ESTRENOS 08/09/2017

Las vacaciones ya parecen un lejano punto difuso en el horizonte pasado y empezamos a pensar en cuándo llegarán las siguientes tratando de reinstalar una rutina que, en el fondo, también es sana y beneficiosa para el alma. O eso queremos tratar de pensar.

Dentro de esa rutina está, por supuesto, la vuelta al panorama artístico. Vuelve el cine o teatro semanal con una pandilla de culturetas de palo que amplía la familia tras el verano. Son este tipo de reuniones las que hacen más fácil la vuelta a la cotidianeidad.

Esta semana nos llegan globos tétricos, misterios judíos, terapias carnales, balas heteropatriarcales, discursos humeantes, reencuentros engañosos y orientaciones emplumadas.

Flotémoslas todas.

IT

Primera nota gorda de la temporada. Para una película de género, además. Y por si eso fuera poco, adaptación de una de mis novelas favoritas de uno de mis escritores favoritos. El clásico de Stephen King que se ya adaptó de forma un poco regulera por los protagonistas de “The rocky horror picture show” y “Juzgado de guardia”.

Esta vez parece que todo es distinto. Andrés Muschietti, director de la popular y, para mi gusto, algo irregular “Mamá”, ha adaptado la historia de este coming of age tan propio de King de forma mucho más literal, dividiendo, como en el libro, la historia en dos partes.

La primera es para la aparición de Pennywise en la vida de estos niños y yo espero que sea una mezcla entre “Cuenta conmigo” y “Clown”, lo que sitúa, peligrosamente, las expectativas en un punto muy alto.

Para el lugar donde todos flotan:

LOS MISTERIOSOS ASESINATOS DE LIMEHOUSE

En el salto al cine británico del español Juan Carlos Medina, después de su debut nacional con “Insensibles”, el director ha contado con la presencia de uno de los actores que mejor me caen sin conocerle de nada: el británico Bill Nighy. Eso, como poco, ya es un par de puntitos más a las ganas de ver la película.

Juntos se adentran en la historia de un detective en el Londres victoriano que investiga unos sangrientos asesinatos de prostitutas antes de que a Jack el destripador se le ocurriese la misma idea. Una película de misterios con una fotografía cuidadísima y una puesta en escena muy currada.

Habrá que ver si el resto de la película está a la altura de Nighy y el bonico envoltorio y Medina se hace un huequito en la industria foránea, salto a Hollywood incluído.

Para el barro asesino:

EL AMANTE DOBLE

Leyendo la crónica de Carlos Boyero sobre esta película para el Festival de Cannes, me parece que el muy ladino me ha hecho un spoiler de los gordos. Un destripe descomunal. Una revelación que debería haber permanecido oculta hasta que la propia historia la desvelase. Lo cual es una pena.

Aunque, luego, leyendo titulares de otros críticos, veo que muchos de ellos dan el mismo dato, así que, qué se yo, igual no es clave. Yo de vosotros, sin embargo, me abstendría de leer nada.

François Ozón es un director peculiar con títulos bastante delirantes sobre los que El Maestro de Motores y yo no llegamos a ponernos de acuerdo. En esta ocasión, aborda de nuevo el thriller con algún que otro destello erótico que tan bien se le da.

Para la psicología retorcida:

LA ESCALA (THE STOPOVER)

Esta peli francesa se llevó el premio al mejor guión en el festival de Cannes del año pasado y trata la complicada supervivencia de la mujer en un entorno tan hostil y masculino como el ejército.

En este caso, un par de amigas de la infancia que coinciden en el ejército de tierra francés en una misión en Afganistán, recalan, antes de regresar a su país, en un hotel de cinco estrellas chipriota en lo que se llama un periodo de descompresión. Es decir, un tiempo de desintoxicación de su estancia bélica, dirigida por psicólogos en la que se intenta evitar que los soldados sufran el conocido síndrome post-traumático y sus secuelas.

La película se adentra en las humillaciones sistemáticas a las que se han visto sometidas las dos mujeres en una clara denuncia de este tipo de situaciones propias de otra época y que, desgraciadamente, seguimos manteniendo en una sociedad que no ha eliminado un machismo recalcitrante.

Para la militarización del prejuicio:

CHURCHILL

El político de lengua afilada Winston Churchill está de moda. Después de ver la brillante encarnación de John Lithgow en la televisiva “The queen”, antes de que Gary Oldman aparezca irreconocible en la próxima película de Joe Wright, le toca el turno a otro grande de la interpretación: Brian Cox.

La crónica del primer ministro de la Gran Bretaña que lucha contra generales propios y aliados por hacer calar sus ideas y que el Desembarco de Normandía no se convierta en un legado funesto es un vehículo estupendo para este actor sobresaliente. Sin embargo, muchas de las críticas apuntan a que el genio actoral queda muy por encima de una película modesta que quizá no esté a la altura de las circunstancias.

Para el discurso del puro:

LA VIDA INMORAL DE LA PAREJA IDEAL

Los engaños y juegos de despistes de esta comedia romántica mexicana tiene tantos elementos reconocibles, ya sólo en el tráiler, que podría estar construída a partir de retazos de otras tantas películas de su género.

Una peli de enredos mil veces vista, blandita y con música de teleserie adolescente que rememora las vivencias de una pareja de jóvenes con una química brutal que, por circunstancias de la vida son obligados a separarse.

Cuando el destino los junte de nuevo, se inventarán vidas que no tienen para tratar de impresionarse y me juego el cañón de positrones izquierdo a que tras una montaña rusa de emociones, acabarán por fin juntos y felices.

Para los simuladores nostálgicos:

YELLOWBIRD

Puede que el doblaje latino que he encontrado en el tráiler no ayude, pero demasiado simple me parece la historia de este pajarillo miedoso y dicharachero que es convencido por su amiga la mariquita para guiar a una bandada de pájaros migratorios en su viaje hasta Africa.

También me llama algo la atención que la versión en inglés de la mariquita diría que la dobla un actor masculino poniendo voz aguda y tanto en la latina como en la original en francés, la dobla una chica.

Pero en fin, nada de esto parece razón suficiente como para plantearse siquiera acudir a ver una película que parece ñoña y sin demasiada gracia. Quizá si la pequeña padawan fuese mayor, me obligase, pero como no, me libro.

Para el guía amarillo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.