EN BUSCA DE LA FELICIDAD

 

Por fin volví al cine, después de un par de semanas sin poder pisarlo, y fue para ver una de las películas que tenía pendientes: “En busca de la felicidad”; que siendo una historia a priori algo lacrimógena tenía la virtud de llevar a Will Smith a su segunda nominación a los Oscars.

La primera de las conclusiones a las que llegué tras salir de la sala es que deberían estar prohibidas esas leyendas al principio de algunas películas que rezan: “basada en un hecho real”. Me da igual, ya se que hay historias reales que superan a muchas de ficción, y ponerme el letrerito me recuerda a los telefilms de la siesta de Antena 3. Pero si esto es malo, las hay que acaban de rematarlo cuando al final de la película te cuentan que fue del protagonista: “En 1985 Perico de los Palotes consiguió que le injertaran de nuevo la pierna que un cocodrilo común le arrancó en el Amazonas y que había guardado celosamente en una nevera portátil, consiguiendo ser el primer sexador de pollos con pierna reimplantada que consiguió ganar una prueba de salto de altura a nivel comarcal”. Da igual, acaba la película y deja que la gente se imagine lo que quiera, no hay que explicar absolutamente todo.

La película se gestó cuando el productor Mark Clayman vió en un programa llamado “20/20” (que no conozco pero que debe ser algo así como un “Impacto TV”) a un tal Chris Gardner explicando como logró pasar de un estado cercano a la indigencia a ser chipimillonario gracias a su tesón y constancia. Efectivamente esto tenía visos de convertirse en película: padre soltero y arruinado que consigue hacer realidad el tan comentado sueño americano. El problema es que dependiendo de quien lo lleve a la realidad podía convertirse en una buena, o en una mala película.

En este caso se queda a medias. El guionista se limita a cambiar partes de aquella historia real para hacerla más dramática. Cambia al bebe que tiene el protagonista real por un niño de cinco años, cambia las prácticas remuneradas que en realidad tenía el tal Chris por unas que no lo son para ponérselo jodido a Will Smith… con lo que algunas cosas le quedan bien, y otras se ven demasiado forzadas, puestas para provocar la lagrimilla del público pero sin que vengan muy a cuento.

Lo que es innegable es que Will Smith está sembrado, hace un papel tremendamente creíble y sin la más ligera sobreactuación. Pero es que a mi modo de ver esto no es una novedad. Will Smith hace ya tiempo que se ha convertido en un actorazo. Está creíble cuando hace películas de acción como “Enemigo público”, está creíble cuando hace comedias románticas como “Hitch, especialista en ligues” y está genial en los papeles cómicos como en “Men in black”. Pero ya lo decía Will Ferrell en su número musical de la gala de los Oscars, que difícil es la vida de un cómico. ¿Alguien sabe cuantos oscars a actor o actriz principal se han otorgado con papeles cómicos? La verdad es que no me he puesto a averiguarlo, pero seguro que son más bien pocos. Cuando algún actor quiere optar como firme candidato a un oscar pues interpreta a un autista, a un loco, a un autista loco… aunque esta vez no ha colado ya que el galardón se lo llevó a casa Forest Whitaker.

Como anécdota comentar que el que interpreta al hijo de Will Smith en la película es en realidad su hijo en la vida real, Jaden Smith, aunque podría haber sido cualquier otro chaval. No se nota una química especial entre ellos (por lo menos por parte del pequeño), y su actuación es normalita.

En fin, una historia que emociona por momentos pero que al salir deja con la sensación de que ha sabido a poco.

 

2 thoughts on “EN BUSCA DE LA FELICIDAD

  1. La verdad es que la historia que narra la peli, te hace pensar “esto sólo pasa en las películas y por mucho que digan que está basada en hechos reales el final es un poco de película..” pero la verdad es que me gustó mucho y me hizo echar alguna que otra lagrimilla (ejemplo de ello es la escena del báño del metro o cuando Will Smith da palmas en mitad de Wall Street).
    Y por último, siento llevarte la contraria, pero creo que la química entre padre e hijo es muy buena e incluso un reflejo de cómo son en la vida real…. o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.