ESTRENOS 10/06/2016

 photo niceguys_zpsqciadmwp.jpg

Repunte de las cintas molonas en la cartelera gracias a unos cuantos estrenos yankis muy apetecibles, que vienen muy bien en este final de primavera que nos está llegando con temperaturas asfixiantes.

Qué mejor, para una calurosa tarde de junio que dos horas en una fresquita sala de cine, contemplando una buena película con una bebida bien fría a mano, a la espera de que la jornada reducida, en primer lugar y las vacaciones, en segundo, hagan su aparición.

Estas son las opciones.

DOS BUENOS TIPOS

Shane Black. Hay que empezar a aprenderse este nombre para poder seguirlo con acierto. Quizá a algunos ya os suene pero, por si acaso, aquí va un pequeño curriculum:

Ha dirigido “Kiss, kiss, bang, bang” y “Iron man 3”.

Ha escrito, pausa para respirar, “Arma letal”, “Una pandilla alucinante”, “El último boy scout”, “El último gran héroe”, aparte de las dos películas mencionadas, ésta que estamos comentando y las próximas “The predator” y “Doc Savage”.

En resumen, este tipo es un digno artífice de lo mejor que pasó en el cine molón de los 90, un dialoguista de escándalo y un tipo que construye buddy movies que valen su peso en oro. Y para muestra un botón. Este botón protagonizado por Russell Crowe y Ryan Gosling en dos registros brutalmente cómicos en medio de una ensalada de tiros, una desaparición y una aventura frenética.

¿Os lo habéis aprendido ya? Shane Black.

Para los investigadores locuelos:

9 photo Puntuacion9.jpg

EDDIE EL ÁGUILA

Se han hecho un buen porrón de películas de este estilo y muchas de ellas son muy disfrutables. “Somos los mejores”, “Elegidos para el triunfo”, “Hoosiers: más que ídolos”, “Evasión o victoria”, “Ellas dan el golpe”, “Tin cup”, “Carros de fuego”, “Cuestión de pelotas”, “Karate kid”, “Kickboxer”… Cada una con sus variantes, la superación en el deporte acaba tomando gran importancia en algún momento del metraje.

En este caso tenemos, otra vez, un caso real. El sueño de un chaval de convertirse en un deportista olímpico que, tras probar y fracasar en varios deportes, toma la determinación de hacerlo en uno tan minoritario como los saltos de esquí.

Obviamente, como en gran parte de estas películas, aparecerá un mentor resabiado, enfadado con el mundo, posiblemente antigua estrella del deporte de marras y caído en desgracia que acabará ilusionado con el talento del chaval y le enseñará todo lo que sabe para que triunfe a lo grande.

La fórmula nos la sabemos de memoria pero el caso es que suele ser agradable.

Para el saltarín patoso:

8 photo Puntuacion8.jpg

GREEN ROOM

Opción de cine de género crudo, oscuro y repleto de sustos, que pululaba por el festival de Sitges de este año fuera de nuestras zarpas. Me había entrado por el ojo la primera vez que vi su avance y la tenía almacenada en frikeces dignas de ser tomadas en cuenta.

Contra todo pronóstico, nos llega a las carteleras y puede que dure poco. Y por ahí tenemos al insigne Patrick Stewart luciendo calvorota y muy malas pulgas de skinhead y a Anton Yelchin pasándolas canutas para librarse de las patadas de Docor Martins en el cielo del paladar.

La historia va de un grupo punk que está en el sitio incorrecto en el peor momento justo para ver cómo una pandilla de radicales matan a un tipo. Como estos matarifes no suelen gustar de los testigos que pueden irse de la lengua, intentarán ocuparse también de ellos.

Así que el yo te quiero arrear, yo no me dejo, se convierte en un claustrofóbico thriller que algunas crónicas remiten a las influencias de un tal John Carpenter, recientemente homenajeado en el festival Nocturna de Madrid y con alguna que otra película mítica a sus espaldas.

Para los skins con relleno de violencia:

8 photo Puntuacion8.jpg

LAS AMIGAS DE ÁGATA

Esta película es un rara avis dentro de la cartelera. Uno de esos pequeños milagros que no suelen suceder. Un fallo en Matrix. Una pequeña rotura en el continuo espacio-tiempo. Un dulce glitch en la programación del mundo.

En realidad, se trata de un trabajo fin de curso de cuatro amigas que se unen para dar lo mejor de cada una al final de sus estudios en la facultad de Comunicación de la Pompeu i Fabrá. Así que, algo tan artesanal, tan experimental (en el sentido de cuatro jóvenes aspirantes a realizadoras experimentando con toda la teoría almacenada en sus cerebelos, no a que la película sea experimentalmente raruna), tan low cost, haya llegado a la cartelera, es todo un hito.

Y estoy seguro de que no ha sucedido de forma fortuita. Está claro que el grado de verdad, los instantes de pura vida que han conseguido en este pequeño gran largometraje de 70 minutos es algo inusual hasta para realizadores experimentados. Y estoy seguro de que habrá cosas que no nos gusten, a mejorar, a pulir.

Sin embargo, no estoy menos seguro de que los productos con alma, traspasan la pantalla y eso puede que compense la falta de medios y de experiencia.

Para las directoras en pañales:

6 photo Puntuacion6.jpg

RUMBOS

Marina Burló Moreno dirigió en su día un cortometraje que se hizo bastante famoso, acaparó un par de premios en el Notodofilmfest y una nominación en los Goya. El corto en sí destacaba por su simpleza, su corta duración y su brillante sentido del humor. Se llamaba “Pipas” y, si no lo habéis visto, aquí os lo dejo sin haceros ningún tipo de spoiler.

Gracias a ello, consiguió rodar su primer largo, una especie de “Resacón en Las Vegas” versión patria y femenina en la que jugaba con diferentes clichés de chicas reunidas para liarla en la despedida de soltera de la formal.

Ahora intenta ir un poco más allá del humor del gag y conformar una tragicomedia de historias cruzadas sobre ruedas, en la que diferentes personajes viven historias de amor y desamor mientras devoran asfalto subidos a diferentes medios de locomoción y tiene la suerte de contar con un elenco de lo más solvente: Carmen Machi, Karra Elejalde, Ernesto Alterio, Pilar López de Ayala, Nora Navas o Miki Esparbé, que últimamente se está multiplicando en diferentes proyectos y me está empezando a parecer un brutal actor con infinitos registros.

Para los corazones atropellados:

6 photo Puntuacion6.jpg

SI DIOS QUIERE

Digamos que eres un cirujano de prestigio, gruñón, algo dictadorzuelo y con unos sólidos y férreos valores ateos. Formas una familia y, obviamente, crías a tus hijos en esos mismos valores esperando que algún día, sean algo en la vida, se valgan por sí mismos y perpetúen tu estirpe o algo así.

Eso hasta que tu hijo te suelta que va a dejar a medias la carrera de medicina y va a ingresar en un seminario porque un cura molón le ha mostrado los caminos de la fe. Eso es razón suficiente para volverte turuleta o que se te lleven los demonios y empieces a blasfemar en todos los idiomas conocidos por el hombre.

Pues este es el punto de partida de esta loca, loca película italiana en la que todos los personajes hablan a una velocidad ridícula o incluso absurda, que diría Cascoscuro. Un montón de peña soltando parrafadas a toda pastilla con un padre (biológico) cabreadísimo y un padre (cura) embaucador tratando de llevarse al chaval a su terreno.

El caso es que me ha parecido graciosete todo.

Para las cruzadas paternas:

6 photo Puntuacion6.jpg

SUMMER CAMP

Lo que a priori puede parecer otro slasher más entre la amalgama de películas de género que aparecen por los festivales dedicados al arte de derramar tripas, podría ser algo más, a tenor de la gente que se encuentra pertrechada detrás de las cámaras.

A los mandos se encuentra Alberto Marini, guionista de “Mientras duermes”, una de las mejores de aquellas “Películas para no dormir”, la titulada “Para entrar a vivir” y productor de la saga “Rec”. Marini prueba en este caso a escribir y dirigir su primer largo y, dándole la vuelta a la tortilla, consigue tener a su colega Jaume Balagueró en las tareas de producción.

El realizador explica que ha tratado de coger los clichés típicos de las películas de terror de los años 70 y 80 y jugar un poco con ellos, descolocando al espectador, que cree hallarse en una zona de confort donde sabe qué es lo que viene a continuación y de repente es catapultado hacia otro lugar.

Así que, ya sólo por curriculum, a pesar de la evidente falta de medios de la producción, se puede dar una oportunidad a un amante del género que trata de ofrecer algo original y novedoso.

Para los campistas condenados:

6 photo Puntuacion6.jpg

EL BOSCO, EL JARDÍN DE LOS SUEÑOS

Este verano, por el sexto centenario de la muerte de El Bosco, se puede ver en el Museo del Prado una gran selección de pinturas del maestro, recopiladas de museos de todo el mundo. Obviamente, la gran atracción y pieza central de la exposición es El jardín de las delicias, enorme tríptico repleto de imágenes oníricas, fantásticas y surrealistas divididas entre un pacífico edén, una parte central repleta de color y un oscuro y enfermizo infierno final.

El fin de semana pasado tuve el placer de quedarme un buen rato delante de la pintura, embobado ante la cantidad de imaginación de un artista que, de haber vivido hoy en día, estoy seguro de que hubiese dibujado unos comics acojonantes.

Aprovechando la circunstancia, llega también este documental que parece basarse en un montón de individuos muy listos y letrados que se paran delante del cuadro y expresan a la cámara su admiración y su constancia de que no tienen ni pajolera idea de qué quiso expresar El Bosco o cómo interpretar sus fantásticas idas de olla.

Pues bien, para ese viaje no necesito guías. Si eso es todo lo que me van a explicar, puedo flipar con el señor yo solo.

Para el tríptico lisérgico:

4 photo Puntuacion4.jpg

AMOR DE MIS AMORES

Comedia romántica de dicción mexicana, escenarios españoles, manierismo de telenovela y espejo almodovariano que promete una serie de equívocos, enamoramientos, desenamoramientos, rupturas y besuqueos a lo largo de una trama bastante locuela.

Un novio que viaja a Madrid para convencer a su mejor amigo de que vaya a su boda y mientras tanto, su prometida atropella a un tipo y entre ellos surge el flechazo. El atropellado, a su vez, también está a punto de casarse con otra chica. Sólo falta algún gemelo malvado y una matriarca que domine la fortuna de la familia y el culebrón está servido.

La huella de Almodóvar se nota en el ambiente kitsch del conjunto y la aparición de Rossy de Palma por la pantalla, además de las múltiples declaraciones de veneración del propio director, un tal Manolo Caro, que no oculta su admiración. Sin embargo, parece quedarse muchos escalones por debajo de los logros de aquella primera época del director manchego en el que su frescura y su imaginación encandilaba a la crítica.

Para los chingones enamorados:

4 photo Puntuacion4.jpg

LAS MIL Y UNA NOCHES: VOL. 2, EL DESOLADO

Poco más voy a aportar sobre un segundo volumen que sigue la estela del recurso narrativo de una Sherezade moderna que relata las dificultades de un Portugal actual en crisis en un experimento de seis horas de duración troceado en tres partes.

Lo dicho, demasiada tela para mi minúsculo cerebelo.

Para el segundo cuento luso:

3 photo Puntuacion3.jpg

ALBERT

Pequeña cinta de animación danesa sin más pretensiones que un capítulo cualquiera de una de las muchas series para niños que pululan por los canales con programación infantil que habla de un trasto que rompe una estatua y, para congraciarse de nuevo con los habitantes de su pueblo, inicia una aventura para intentar robar un enorme diamante.

Ni el estilo de animación, ni el humor tosco y demasiado infantil, ni el absurdo argumento, tienen gran interés. Demasiadas buenas cintas que siguen creyendo que los chavales no son unineuronales nos llegan al cabo del año como para perder el tiempo en una serie de gags sin gracia y cosas que se rompen.

Aún no entiendo demasiado bien por qué llegan a las salas productos como éste en vez de saltar directamente a las pantallas de televisión para aliviar alguna hora muerta a la hora de la merienda.

Para el nórdico travieso:

3 photo Puntuacion3.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.