ESTRENOS 06/06/2018

Primeros días de playa y chiringuito. De cervecita en terraza mirando al mar y castillos en la arena. De viajes hacia el olvido de la urbe y el disfrute familiar. De reencuentros con amigos entre risas con olores de estío. De carga masiva de pilas y pastillas de felicidad para el alma. De siestas a horas intempestivas y visionado de constelaciones en life 3D.

Y todo esto sin haberse cogido uno vacaciones, con un sólo fin de semana fuera del reino de los gatos. Imaginaos cuando pongamos las zarpas sobre nuestras, este año, brevísimas vacaciones.

Por las carteleras, mientras tanto, aparecen insectos heróicos, pentagramas decesos, búsquedas genéticas, traspiés negros, planes estilosos, batallas sexistas, alegrías huidizas, almas en búsqueda, bestiarios primitivos y limpiezas maestras.

Vayamos zumbando.

ANT-MAN Y LA AVISPA

Tres películas por año han dicho los locos de Marvel Studios que planean sacar. Tres. Según grandes pensadores de la actualidad, corren el riesgo de hundir el género de los superhéroes a base de masificación. Según yo, pensador ocasional y errático: ¡¡yuhuuuuu!!

De momento, sus películas no me han entregado más que diversión y placer. Incluso las más flojas, que las hay. Y su estrategia de gravitar entre películas más comerciales (como si alguna de las suyas pudiese tener alguna otra vocación, ja) y películas más de “autor” o “experimentos” (poned aquí todas las comillas que os parezcan oportunas) les está dando un resultado formidable.

Ahora vuelve el lado más cómico de la franquicia, con estos pequeños grandes héroes y descubriremos en qué andaban metidos mientras el resto intentaban frenar los planes de Thanos.

Para los insectos fortachones:

WHITNEY

No hace mucho vi un documental en Netflix sobre la figura de la enorme Whitney Houston que se quedaba muy en la superficie de la estrella, que no mostraba casi nada que no supiera ya y que, en definitiva, terminaba siendo un biopic al uso.

Parece que la película de Kevin McDonald se mete más en profundidad en la psique de la cantante y ofrece nuevas perspectivas sobre su autodestrucción. El hecho de que la comparen con el magnífico documental sobre Amy Winehouse ya coloca a este nuevo documental en otra órbita diferente.

Mi alma de portera cotilla y mi lado ñoño melómano, que disfruta de la extraordinaria voz de Whitney, están deseando inmiscuirse entre las bambalinas de la dramática vida de esta diva de la canción pop.

Para el gorgorito cristalino:

SÁCAME DE DUDAS

Un hombre descubre por casualidad, después de un informe médico, que el señor que le crió no es su padre. Así que se dedica a buscar al verdadero y por el camino conoce a una mujer que le hace tilín pero que podría ser su hermana.

Con estos problemas, la crisis de la mediana edad está claro que se recrudece y se vuelve cuesta arriba.

Comedia francesa con un actor protagonista que descubrí en la deliciosa “La familia Bélier” y que ya en su momento me pareció muy grande: François Damiens.

Este tipo de comedias sí que las filman muy bien los franceses, con reflexiones sobre la vida y un punto romántico y tranquilo que inundan los enredos.

Para la nueva genealogía:

NO TE PREOCUPES, NO LLEGARÁ LEJOS A PIE

¿Puede el trabajo de un actor conseguir que una película del montón se convierta en una digna de ser vista?

Mi humilde respuesta es que sí. No en todos los casos, pero hay intérpretes que consiguen aupar sobre sus hombros un guión mediocre y convertirlo en una obra memorable. Y por lo que leo al respecto de la nueva película de Gus Van Sant, Joaquin Phoenix podría hacer eso mismo con esta historia basada en personaje real.

John Callahan es un alcohólico que se queda paralítico allá por los 70 en un accidente de coche. A partir de entonces, en vez de venirse abajo y renunciar a la vida, se convierte en un caricaturista con humor negrísimo que dispara contra todo y contra todos, comenzando en ese momento a disfrutar de la vida.

Para el destino retorcido:

OCEAN’S 8

De la testosterónica trilogía original, creo recordar que me gustó la primera y las dos siguientes me dejaron una sensación final de inconsistencia, de reunión de colegas que se lo pasan bien juntos y aceptan rodar un guión no del todo acabado como excusa para tomarse unas vacaciones remuneradas todos juntos.

Empecé a ver el avance de esta nueva entrega, esta vez con plantel femenino al frente, con escepticismo y debo reconocer que ahora tengo más curiosidad que antes. Tienen la simpatía y el carisma necesario y cuentan con un humor bastante agudo.

Las críticas, aunque la aprueban, no son demasiado halagüeñas y señalan al espectáculo como entretenido y poco más. Pero, ¿necesitamos que una peli de estas características sea más que entretenido?

Hombre, hubiese sido la bomba que fuese una obra maestra, pero era complicado.

Para el plan femenino:

LA NÚMERO UNO

Ah, la igualdad de géneros. Según un amplio sector de la opinión pública, ya la tenemos y si no hay más mujeres en puestos de responsabilidad es porque no lo merecerán. El que haya tantos memos incompetentes en dichos puestos ya tal.

Esta película gala narra los entresijos entre las altas esferas, las luchas de poder y las zancadillas constantes en el momento en el que una ingeniera se postula para ser la primera mujer en dirigir una empresa tecnológica que cotiza en bolsa.

El machismo imperante en la sociedad sale a flote y la maquinaria se pone en marcha para poner todas las trabas posibles al nombramiento, destapando las peores vilezas de nuestra moderna y avanzada sociedad.

Para los escalones impares:

YO LA BUSCO

Sara Gutiérrez Galve nació en 1994 y debuta en el largometraje con esta película sin experiencia previa en cortometrajes, así a cara de perro, con el atrevimiento de la juventud y el arrojo de una nueva generación de cineastas que ruedan en plan guerrilla.

Apoyándose en la canción de Ray Heredia, “Alegría de vivir”, narra el viaje nocturno de Max por la Barcelona actual, después de un desengaño en casa, con ganas de paladear una noche para recordar pero sin gran acierto a la hora de hacerlo.

Sara disecciona una generación que se plantea dudas vitales, que está dispuesta a romper con lo establecido si encuentra las respuestas pero que a menudo no encuentra las preguntas, todo en un tono indie y naturalista que parece interesante y un guión que parece que ha ido evolucionando con los actores y el propio rodaje.

Para la vitalidad escondida:

JEAN-FRANÇOIS Y EL SENTIDO DE LA VIDA

Y esta semana parece la de las operas primas independientes españolas. Aunque ésta parece tener un guión más lineal y cerrado, no se queda corta en cuanto a redaños, pues mezcla los embrollos psicológicos adolescentes, el existencialismo francés y las buddie movies. Ahí es nada.

Francesc es un chaval tímido y paliducho al que hacen bullying en el colegio que descubre, por casualidad, el libro “El mito de Sísifo”, de Albert Camus. Impresionado por el texto, decide empezar a llamarse Jean-François, ponerse intenso y viajar a París para conocer al escritor.

Lluna tiene cuatro años más, 17, y está hartita de que su entorno le diga lo que tiene que hacer. El único que la entiende es un chaval francés con el que se enrolló en verano. Se encuentra con Francesc y descubre que quiere ir al país vecino y tiene pasta, así que le propone llevarle con la condición de buscar a su chico.

Para el viaje filosófico:

LA PRIMERA PURGA: LA NOCHE DE LAS BESTIAS

Supongo que es ésta una película dirigida a aquellos que disfrutaron con la primer de la saga, aquella en la que Ethan Hawke intentaba proteger a su familia durante una noche en la que el gobierno permitía cualquier delito, incluido el asesinato.

En toda saga de terror que triunfe habrá siempre una entrega (o varias) que se dedique a explorar el origen de todo, por qué comenzó el mito y no es extraño que estas precuelas se carguen la magia que pudo haber envuelto el film original.

Mi problema es que me perdí en su día el visionado de “The purge: la noche de las bestias”, película que en algún momento sí me gustaría ver. Cuando esto pase, decidiré si me merece la pena continuar con la franquicia hasta llegar a ésta. De momento, dejemos la nota ahí en terreno de nadie.

Para la noche anárquica:

JEFE

Me da la impresión de que ni un actor tan dotado y potente como Luis Callejo es capaz de levantar una comedia con chistes tan trillados, anacrónicos y carentes de gracia como los que sugiere el avance de esta película.

Ejecutivos gritando, señoras de la limpieza cotillas y sexys, y gags basados en estereotipos de toda clase pululan durante los menos de dos minutos que dura el tráiler. Nada, absolutamente nada me genera la más leve sonrisa.

Es una pena que Callejo no tenga un papel protagonista más a la altura y que el guión español no dé muestras de mayor altura en cuanto a comedia se refiere, no sé si por falta de oportunidades o por falta de talento.

Para la caída del organigrama:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.