EL INCIDENTE

Photobucket

La nueva película del director indio M. Night Shyamalan lleva el título original de “The happening”, que se tradujo en nuestro país por “El incidente”, pero que bien podría haber sido “Lo que está pasando”. Algo bastante curioso en una película en la que la mayor parte del tiempo no sucede absolutamente nada.

La primera película que vi de Shyamalan fue “El sexto sentido”, como la mayoría de la gente y me pareció una de las mejores películas de suspense que había visto. Luego llegó “El protegido” y me despistó. Reconozco que fue culpa mía, por ir con ideas preconcebidas al cine. En este caso una segunda revisión de la cinta me demostró que la primera vez la había visto con malos ojos. Volví a reconciliarme con él.

Luego llegó “Señales” y al no esperarme nada, volvió a atraparme con su trama de serie B y esa familia rota, protegiéndose como podía de lo desconocido. Con “El bosque” y “La joven del agua” ya me pareció que la pretenciosidad de sus fábulas de realismo mágico empezaban a ganarle terreno a la historia en sí y en ambas salí del cine poco convencido, aunque las dos me parecieron entretenidas.

En “El incidente”, sin embargo, no hay nada que pudiera rescatar al salir de la sala. Ni la historia (o la ausencia de ella), ni la moraleja (demasiado pueril para mi gusto), ni las interpretaciones (están todos horribles), ni la realización (hay algunos momentos ralentizados que claman al cielo)… absolutamente nada me ha gustado en una de las películas más aburridas que he visto últimamente.

La trama empieza con unos suicidios masivos en pleno Nueva York, que empiezan a extenderse como una plaga entre la población. Es en ese momento cuando un profesor de ciencias se coge a su novia, con la que está pasando una mala racha, hacia algún sitio en el que puedan estar a salvo. De repente, en medio de la nada, pierden comunicación con el resto del mundo (algo que no cuadra demasiado con la explicación final) y siguen escapando, hasta que deducen la causa de los suicidios y continúan escapando. Tras haber escapado un rato más junto con algunos secundarios extravagantes, la plaga se detiene y dejan de escapar.

No digo que la idea no sea buena, pero sí que es una idea tan breve y definida que da para un corto de menos de diez minutos y nada más. Por lo menos si se pretende desarrollar una historia tan sólo en base a eso, porque la endeble crisis de pareja de los protagonistas o el heroísmo del secundario dando su vida por rescatar a su mujer, no cuenta en absoluto.

Pero, como he dicho, no es sólo el desarrollo de la “idea” (me niego a llamarlo argumento) lo que no me encajó en la película, sino ninguno de los elementos que la componen. Los actores están muy flojos, con especial atención a un Mark Wahlberg que intenta componer un personaje calmado, analítico y sensible, para lo cual adopta una voz atiplada y cursi que roza el ridículo. Zoey Deschanel se pasa toda la película abriendo mucho los ojos con cara de asombro (grandiosos ojos, por cierto) e incluso John Legizamo parece perdido en su breve papel.

Tampoco puedo dejar pasar alguna escena de los suicidios, como la del tío que se deja zampar por los leones, que si estuviese incluida dentro de una película gore, tendría su gracia, pero que al verla en un argumento pretendidamente serio y moralizante resulta totalmente fuera de contexto.

En fin, parece que tanto crítica como público se encuentran totalmente divididos con este incidente de Shyamalan, pero a mí me podéis poner con los que irán con mucho miedo a ver la siguiente película del director… si es que voy.

Leer critica El incidente en Muchocine.net

9 thoughts on “EL INCIDENTE

  1. Me reconforta comprobar que no soy el único en haber comentado públicamente la decepción que el director americano-hindú causa al observar el conjunto de su carrera, para mí en franco declive, aunque discrepo contigo en la apreciación de The Village, que me sigue gustando mucho, quizás porque precisamente es la más “terrenal” de sus películas, ya que en ella el componente misterioso o fantasioso no es más que un medio para un fin.

    Saludos.

    Josep.

  2. Pues nada… creo que no iré a verla (de todas formas, tenía pendientes otras pelis antes que esta..). Debo decir que quitando La joven del agua y esta última que acaba de estrenar, he visto todas y hay algo que no me termina de convencer, quizás se pase al dar una vuelta de más a la tuerca en la que narra sus historias… En fin, si llego a ver esta, intentaré verla objetivamente, aunque depués de lo que nos ha contado… miedito me da!!!

    “Celita”

    P.D.: en nada tenemos un nuevo episodios de las Crónicas de Narnia (esta vez con el Príncipe Caspian)… intentaremos ir a verla???

  3. Yo de Shyamalan he visto tres: Sexto Sentido, El Protegido y El Bosque. Me gustaron las tres aunque siempre me da la impresión de que los actores están sedados o algo así, porque todo transcurre como con mucha parsimonia. Esta la están poniendo verde en todas partes así que no se si la veré.
    Por cierto, si no la has visto ya, te recomiendo “La Niebla”, una nueva adaptación de una historia de Stephen King a cargo de Darabont. A mi me encantó, el bueno de Frank le echa un par al final.

  4. Pues yo siento nuevamente no estar de acuerdo, pero tras decepcionarme profundamente con “Señales” y “El bosque”, porque aunque su moraleja sea tan buena, a mí no me llegó para nada la historia y me parecieron soberanamente aburridas. Sin embargo, en “El incidente”, la historia me atrae en todo momento, sobretodo para comprobar las reacciones que tenemos todos ante algo que no podemos controlar ni a lo que podemos aplicarle una teoría lógica.

    Quizás el problema sea que Shyamalan siempre decepciona a unos y alegra a otros dependiendo de la historia que te cuente, y siempre te queda arriesgarte a ver que narra en esta ocasión, vaya a ser que la vez que te lo pierdas, sea la historia que te interese.

    Y me da igual lo que pienses del gran Wahlberg, verle en pantalla ya alegra la vista ;p

  5. Josep: lo que me pasó con “El bosque”, así como con “La joven del agua” y en muchísima mayor medida con esta última, no es que no me interesase la historia, sino que su forma de contarla me sacaba continuamente de ella. Creo que empiezo a estar harto de su lentitud, de sus actores mal dirigidos y de sus ideas alargadas. Me parece que ha pasado a mi lista de directores “non gratos”.

    Celi: esta vez ni siquiera te esperes la vuelta de tuerca al final de la película, pues todo se desvela hacia la mitad. Por no tener, no tiene ni su cameo habitual.
    Cuenta conmigo para ver en que berenjenales se mete el príncipe Caspian.

    Otro de Sanci: pues sí, tiene la capacidad de dirigir a sus actores haciendo que hagan menos movimientos faciales que una figura de porcelana. A veces le sale bien, como en el caso de Willis en “El sexto sentido” y otras, horriblemente, como en el de Wahlberg en esta, que me repateó todo el rato.
    Ya veo que te has dado cuenta de que ya había crítica de “La niebla”. Como puedes ver, coincido contigo. Me pareció un peliculón.

    Natalia: jeje, creo que estamos destinados a que nos gusten cosas muy distintas. En la variedad está el gusto y que el director indio tenga al público tan dividido quizá sea un punto a su favor.
    Con respecto a Wahlberg, no sé si lo has visto en versión original, pero de verdad que la voz que pone y el acento ponen mucho más nervioso que el viento mortal.

    Saludos a todos.

  6. Bueno aun no la he visto pero de shyamalan espero poco, no es santo de mi devoción.
    Por cierto os habeis dado cuenta que a la derecha el segundo coche empezando por abajo en un Fiat Punto, que pinta en EEUU un coche así….

    Saludos…

  7. Como ya sabes, a mí “El Incidente” no sólo me ha gustado, sino que me ha encantado. Entiendo que el argumento es simple, que hay escenas que no pegan mucho (la que mencionas del suicidio “leonil” estoy de acuerdo que sobra), pero creo que es una gran película.

    La película es sencilla, pero de ahí a afirmar que no pasa nada creo que es demasiado. De hecho los protagonistas se enfrentan a la situación más angustiosa a la que una persona pueda enfrentarse: a un enemigo invisible. ¿Cómo defenderte de tal amenaza? Ese simple hecho genera una temor enorme, o al menos generó en mí una contínua tensión, una desasogante sensación de no tener a dónde huir, un terrible miedo al propio aire que respiraba.

    No sé si muchos no habéis captado la esencia de ese temor, o puede que no veáis la amenaza, o simplemente os parecía tan poco creible que no lograstéis “meteros” en escena, porque este es sin duda uno de los filmes que más divisiones está creando de opiniones. Yo por más que lo intento no logro entender a la otra parte.

    Creo que todos aquellos indecisos deberían ir a verla y crearse ellos mismos su propia opinión.

    Saludos.

  8. Troncha: pues si ya no es santo de tu devoción, no creo que te capte con esta película.

    Neovallense: Si ya te digo que la idea no me desagrada, pero una vez que la plasma dejan de pasar cosas. Sí, es una amenaza invisible, como una guerra bacteriológica, pero los protas no hacen nada más que huir durante toda la película. Sin más.
    Un corto de 10 minutos y hubiese habido el mismo resultado, la misma moraleja y mucho menos tedio.
    Eso sí, coincido contigo en que cada uno debería verla con sus propios ojos y juzgar. De hecho, si hay tanta gente a la que le gustó, por algo será.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.