que trata de mantener a una familia unida en medio de la barbarie. El horror de la guerra, sí, pero desde la mirada a pie de calle de la víctima.

Para el hogar violado:

LA CASA TORCIDA

Agatha Christie está de moda. Hace no mucho veíamos la adaptación de su crimen en el Orient Express, a cargo de Kenneth Branagh y ahora nos llega un nuevo whodonit dirigido por el galo Gilles Paquet-Brenner, que da el salto a Hollywood después de películas como “La llave de Sarah” o “Lugares oscuros”.

La segunda no me suena de nada, aunque trabaja Charlize Theron, pero quedaba triste dejar sólo un ejemplo de su obra anterior.

Señor adinerado que es asesinado en una mansión repleta de arpías, miembros de la familia a cada cual más inmoral y pagado de sí mismo e hijo de detective guapete que debe descubrir quién lo hizo, en qué habitación y con qué objeto.

Eso sí, como sucedía con la obra del tren, elenco de aúpa: Glenn Close, Terence Stamp, Gillian Anderson, Max Irons o Christina Hendriks lucen vestuario elegante.

Para la ética torcida:

LOS HAMBRIENTOS

La opción canadiense al cine de zombies con la moda actual de los muertos vivientes que corren que se las pelan.

La verdad es que la historia parece de las clásicas. Pequeño pueblo de Quebec en el que la naturaleza se tuerce y la gente comienza a mostrar sutiles cambios, que si me apetece carne humana cruda en su envase original, que si mi encefalograma se muestra algo monótono, que si se me pudren las carnes… lo normal.

Así que los pocos que siguen en condiciones sanas, se dedican a intentar escapar de estos seres que parece que se empiezan a organizar en manadas de cierta inteligencia.

Pues eso, no será una revolución en el género pero estoy seguro de que se deja ver con agrado.

Para los infectados norteños:

EL BUEN MAESTRO

Otra de esos puntos de partida que hemos visto una y mil veces. Desde “Mentes peligrosas” a “Rebelión en las aulas” pasando por “Sister Act” o el personaje principal de “El gran superhéroe americano”. Un profesor experimentado y capaz que ve ponerse a prueba su capacidad de seducción educativa y su paciencia por un grupo de estudiantes adolescentes que se rebelan contra la autoridad y contra las ganas de sentarse en un pupitre.

Todo ello en versión francesa esta vez, pero se parece mucho a todas las que he nombrado. La desesperación al principio, el descubrimiento de joyas en bruto encerradas en cuerpos de pandilleros, el alumno especialmente brillante que conecta con el profesor, el autodescubrimiento…

Una a una todas las constantes de este subgénero aparecen en un guión que parece seguir un formulario de construcción de pelis en colegios.

Para la regla de tres:

HEARTSTONE, CORAZONES DE PIEDRA

Podría ser el contrapunto islandés a “Call me by your name”, un relato que narra el despertar sexual adolescente y su atracción por un amigo del mismo sexo, también poético y de velocidad relajada, pero cambiando la frondosidad italiana por el paisaje volcánico de la fría isla.

Dos chavales son muy amigos. Uno intenta ligarse a una chica del grupo, el otro comienza a ver a su amigo con otros ojos. Los pueblos pequeños no suelen ser demasiado tolerantes con lo que desconocen, así que esto les traerá aventuras y pesares durante su descubrimiento de la vida.

Más de dos horazas quizá sean excesivas para una historia tan intimista y más de detalles que de grandes hazañas.

Para la lava en las venas:

PROYECTO RAMPAGE

Cuando yo era enano había un juego para el Amstrad de 128Kb con el que procrastinaba en tonos de verde, que se llamaba “Rampage”. El jugador manejaba unos animales enormes que destruían edificios, todo ello con unos gráficos horribles y en general bastante aburrido y monótono.

Bien, pues de aquella idea han realizado una película. Han fichado a Dwayne “The Rock” Johnson, que se apunta a lucir músculos en cualquier producto de acción en el que le paguen bien y lo han puesto enfrente de un simio gigante, un lobo gigante y un cocodrilo antediluviano gigante.

Y hala, a destruir edificios.

Me parece complicado que la premisa dé para más que para un festival de efectos especiales, más evolucionados que los pixels de mi Amstrad pero poco más interesantes.

Para los bichos sin seguro:

OCTOBER

A los de Bollywood parece que no les sale hacer películas cortas. Todo con una factura impecable, con historias bigger than life, todo muy estupendo pero ninguna producción que nos llega baja de las dos horazas, eso cuando no llegan a las tres y cuatro.

Está claro que se trata de una historia romántica, aunque el tráiler no me deja claro cómo se desarrollan los acontecimientos.

Parece ser que un mozo y una moza se conocen trabajando en un hotel y a ella le pasa algo que la lleva a ser ingresada en un hospital. Él se siente fatal y se pasa mucho por allí, porque suponemos que está enamorado. Ella sale y debe tener amnesia o algún problema cerebral. Y en algún momento se van de mochileros.

No sé, todo muy confuso.

Para el amor borroso:

CARIÑO, YO SOY TÚ

Nueva vuelta de tuerca a un punto de partida que ya se ha investigado, de forma parecida, en películas como “De tal astilla… tal palo”, con Kirk Cameron y Dudley Moore en los papeles de hijo y padre, o “Ponte en mi lugar”, con Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis en los papeles de hija y madre.

Ahora se repite la idea del intercambio de cuerpos con dos amantes que se despiertan después de una noche de pasión y de engañar a sus respectivos matrimonios siendo cada uno el otro y así deben cambiarse las vidas sin despertar sospechas hasta averiguar cómo desfacer el entuerto.

Los franceses continúan, también, el humor grueso de los americanos en este tipo de películas con chistes fáciles, en este caso de guerra de sexos y supongo que con cierta moralina al final.

Dudo de que esta nueva aproximación al lío nos aporte nada nuevo.

Para el cambio de aparato reproductor:

LEO DA VINCI: MISIÓN MONA LISA

A Leo le gusta Lisa. Porque es mona.

Vale, este chiste no aparece en el tráiler de esta película de animación italiana, pero podría. Está destinada a un público de muy corta edad y la animación es muy básica, tanto que hay productos televisivos con mucho mejor acabado.

Se convierte al mito renacentista por excelencia, Leonardo Da Vinci, en un adolescente capaz de construir los más fascinantes inventos, se le añade como interés romántico la enigmática protagonista de su cuadro más famoso, se inventa un malo de aspecto siniestro vestido de bandido medieval, los ponemos a todos a perseguir un tesoro y ya tenemos una película de aventuras montada.

Complicado que despierte ningún interés a humanos mayores de 6 años.

Para el renacimiento temprano:

RABBIT SCHOOL: LOS GUARDIANES DEL HUEVO DE ORO

Y si desde Italia nos llegaba la anterior propuesta para pequechos, desde Alemania también se animan, con un poco de retraso, a exportar esta fábula sobre la pascua, con sus conejos de pascua y sus huevos de pascua. De oro y enormes, para más señas. El huevo, no el conejo.

De nuevo, parece estar dirigida al sector menos exigente del hogar y con poco a lo que pueda agarrarse un progenitor que decida entrar en la sala para disfrute del vástago. Aunque, al menos, la animación tradicional es bastante más bonita y agradable de ver.

En todo caso, bien podríamos haberla encontrado por la tele y haberla ignorado con facilidad.

Protagonista ratero que se hace con el huevo dorado y acaba en una escuela en la que aprende magia y de dónde procede su linaje. Vamos, batiburrillo de aúpa.

Para el oro oval:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.