DÉJÀ VU

 

Si habéis leído en algún momento el blog de Magú en estos últimos días, sabréis que hemos estado este macropuente en Bilbao, visitando a Paulino y Sonia. Sobra decir que como siempre nos han tratado como a marajás y que estamos deseando que vuelvan a Madrid para estar más tiempo con ellos, riéndonos, debatiendo de lo profundo y de lo absurdo y disfrutando de su compañía. Pero para el que quiera una crónica más pormenorizada del puente que vaya al blog de la abogada.

Para lo que yo estoy aquí (y me refiero a mi blog y no a la vida en general, que lo segundo aún no lo he descubierto) es para contaros que, además de intentar ver la tele en Euskera, hemos ido al cine. Además, hemos ido a ver una película de la que no teníamos apenas información, salvo que algunas críticas la ponían bastante bien, Déjà vu.

La verdad es que no me había preguntado por qué no disponía de información de dicha peli cuando leo revistas de cine mensualmente, me trago la cutre-revistilla de información de la cartelera que te regalan en muchos cines y me quedo como un idiota observando la caja tonta cada vez que sale algún trailer o información del tema.

La razón la encontré una vez que salí de la sala. No se puede contar nada de la película sin quitarle la magia. En el momento en el que te dicen que vas a ver un drama, o una peli de acción o lo que sea, están condicionando la visión que vas a tener de la película.

En este caso yo creo que lo mejor es ir a verla con la mente virgen. Por lo tanto la duda que me surge es la siguiente: ¿como haces la crítica de una peli de la que no puedes destripar absolutamente nada? Pues no tengo ni la menor idea. Probemos.

A ver, Denzel Washington es el protagonista. Eso puedo decirlo. También que está ambientada en el Nueva Orleáns post-Katrina, lo cual no es para nada relevante en el argumento. Perfectamente podría ambientarse en el Madrid pre-olimpiadas (je je) o en cualquier momento y lugar. El director es Tony Scott, hermano de Ridley Scott, el de Top Gun, Dias de trueno o El fuego de la venganza.

Bueno, y la peli parte de… un suceso desencadenante… va de polis que investigan… con abundantes giros de guión… y eso, que hay que verla. Lo que si puedo decir es que tiene una estructura compleja y requiere atención constante, lo que provoca que las dos horas que dura se te pasen en un santiamén, a pesar del gusto del director por mover la cámara a un lado y al otro como si se tratase de un videoclip. Y lo que también diré es que a los cuatro que fuimos nos encantó y nos tuvo discutiendo sobre ella hasta bastante después de los títulos de crédito.

Esto me hizo echar de menos a gente. A Xurxo y su pasión en el debate, a Pibi y sus originales puntos de vista, a Hervella y su memoria o a Jorge y su afición a diseccionarlo todo. Podría poner la mano en el fuego a que a los tres primeros de la lista os va a gustar, y en cuanto a Jorge… ni idea. Depende del día, je je.

En fin, que a mi me encantó… aunque tras una ardua discusión con mis acompañantes yo sigo en mis trece. La peli tiene un fallo!! Ya lo discutiré con el resto.

2 thoughts on “DÉJÀ VU

  1. ejem ejem.
    Lo primero: lo bueno no es ir a verla con la mente virgen. Lo bueno es NO ir a verla.
    Lo segundo: voy a reservar mis comentarios para no jodérsela aún más a los que quieran verla.
    Lo tercero: solo voy a hacer un comentario sobre la peli: Es una mieeeerda, por eso no hablan de ella. Estan los 9 primeros minutos de la peli sin decir ni una sola palabra!!! Dios que odio!!!!

  2. no la he visto pero dan ganas de ir a verla solo para descubrir el fallo,ayer 10/12 en cuarto milenio hablaron del fenómeno que produce el cerebro,yo ya habia oido hablar de él y a mi me ha pasado que recuerde una vez y es una sensación extraña ciertamente. asi que a mi lista larga de pelis por ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.