EL BUEN PASTOR

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

¿Qué hay que tener para ser un buen cerebro de la CIA? ¿Un patriotismo desmesurado que te lleve a anteponer a tu país por delante de todo lo demás? ¿Ser un tipo de pocas palabras que se lleve secretos de estado a la tumba? ¿Un cerebro estratega y organizado que te permita urdir los mejores planes de desinformación para sembrar el caos en el servicio de inteligencia enemigo?

En la segunda película como director, Robert DeNiro construye una compleja historia con enormes personajes a partir de un guión de Eric Roth (guionista de “Forrest Gump”, “Ali” o “Munich”) sobre los inicios de la Agencia Central de Inteligencia, más conocida como la CIA.

Al contrario que otras películas de espías aquí no hay acción a raudales, persecuciones espectaculares o tiros a mansalva. Esta es una película de personalidades complejas, personajes llenos de claroscuros, sin buenos ni malos, tan solo hombres y mujeres que poseen diferentes ideales, formas de ser o metas. Un mundo con personas solitarias, donde la amistad se cambia por las conveniencias y la familia por el trabajo.

Como centro de estos personajes se encuentra Edward Wilson al que da vida de forma magistral un enorme Matt Damon. Edward es una persona introvertida, de pocas palabras y al que le cuesta relacionarse con los demás. Marcado por el suicidio de su padre se aferra a un amor hacia su país que eclipsa cualquier otro sentimiento afectivo de su vida, lo que le impide prestar demasiada atención a su familia.

Así la película sigue dos líneas temporales distintas. Por un lado, la “actualidad” del personaje, que se encuentra en medio de la crisis con Cuba, con la monumental cagada estadounidense al intentar desembarcar en la bahía de Cochinos. Por otro lado, por medio de continuos flashbacks, se va narrando la vida de Edward desde que es elegido para ser uno de los fundadores de la CIA, al comienzo de la segunda guerra mundial.

Pese a durar casi tres horas, la película no se me hizo en absoluto larga, aunque sí hay momentos en el que mis entendederas sufrieron cierto colapso. A no ser que el espectador controle bastante de política e historia militar en general, hay puntos de la película que quedan algo oscuros, quizá debido al afán de DeNiro por incluir demasiados datos en la trama. Aunque es algo que no le resta interés al film, que posee su mayor baza, como ya he dicho, en las relaciones personales y en el amplio abanico de personalidades magníficamente interpretadas.

El número de actores importantes es enorme. Junto con Matt Damon (“El caso Bourne”) se encuentran Angelina Jolie (“Tomb Raider”), Alec Baldwin (“Infiltrados”), Billy Crudup (“Big fish”), Robert DeNiro (“Una terapia peligrosa”), Michael Gambon (“Harry Potter y el caliz de fuego”), William Hurt (“Una historia de violencia”), Timothy Hutton (“Beautiful girls”), Joe Peschi (“Casino”)… un verdadero lujo de plantel al servicio de una gran historia.

Parece ser que DeNiro empezó a recopilar información sobre los inicios de La Agencia hace 15 años y para que la historia fuera fiel a la realidad contó con el asesoramiento de Milton Bearden, uno de los espías de mayor prestigio y gran conocedor de los entresijos de ésta. Así que es una buena oportunidad para asomarnos al ojo de la cerradura y ver las bondades y estupideces de los que manejan los hilos en la sociedad yanki.

2 thoughts on “EL BUEN PASTOR

  1. Aunque hay gente que la ha encontrado demasiado fria, a mi me ha gustado mucho y tampoco se me hizo para nada larga, a pesar de la duración, es cierto que hay un exceso de información, pero aún así hay escenas magníficas como la conversación de Matt Damon con Michael Gambon o el interrogatorio a un posible espia ruso. Un reparto de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.