DIARIO DE UNA NIÑERA

Photobucket

Yo que creía que iba a ver una comedia romántica y resulta que no, que los publicistas, los creadores de trailers o mis propios prejuicios, me habían engañado. Todo parecía que llevaba hasta el género: Scarlett Johansson en su versión más adorable, cuida al niño de una familia rica mientras se enamora del tío bueno de turno, en este caso Chris Evans, la Antorcha Humana de “4 Fantásticos”. Todo ello sacado de una novela usamericana escrita por mujeres, del tipo de las que parieron a Bridget Jones o las protagonistas de “Sexo en Nueva York”. Pero todo esto iba un poco más allá. Quizá no demasiado, pero sí lo suficiente como para tener a “Diarios de una nanny” más en cuenta de lo que en principio creía.
Annie Braddock acaba de licenciarse en Antropología y, a punto de zambullirse en el mundo laboral, está algo perdida. Su madre la empuja a que triunfe en la vida y se convierta en una mujer poderosa y autosuficiente, sin cometer los errores en los que ella haya podido caer y esto pasa por abandonar la utópica idea de la Antropología y entrar en el mundo de los negocios.
Por una casualidad Annie encuentra un camino fácil, que pasa por postergar cualquier decisión drástica sobre su futuro mientras desempeña un trabajo fácil y muy bien pagado, el de niñera de uno de los retoños de la típica familia adinerada del Upper East Side. Así empieza un estudio de las costumbres de la clase alta neoyorkina que sirve a los directores Shari Springer Berman y Robert Pulcini para diseccionar una familia (parece ser que) típica en esos ambientes, con madres no trabajadoras que son incapaces de sacar tiempo para un hijo que crece en brazos de las niñeras, mientras intentan contentar a un marido que divide sus intereses entre un trabajo absorbente y las amantes que van cayendo por el camino.
Así la película va discurriendo entre la comedia de situación y el drama familiar, ayudada por unos actores en absoluto estado de gracia. Laura Linney y Paul Giamatti encarnan con precisión a esa pareja desencantada con la vida, que vive de cara a la galería, discute a gritos en casa mientras exhibe la sonrisa perfecta en las fiestas de sociedad y pasa completamente de un hijo con evidentes carencias afectivas. Linney borda a la fría, elegante y neurótica Señora X y Paul Giamatti llega a dar mucho más miedo que muchos psicópatas de hacha en mano en el papel del Señor X, un tipo cínico, distante y pagado de sí mismo. Increíble la capacidad camaleónica de este actor, que se está revelando con paso firme como uno de los mejores secundarios de los últimos tiempos.
Las escenas cómicas y resultonas se van alternando con las de denuncia social de esa forma tan aséptica que sólo los usamericanos son capaces de conseguir. Tanto la protagonista, una Scarlett Johansson que se mueve bien en casi cualquier medio, como el resto de secundarios, léase el citado Chris Evans, la cantante Alicia Keys o la televisiva Donna Murphy cumplen a la perfección su cometido, haciendo que el resultado sea entretenido.
Así la película transcurre sin un solo pero hasta el final, donde la extraña glándula que impide a los cineastas americanos rematar un argumento con un final agridulce, vuelve a actuar. El síndrome de Walt Disney ataca de nuevo y es que parece que el espectador yanki va a sufrir convulsiones severas si una película deja algún hilo argumental sin su ansiado final feliz o si en una película de ciencia ficción o intriga se deja algo sin explicar. Así que, finalmente, todo el mundo aprende la lección y las vidas de todos transcurren por baldosas mucho más amarillas que cuando empezaron.
Lástima que no apliquen esto a la realidad.

Leer critica de The Nanny Diaries (Diario de una Niñera) en Muchocine.net

7 thoughts on “DIARIO DE UNA NIÑERA

  1. yo lei el libro hace muchos años… y si mal no recuerdo, el happy end no es solo culpa del sindrome de walt disney, sino que también lo había en el libro. Puede que la memoria me traicione y fuera menos azucarado el asunto…

    en cualquier caso, desde que lei el libro, que por aquel entonces se llamaba “los diarios de nanny”, pero me parece que ahora lo han reeditado con un título sensiblemente diferente, tenía ganas de ver la película… lástima que la protagonista sea scarlett, que no es santo de mi devoción y además me satura un poco…

  2. Que ganas tenía de leer esta crítica!!
    la verdad es que la película está muy bien, pero como siempre… hay un “pero” que tan bien describes, ese final feliz!!, que realmente, sobraba un poco por que le quita credibilidad a toda esa protesta subliminal de la peli, o al menos, esa es mi opinión…

    En cuanto al libro, debo decir que lo he leido recientemente, ya que prefiero leer los libros antes para luego ponerme de mala leche mientras cambian totalmente la historia (aunque en el caso de stardust, hice lo contrario y por una vez la peli me pareció mil veces más divertida y con un final nada cursi como el del libro..)y debo llevar la contraria a zyphius diciendo que el final en el libro a mi no me pareció feliz, de hecho a me dejó bastante preocupada por el futuro de la protagonista por que terminé buscando busques páginas al final del libro que no existían al parecerme que terminaba de forma muy tajante.También debo decir que el libro en su reedición se llama Diario de una niñera (Tha Nanny Diaries) y que a diferencia de la peli, versa sobre las vivencias de dos niñeras que escriben la historia de una sola y a la que llaman Nanny para no dar nombres de nadie (por ejemplo, los Señores X) y por tanto, las situaciones sobre las que hablan son un poco ficticias aunque basadas en hechos reales (vamos, que no se querían mojar mucho por si les llovían miles de demandas!!)
    Aún así… pues bueno, la peli está bien para pasar un rato divertido y comprobar lo pirados que están estos neyorkinos que no tienen tiempo para nada, pero recomiendo la lectura del libro que aunque es un par de euros más caro que el cine, te hace pasar buenos momentos.
    Bueno, ya paro que te voy a saturar el blog, jejejeje

  3. Pues a mi me pasó algo parecido que a ti. Cuando vimos el trailer reconozco que me dio algo de miedo porque tenía pinta de ser muy blandita. Pero, obviando el final, la pelicula se aleja bastante de lo que prometía. Supongo que es la mejor manera de venderla para el gran público, comedia romantica con los guaperas de turno y un niño pesado como el solo. Si por el precio de una se pueden ver dos películas, pues mejor que mejor

  4. Zyphius: qué es esa tirria contra mi Scarlett?? Acaso se puede ser mejor niñera? Por lo menos a mi me encantaría que me cuidara…

    Celi: Pues tal y como describes el libro, la verdad es que tampoco es que me llame mucho. Creo que dedicaré mi tiempo a repasar otros, como el de Narnia, que tengo ganas de empezar.

    jferreiroc: Los publicistas son unos cracks en eso de vender películas… excepto los españoles, en las que los trailers las hacen parecer, por lo general, mucho peor de lo que son en realidad. Por aquí siempre dando el cante…

    Saludos

  5. Pues me la apunto, compa Heitor, me la apunto; con tu reseña, has despertado mi interés por ella. Además, presencias como las de los intérpretes que mencionas siempre son un atractivo adicional que no cabe desdeñar. Ya veremos qué tal…

    Un abrazo.

  6. Cuántas veces me habran engañado los tráilers, para bien o para mal… (cuidado fans de Batman)
    Algún día le echaré un vistazo, al menos me has quitado las dudas que tenía sobre la peli.

  7. Manuel Márquez: pues ya me dirás que tal si la acabas viendo.

    Kwijibo: ya, los creadores de trailers muchas veces son hasta mejores que los propios cineastas de la película. Cuantas decepciones quedan por delante… aunque no creo que The dark knight sea una de ellas.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.