ESTRENOS 05/01/12

Photobucket

Ya han pasado el champán y las uvas y el alquitran, ya vinieron los reyes con el aguinaldo, ya ha sonado el primer concierto del año, han retransmitido los saltos de esquí, los papeles de regalo se encuentras rotos por todo el salón y las calles están llenas de niños probando sus flamantes nuevas bicis y sus inmaculados patines… espera, no, me equivoqué de década. Quiero decir que las calles están desiertas y las televisiones de todo el país están ocupadas con chavales con la vista fija, forzando el límite humano del parpadeo, con sus nuevos juegos de videoconsola.

Ay, pequeñuelos, los tiempos cambian. Pero lo que no cambia (que cambio de tercio más apañado, oiga, hablando de cambiar) es la cita semanal con los estrenos peliculeros. Los magos de oriente se han pasado por las salas de cine y nos han dejado estos regalitos, sin envolver ni nada.

SHERLOCK HOLMES: JUEGO DE SOMBRAS

Hace un par de años, aproximadamente, Guy Ritchie, el ex de la reina del pop, nos ofreció una versión del detective británico más sagaz y famoso de la historia,que no habíamos visto hasta entonces. Un Sherlock Holmes a toda pastilla, consagrado al espectáculo, experto en técnicas de combate cuerpo a cuerpo, disfraces, esgrima y con el sentido del espectáculo del director de las islas.

Aquella parte me dejó la sensación de haber visto una de las mejores películas de acción del año, por lo que, con la entrada del malévolo profesor Moriarty, no me puedo perder el segundo capítulo de las aventuras de Holmes y Watson. Así que, sin dudarlo:

Photobucket

LA DAMA DE HIERRO

¿Justifica el apoquinamiento de siete pavos por una entrada de cine el poder ver en acción a una de las mejores actrices de todos los tiempos, en otra interpretación sublime? Pues vaya usted a saber, que me hacéis unas preguntitas que son para nota.

Margareth Thatcher fue un rara avis en el panorama político mundial de los ochenta. Una mujer inflexible, miembro del partido conservador británico, que lideró su país con mano de hierro, se enfrentó a crisis laborales, al problema del terrorismo del IRA e incluso se metió en una guerra con Argentina por culpa de unas islas.

Quizá no sea el personaje histórico que más simpatías me merece e incluso puede que estos retazos de su vida, contados desde la visión de una anciana acuciada por las alucinaciones y la demencia senil, no supongan una película redonda. Pero ahí está Meryl Streep y eso son palabras mayores. Así que, para la señora metálica:

Photobucket

THE YELLOW SEA

Peli de intriga, de conspiraciones, persecuciones y violencia con denominación de origen coreana, que se llevó el galardón al mejor director en el festival de Sitges, lo cual suele ser símbolo de calidad.

Un tipo, acuciado por las deudas, acepta el encargo de asesinar a un hombre y cortarle el pulgar, caprichosa que es la mafia. A partir del momento en el que acepta el encargo, se verá envuelto en una tela de araña de la que dificilmente podrá escapar.

Cine oriental con nuevos bríos, que pueden traer novedades al género negro, así que, para el mar amarillo:

Photobucket

ATRACO POR DUPLICADO

A pesar de la fama que tuvo, “Resacón en Las Vegas” no fue una película que me desencajara la mandíbula a base de carcajada. Tenía sus momentos de chistaco, pero en general era una sucesión de situaciones pasadas de rosca que mantenían, eso sí, una sonrisa.

Ahora los guionistas de aquella se vuelven a juntar para armar la historia de un par de bandas de atracadores, unos organizados y con gadgets de última generación, otros que parecen salidos de unos dibujos de Hannah & Barbera, que tienen la mala suerte de intentar robar el mismo banco el mismo día, mientras Patrick Dempsey, el guaperas de “Anatomía de Gray”, intenta enamorar a una cajera con la cara de Ashley Judd.

Los chistes y el ritmo parecen similares en ambas películas, así que el público objetivo está definido. Por mi parte:

Photobucket

UNA BODA DE MUERTE

¿Por qué, oh glorioso unicornio rosa, si el guionista de “Un funeral de muerte”, escribe una película que nada tiene que ver con la anterior, titulada en inglés “A few best men” (algo así como “Algunos padrinos de boda”), va el becario titulador y decide traducirla en nuestro país como “Una boda de muerte”? ¿Piensa que de esta forma hay más posibilidades de convencer al público a verla? ¿Qué se ha fumado para pensarlo?

En fin, dejando a un lado la estupidez en ciertos despachos, estamos ante una comedia británica de sal gruesa, de chistes de caca, culo, pedo, pis y un puñado de actores jóvenes sobreactuados. Una opción plausible si queremos una tarde de risas en el sofá con los colegas, pero poco más. Para el novio desesperado y los padrinos jamados:

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.