ESTRENOS 04/05/12

Photobucket

Lo reconozco, aún vivo bajo los efectos de la resaca vengadora. Pego patadas por las noches al iniciar el vuelo, me pongo verde cuando me cabreo y pincho el pulpo a feira lanzando el palillo desde el otro lado del restaurante. Lo típico.

Aún así, debo reponerme y recordar que hay otros estrenos en la cartelera, sin capa, sin cargarse ciudades enteras y sin portales espacio-temporales. De todo ha de haber en la viña del Spaghetti volador. Echemos un vistazo a esta semana plagado de estrenos de lo más variado.

EL HOMBRE SIN PASADO

Como si “León, el profesional” hubiese pasado a través del tamiz del manga. Es lo primero que a uno le viene a la cabeza cuando ve el trailer de esta película coreana de venganza, disparos y artes marciales.

Quizá Bin Won no tenga la presencia de Juan Moreno, más conocido como Jean Reno y la niña no llegue a la sensualidad e inocencia que desprendía Natalie Portman en su primer papel en un largometraje, pero la película promete una dosis de acción y emoción muy altas.

Para el hombre que no tenía pasado y que se cortó el pelo a la hora de ir a buscar un futuro:

Photobucket

LES LYONNAIS

¿Qué pasaría si, después de un montón de años, Curro Jiménez se entera de que han trincado y metido en chirona al Algarrobo, cuando ambos llevaban ya una vida tranquila y familiar y, sufriendo por su amigo, contacta de nuevo con el Estudiante y traman un plan para sacarle de allí?

Pues a Olivier Marchal se le ha ocurrido una historia parecida, aunque llevada a la actualidad. Un vejete ex-atracador tiene que reunir a su ex-banda para liberar a su ex-socio y como no tenga cuidado, su mujer le va a dejar las maletas en la calle y pasará a ser su ex-mujer.

Una historia de amistades eternas y del ocaso de aquellos que en otra época fueron grandes, aunque fuera en un terreno ajeno a la legalidad. Si está bien contada, puede molar bastante, así que, para el clan viejuno:

Photobucket

SAFE

Jason Statham es el nuevo tipo duro de Hollywood. Stallone, que es un tipo listo y con unos morros muy raros, lo entendió y le pasó el testigo de una generación en la que él y Chuache reinaban en las pelis testosterónicas, ofreciéndole un asiento a su diestra en “Los mercenarios”.

En sus pelis no veremos discursos shakesperianos ni papeles de contención, pero las ensaladas de rijostios y las frases lapidarias son una promesa en firme. Si antes nombrábamos “León, el profesional”, ahora podríamos mezclarla con “Mercury Rising” y tendríamos la historia de este poli que tiene que proteger a una niña superdotada que ha memorizado un McGuffin lleno de números.

La clásica peli de desconectar y disfrutar, sin hacerse demasiadas preguntas. Yo tengo bagaje suficiente como para divertirme en ella, así que:
Photobucket

MI FÁBRICA

Documental que narra una de las millones de historias que suceden en esta crisis mundial a lo largo del planeta. Una fábrica que va razonablemente bien, en este caso construyendo barcos, trabajadores orgullosos de su trabajo, capital exterior que se hace con la empresa, crisis y mogollón de puestos de trabajo que empiezan a caminar sobre el alambre.

Un ejemplo más, una historia más, unas cuantas vidas más que pasan de la etérea idea de la clase media a la desesperación.

Quizá haya un límite de aguante y quizá se estén acercando a él. Quizá haya que desempolvar ciertos inventos franceses.

Para la cruda historia de la fábrica de barcos:

Photobucket
ADIÓS A LA REINA

Resulta que María Antonieta, a la que cortaron la cabeza por aquella época en la que el pueblo decidió rebelarse a los políticos y tomar el control de la situación (mmmm, esto me da unas ideas…), era un poquito lesbiana y encima tenía la cara de Diane Kruger. O eso es lo que nos cuenta el director Benoît Jacquot que pasó allá por los tiempos de la toma de la bastilla.

Así que, en esta dramática peli gabacha, nos cuentan los últimos días de la reina y su relación con una provinciana de la que cayó rendida. Una historia de amor pasional entre jardines y mantos de armiño que, así de primeras, no es que me llame demasiado la atención. Así que para el aurrevoire a la dama:

Photobucket

LOS DIARIOS DEL RON

Segunda película en la que Johnny Depp interpreta a su difunto colega, el periodista lisérgico Hunter S. Thompson, después de “Miedo y asco en las vegas”. De hecho, parece una segunda parte de ésta, en donde Depp se vuelve igual de loco, borrachín y desmadrado, intentando trasladar a la pantalla aquella idea de la contracultura americana que abanderaba Thompson, que aborrecía el tradicional american way of life.

Parece una sucesión de gamberradas, como si alguien filmase diversos pasajes de un erasmus, aunque a una edad algo avanzada. Un desmadre en Puerto Rico en el que el protagonista se limita a vivir de forma desaforada y plasmarlo en sus memorias.

Depp desatado es algo que ya he visto y que tampoco me produce especial ilusión, así que para la bitácora etílica:

Photobucket
EL SEXO DE LOS ÁNGELES

Sexo, hip-hop y un trío. A simple vista, estos parecen los ingredientes básicos de esta película que cuenta cómo tres jovenzuelos experimentan y pasan de los tabúes básicos sociales sobre la sexualidad, retozando alegres sin más complicaciones.

Demasiado poco tema para una película que no parece que cuente nada nuevo bajo el sol, o bajo la colcha. Tres caras guapas, la de Astrid Bergès-Frisbey, la sirena española de la última peli de “Piratas del caribe”, Álvaro Cervantes, uno de los protas de la actual “Luna de Calanda” y que, flípalo, participó en “Hanna” y Llorenç González, que hasta ahora ha hecho algo de tele y aún nada internacional.

Pues, así de primeras, no me lleva a mí hasta una sala, pero quien sabe, todo es ponerse. Para el tralarí tralarí de los querubines:

Photobucket
WILAYA

Las wilayas, en los países musulmanes, son una especie de provincias y a una de ellas, en el Sahara, llega Fatimetu, después de haber estado viviendo 16 años en españa, al entierro de su madre. Allí se entera de que ha heredado una jaima y una hermana minusválida.

Así que la peli va de ese intento por adaptarse a otra vida, a otra cultura, a una familia que hace tiempo que no ve, a los prejuicios, a la religión y a la arenilla esa que se te mete en todos los pliegues cuando sopla viento y que luego no hay quién se quite.

El problema es que los diálogos suenan tan forzados, las actrices desprenden tan poca naturalidad y, en general, todo da tanta pereza, que me temo que las ganas se me quedan en na. Así que, para el regreso a las dunas:

Photobucket

AMERICAN PIE: EL REENCUENTRO

No soy una buena opción para comentar esta película. De hecho, no soy buena opción para comentar ninguna, pero ésta especialmente, ya que no he visto ninguna de las anteriores. Cuando me hablan de la flauta o la caca, pongo cara de interesante, asiento con la cabeza y me toco la barbilla, pero en el cerebro tengo el clásico mono de juguete tocando los platillos.

A quien le hayan gustado las anteriores, pueden probar suerte en esta, teniendo en cuenta que no sólo los protagonistas han crecido, sino que ellos también y podría pasar que las bromas no les resulten tan graciosas. Francamente, un tipo cagando en una nevera portátil mientras se bebe una birra… quizá en otra edad. Quizá con seis añitos.

Así que, para nostálgicos con ganas de probar suerte. Por mi parte, para la reunión del pastel americano:

Photobucket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.