DENTRO DEL LABERINTO

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketNoche de sábado, tirados en casa y nueva sesión de cinefagia donde sólo los más valientes resisten despiertos hasta las tantas de la madrugada. Esta vez toca engrosar la categoría de “Películas de mi infancia” de la mano de uno de los maestros de los monigotes, creador de personajes inolvidables como la rana Gustavo (el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo), la cerdita Peggy, los Fraggle rock o aquella aventura repleta de fantasía llamada “Cristal oscuro”, el gran Jim Henson. Estamos hablando de “Dentro del laberinto”, una de esas películas para las que el tiempo se detiene, que dejan un recuerdo imborrable en todo aquel que tiene la suerte de verlas a una edad temprana. Una fábula exquisita que nos descubrió la belleza y los ojos de una jovencísima Jennifer Connelly y las dotes para la actuación de uno de los cantantes más iconográficos de la historia, el andrógino David Bowie.

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketEn 1986, cuatro años después de haber mostrado al mundo del cine lo que era capaz de hacer con unas marionetas en “Cristal oscuro”, Jim Henson puso su imaginación al servicio de una historia que mezclaría su habilidad con los muñecos junto con personajes de carne y hueso. Una simple y entretenida historia fantástica en el que una adolescente tendría que ir en busca de su hermano pequeño secuestrado por Jareth, el rey de los goblins. Para este papel, Jim Henson quería contar con uno de los músicos del momento como Michael Jackson o Prince. Al final el elegido fue el carismático David Bowie.

Bowie, además, fue el encargado de componer e interpretar la banda sonora, que convierte por momentos a esta cinta fantástica hacia el género musical, con unos cuantos números integrados en el argumento, con el cantante rodeado de marionetas por todos lados, lo que convertía algunos sets de grabación en auténticos quesos de Gruyere.

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketLa actriz que lleva el peso de la película junto con “el duque blanco” es una guapísima Jennifer Connelly que contaba tan solo con 14 años y que habíamos descubierto en “Érase una vez en América”, para posteriormente verla madurar hasta convertirse en la gran actriz que es hoy, con títulos a sus espaldas como “Una mente maravillosa”, “Diamante de sangre” o “Réquiem por un sueño”. Una niña con cara de ángel que resultó ser perfecta para el papel por esa mezcla de inocencia y determinación que le caracteriza.

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketAl ser una película esencialmente de marionetas hecha a mediados de los 80, evidentemente los efectos especiales no son perfectos, e incluso hay momentos que hoy en día nos llaman la atención, como puede ser el baile de la banda del fuego, donde los marionetistas tenían que desaparecer en un fondo negro vestidos de terciopelo del mismo color para después ser incluida la imagen del bosque donde se desarrolla. Todo esto no hace más que imprimir al film un aspecto artesanal que a mí particularmente me resulta tremendamente agradable.

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketEl mundo del laberinto está repleto de personajes entrañables y escenarios imposibles en una mezcla de imaginación y técnica difícil de igualar. Desde el personaje de Hoggle al que le dan vida cinco personas perfectamente sincronizadas, pasando por el momento en el que Sarah persigue a su hermano en un famoso cuadro de Esher o en el que cae en el pozo de las manos. Todo tiene un cuidado diseño que nos adentra en uno de los ambientes más mágicos que hayan pasado por las pantallas de cine.

Photo Sharing and Video Hosting at PhotobucketUno de los artistas que contribuyen a conferir a “Dentro del laberinto” un aire mágico es Michael Moschen, especialmente a la figura del rey de los goblins. Moschen es un artista conceptual, malabarista y podríamos decir que ilusionista, que es el encargado de mover las esferas de Jareth de la forma que se ve en la película. Un tipo que es capaz de hacer posible lo imposible. Desde aquí mando una sugerencia a Tony, creador del gran blog “La magia del asombro”, para que nos haga una pequeña retrospectiva de este genio y nos enseñe alguna pincelada de sus espectáculos.

En definitiva, “Dentro del laberinto” es una película atemporal, con fantásticos personajes, de esas que consiguen devolvernos durante unas horas a Nunca Jamás y hacernos un poco más felices de lo que éramos antes de verlas.

10 thoughts on “DENTRO DEL LABERINTO

  1. Pero bueno!!! Que es eso de medir la valentía por la capacidad de vencer al sueño!! Algunos veníamos de asistir a un concierto, ir en metro hasta casa, recoger el coche y llegar hasta alli. Un respeto!!! 🙂
    Dentro del laberinto es una fantástica película que resiste muy bien el paso del tiempo. Como dices, tanto Jennifer Connelly como David Bowie están muy bien (Prince aún podría encajarme en el papel, pero… Michael Jackson!!! Me alegro de que se decantasen por Bowie). Pero lo que, en mi opinion, es insuperable es la galeria de pequeños personajes que encuentra nuestra protagonista durante su recorrido por el laberinto. Y el pero quizás venga por parte de las canciones que, por momentos, lastran el desarrollo de la historia (sobre todo en la parte final).

  2. Hace tiempo que reivindico a Jim Henson, que nos dejó películas como Cristal oscuro o Dentro del laberinto, que marcaron a toda una generación, por no hablar de la estupenda Dinosaurios, aunque fuera televisiva. Bowie está perfecto en su papel y guapísimo, la película está llena de imaginación y magia. Totalmente recomendable.

  3. jferreiroc: yo también creo que las canciones se hacen por momentos un poco largas. Lo bueno es que no hay tantas como para convertir la peli en un musical.

    Alicia: que grande aquella serie de Dinosaurios! Desde luego ya no hacen series como entonces…

    Saludos.

  4. Enorme película, es verdad que resulta mucho mejor si la viste de canijo, porque aun siendo fan de Bowie hay que admitir que las cancioncitas quitan algo de ritmo (aunque luego por separado me encanta ver los videos una y otra vez), pero le dan un toquecillo estrafalario muy curioso.
    Otra que no puedo evitar relacionar con ésta y con el crital oscuro -me encanta aughra y su ojo de quita y pon- es la historia interminable, aunque me parece un pelín más floja es de las que se te quedan en el recuerdo… ya tengo quehacer para esta semana en al curro 😉

  5. Enorme película, es verdad que resulta mucho mejor si la viste de canijo, porque aun siendo fan de Bowie hay que admitir que las cancioncitas quitan algo de ritmo (aunque luego por separado me encanta ver los videos una y otra vez), pero le dan un toquecillo estrafalario muy curioso.
    Otra que no puedo evitar relacionar con ésta y con el crital oscuro -me encanta aughra y su ojo de quita y pon- es la historia interminable, aunque me parece un pelín más floja es de las que se te quedan en el recuerdo… ya tengo quehacer para esta semana en al curro 😉

  6. ¿Cómo puede ser que no haya visto todavía esta película?, nada, nada, a buscarla. Esas fotos me han recordado a la que considero la mejor creación de Jim Henson: Fraguel Rock. El miedo que pasaba yo de pequeño cuando se les ocurría ir a por rábanos donde los Goris.
    La serie de los dinosaurios era una copia de los Simpson descarada aunque bastante original. A mi abuelo Victor le encantaba lo de: “Chiqui, ya estoy aquí”.

  7. niatiros: antes que nada, bienvenido y gracias por escribir. La verdad es que yo de la historia interminable siempre había tenido buen recuerdo, pero la he visto hace poco y me he dado cuenta de que ha envejecido mucho peor. Así que me quedo con el libro, que ese sí que se conserva perfectamente.

    Otro de Sanci: ¿Que no la has visto? Eso es un error bastante imperdonable, así que ya le estás poniendo solución. Por cierto, por qué le daban a todo el mundo miedo los Goris de peques? Yo no pasé por ese trance. Aunque cuando me llevaron a ver Supermán 3 al cine, me cagué con la tía que se convertía en robot!!

    Saludos.

  8. Que nostalgia, esta pelicula la vi cuando tenia 8 años, la verdad no me acordaba el nombre pero si del laberinto y esas extrañas escaleras del castillo y por supuesto del rey de los goblins con ese look ochentero, muy artesanal la peli aunque eso le da esa originalidad actualmente ya perdida, la mejor pelicula de ilusión y fantasia de todos los tiempos. Jim Henson grande maestro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.