ESTRENOS 03/02/2017

Temporada de premios a la vuelta de la esquina que sigue plagando nuestras carteleras de potenciales receptoras de eunucos dorados.

Eso si conseguís tener los ojos a punto para poder visionarlas tras ese manto de polen que se extiende por la península y que reduce a lágrimas al machote alérgico más viril y pintado.

Esta semana tenemos actores clásicos, tutorías repentinas, niñas con antojos humanos, gamberras con talento, símiles políticos, púgiles blanditos, pájaros extraviados, muñegotes peninsulares y videojuegos eternos.

Cinco y acción.

LA EXCEPCIÓN A LA REGLA

No se prodiga mucho el señor Warren Beatty, el amante más famoso de Jolibú, ahora convertido en feliz marido de la elegante Annette Bening, en esto de la dirección. Seis películas que van desde su debut tras las cámaras en 1978 con “El cielo puede esperar”, hasta ésta que nos ocupa pasando por mi favorita, “Dick Tracy”, allá por 1990.

En esta ocasión se va hasta los años dorados de la meca del cine, encarnando al multimillonario Howar Hughes, aquel locuelo a quien ya encarnó Leonardo DiCaprio en “El aviador” y se rodea de un buen plantel de coleguitas: su mujer, Matthew Broderick, Martin Sheen, Ed Harris, Candice Bergen, Steeve Coogan, Oliver Platt y los jovenzuelos y guapos Lilly Collins y Alden Ehrenreich (próximo Han Solo en el spin off de la saga galáctica), a la postre protas de la historia.

Amores y locuras como sólo la leyenda del cine clásico usamericano puede darnos.

Para el glamour nostálgico:

MANCHESTER FRENTE AL MAR

Una de las candidatas al Oscar, con seis nominaciones, aunque ella y todas se hayan visto algo eclipsadas por el aluvión de potenciales premios de “La la land”. Un reconocimiento masivo para el trabajo actoral del menor de los Affleck, Cassey, que parece que no ha sufrido demasiado las demandas de acoso que sufrió por parte de alguna de las trabajadoras de su extraño documental “I’m still here”.

Por lo que vemos, un drama familiar que une lágrimas y esperanza y una nueva ocasión para Michelle Williams de demostrar que es una de las mejores actrices de su generación.

El hermano pequeño de un fallecido se encuentra con la papeleta de ser el tutor legal de su sobrino de dieciséis años.

Para el huérfano costero:

THE GIRL WITH ALL THE GIFTS

Muchos zombies hay últimamente por la cartelera. Algunos orientales, otros de corta edad, más abajo tenemos a otros programados para consolas… el género parece vivir una edad dorada. En este caso, desde Reino Unido nos llega este futuro distópico en el que, tras sufrir la clásica pandemia que asola el mundo, un grupo de científicos investiga a unos chavales que podrían ser la clave para la vacuna que salvará el futuro de la humanidad.

Entre los sujetos de estudio, una niña que parece ser la clave, infectada por el virus pero dominando los instintos de hincar el diente a yugulares ajenas bajo su férrea voluntad. Ella y una profesora interpretada por Gemma Arterton intentarán convencer a los típicos militares que primero disparan y luego preguntan, comandados con la inmortal Glenn Close, de que la chavala no muerde.

Para los undead british:

URBAN HYMN

Película británica encajada en el subgénero de los profesores inspiradores que trata sobre una adolescente que vive rodeada de problemas, actuando sin pensar en las consecuencias acompañada de una amiga del alma aún más malota que ella.

La llegada de una nueva trabajadora social menuda y de voz queda, puede suponer un punto de inflexión en su existencia, si sabe aprovecharlo. Una mujer que tiene sus propios problemas y que aprecia la tremenda voz de la muchacha que, seguramente, no dudará en emplear un montón de técnicas estimulantes, a lo “Sister Act”, para conseguir que emprenda una nueva senda, mucho más fructífera. Aunque la presencia de la amiga no pondrá las cosas nada fáciles.

Para la ladronzuela cantante:

HOTEL EUROPA

Por lo que leo, más que por lo que deduzco de un avance que no me llega a dar mucha información sobre de qué va la trama, esta película bosnia trata de ser una parábola sobre nuestra actual Europa; un cúmulo de países con terribles diferencias que tratan, sin mucho éxito, de construir un lugar común en el que podernos ayudar unos a otros.

En el Hotel Europa, el hotel más importante de Sarajevo, se va a celebrar el aniversario del atentado que dio lugar al comienzo de la I Guerra Mundial. Hay hombres importantes ensayando discursos, periodistas cubriendo el evento, trabajadores dispuestos a aprovechar el momento para reivindicar sus miserias y un tipo que pretende ejecutar un acto similar al conmemorado.

Vamos, un sinsentido, un prostíbulo, una olla a presión. Como Europa.

Para la metáfora subida en un toro:

EL DÍA MÁS FELIZ EN LA VIDA DE OLLI MÄKI

Hay un finlandés que está a punto de disputarse el título mundial de boxeo de los pesos pluma contra un usamericano. El tío entrena duro. El tío se enamora. El tío trata de bajar de peso.

Y creo que ya.

Pocos mimbres me parece que hay para rellenar esta intimista y pequeña historia de amor filmada en blanco y negro y en finés, a pesar de tratarse del biopic de un tipo real. Parece que es más interesante saber cómo gestiona el colega sus emociones en un terreno en el que se mueve de forma torpe y cómo lleva su nueva novia la repentina fama del rubio musculado, antes que el saber quién gana el combate.

Sin embargo, mi curiosidad no se dispara por ninguna de las dos cosas.

Para los golpes de la vida:

AVES DE PASO

Me cuesta muchísimo ya ver tráilers doblados al castellano, así que imaginaos lo que me saca del argumento ver de esta forma una película entera. El caso es que el sonido de las conocidas voces que pueblan los doblajes hacen que desluzca todo muchísimo, impidiéndome apreciar las bondades de la cinta.

Así que me temo que no soy demasiado objetivo con la historia de este padre que le regala a su hija un huevo que se convierte en un pato. La chiquilla tiene una amiga en silla de ruedas y su madre no quiere el pato, así que se deshace de él. Es de esperar que a partir de ahí las niñas se metan en una pequeña aventura para encontrar de nuevo al palmípedo.

Todo esto en un tono muy de film de sobremesa.

Para el cascarón roto:

TERESA Y TIM

Tres películas hay este año nominadas al Goya a la mejor peli de animación. Tres. No porque el resto no fueran buenas, sino porque tres películas animadas son las que se hicieron este año en España. Las otras dos son “Ozzy” y “Psiconautas: los niños olvidados”. Así nos va.

Y, es triste y crudo decirlo pero esta historia de amistad entre un duendecillo y una niña no tiene la mejor de las pintas. El argumento es simple y manido como pocos, la técnica de animación es pobre y antigua y los personajes parecen aquejados de severos estereotipos.

Me encantaría no estar diciendo todo esto y comentar que el mundo de la animación en nuestro país es, al menos, escaso pero de gran calidad. Pero, por desgracia, no parece ser el caso.

Para el Pumuky patrio:

RESIDENT EVIL: CAPÍTULO FINAL

Es como si el que montó el tráiler apelara a mi melomanía para atraparme, con ese “Paradise city” de los Guns ‘n Roses que abre la acción, pero ni aún así. No recuerdo si he visto alguna de las seis películas protagonizadas por la exuberante Milla Jovovich, a la que siempre recordaré en el papel de “El 5º elemento” pidiendo un multipaaaaaase.

Toneladas de zombies, disparos, saltos imposibles y acción a raudales en lo que parece el remate de la serie de pelis salidas del famoso videojuego al que tampoco recuerdo haber jugado nunca.

Lo tiene todo en contra para llevarme al cine, la pobre Alice.

Para los pixels no muertos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.